Seguidores

jueves, 19 de marzo de 2015

Elecciones 2015: Candidatos a las elecciones de las aves ¿sería una buena candidata la pícara Urraca (Pica pica)?



Estamos en pleno año electoral 2015, con un sinfín de candidatos, propuestas, ilusiones y  esperanzas, seguramente salga quién salga elegido, los resultados reales serán más o menos parecidos  a la misma línea de la que actualmente llevamos… todo esto me hace pensar qué especie de aves, de las que normalmente vemos, podrían presentarse a unas hipotéticas elecciones...

Con alguna garantía se podrían presentar:



- La “sociable” golondrina (Hirundo daurica) sería mi preferida, por la paz que transmite, por su dedicación a la familia, por adaptarse a la vida actual, por viajar cada año y regresar con nosotros cada primavera, sabiendo convivir perfectamente con las personas con un respeto mutuo.


- Por el partido “verde/ecologista” el Martín Pescador (Alcedo atthis), ya que es un claro ejemplo de la limpieza del entorno y de una calidad ecológica alta por las aguas y riberas por donde habita.


- Podría presentarse el “guaperas” Jilguero (Carduelis carduelis), por saber amoldarse a las necesidades en tiempos difíciles. Ser gregario y migrar parcialmente cuando las condiciones atmosféricas o de alimento lo requiere o por su vuelo ondulante, pareciendo que danzan con el viento


- La “coletas” Garza real (Ardea cinérea), por saber espera el tiempo que haga falta en la orilla del río el momento oportuno para echar su punzante pico para agarrar a su presa y alimentarse


- El “barbudo” Búho real (Bubo bubo), por vuelo potente y directo, alternando con frecuentes planeos, todo según convenga… o por su ulular sonoro a larga distancia, indicando siempre su presencia aunque de difícil ver.


- El “cuco” (Cuculus canorus) muy habitual en estos tiempos que corren, por saber aprovecharse del trabajo de otros… por su faceta de poner sus huevos en el nido de otras aves para que se los críen sin esfuerzo alguno.


- El "Rojo" roquero rojo (Monticola saxatilis) por amoldarse a vivir entre pedregales y “morgoños” de piedras, buscando su sustento insectívoro desde su atalaya.


- La “punkie” cogujada (galerida cristata), por su correrías por el suelo, asustadizo y de traje pálido, pero de vuelo parecido a una ondulante y pesada mariposa, amoldándose también a las cercanías de la vida urbana para asegurar su supervivencia.


- Por el “conservador” Quebrantahuesos (Gypaetus barbatus), por intentar que cambien lo menos posible su entorno y tranquilidad, por intentar toda su vida proteger sus valores de libertad en plena naturaleza.

- El “progresista” Halcón (Falco peregrinus) , por su inclusión en las ciudades y saber vivir junto a los humanos en las grandes urbes… por amoldarse a los cambios que se han ido produciendo año tras año.


- El “protector” la Cigüeña (ciconia ciconia), por su incansable y esmerado cuidado familiar, por permanecer con sus pequeños todo el tiempo que están en el nido, pase lo que pase, aún sacrificando su propia vida en ello.


- El “paciente” Ratonero (Buteo buteo), por saber esperar y esperar, horas eternas, a que salga aún ratón o topillo para alimentarse, cómo si el resto del mundo no les importara en absoluto.


- El "inquieto" chochín (Troglodytes troglodytes) por su hiperactividad, por saber conservar su delicado calor corporal, por saber sus limitaciones y ser claro ejemplo de vivir con las limitadas condiciones físicas que la naturaleza les ha dotado.


- La “viajera” Águila culebrera (Circaetus gallicus) por su belleza, por su blancura y sus marcas de guerra en forma de salpicaduras, por su vuelo lento y capaz de amoldar su vuelo a calmados planeos o incluso cernirse o pararse para observar sus zigzagueantes presas en el suelo. Por saber vivir perfectamente en cada parte del mundo por donde viaja


- El “gregario” buitre leonado (Gyps fulvus), por saber que la unión hace la fuerza y saber sobrevivir aunque el alimento escasee.


- El “trabajador” pájaro moscón (Remiz pendulinus), por su incansable construcción de nidos cada año utilizando los materiales más diversos en ocasiones


- El “pueblerino” colirrojo (Phoenicurus ochruros) por aguantar lo impensable incluso cuando se quedan los pueblos abandonados.


- El de la "farándula" el Ruiseñor (Luscinia megarbynchos) por su melodioso canto que cada primavera y verano nos alegran el día ¡viva la vida! Sería su lema



- El “cercano” gorrión (Passer domestucus) no concebimos la vida natural sin su presencia, sea en la ciudad, en el pueblo, en jardines o campos. Es sin duda el pájaro más cercano a nosotros

- … así se podría nombrar mil candidatos y cada uno de ellos sería un claro ejemplo para nosotros, al igual que sería exponente claro para el resto de los animales.




Lo que sé que ninguno repararía en las “malvadas” picarazas, las urracas (Pica pica), ni en los temidos Cuervos (Corvus corax)o cualquier otro córvido que desde siempre han sido perseguidos por la especie humana por su malicia, mal augurio o tenebrosidad.

Fuera de lo pueda parecer, los córvidos, son una de las especies más lista y astutas que existen. Su cerebro es algo superior al de otras aves lo que le proporciona un nivel de adaptación mayor a cualquier imprevisto, valorando en cada momento lo que la vida le va reparando, pudiendo afrontar nuevos retos, ingeniarse para alimentarse y, por lo tanto, pudiendo llevar una vida más sosegada que las especies con menos masa cerebral.


Es muy solidario con sus congéneres, advirtiéndoles de los peligros que detectan en ruidosas “conversaciones”. También se juntan en camicaces escuadrones para echar de su zona a rapaces o acosan a cualquier depredador que van por el suelo.


Pero también son capaces de hacer pactos de no agresión en caso de necesidad, por un bien común. Así, graznaran  y no pararán de revolotear, para hacerse visibles, cuando detectan un animal muerto en el suelo. De esta manera, las carroñeras y alimañas les podrán rasgar la dura piel e incluso trocear la carne para poder luego alimentarse. Suelen ser los primeros animales que llegan a un cadáver y, claro está, después de comerse los órganos tiernos,  les costaría un mundo hacer un agujero en la piel.
Su cerebro es tal, que enseñándolos desde pequeños, pueden llegar a imitar a la voz humana, también son capaces de diferenciar a las personas conocidas.

Por lo tanto, este desarrollado cerebro les ayuda a vivir mejor en la naturaleza y amoldarse en cada momento con su entorno. Gracias a esta disminución de carga emocional y su vida menos estresante le proporciona una esperanza de vida mayor.


Normalmente en esta vida hay que tener una visión más amplia para poder vivir mejor, siempre nos venden un físico o un comportamiento en particular, algo especial, que les hace único, pero que en el fondo son limitados, genios en algo, débiles con el resto, los animales, o personas, que normalmente se adaptan al medio o las situaciones que se van presentando pasan más desapercibidas, y quizás, nunca sean reconocidas para ser representativas de nada, pero en el fondo son las más listas de todas y suelen vivir mejor y con más tranquilidad.

No hay comentarios: