Seguidores

lunes, 27 de agosto de 2012

La alimentación del Abejaruco (Merops apiaster)

Una pequeña reseña del abejaruco (Merops apiaster) para completar la entrada anterior:


Las abejas, avispas, abejorros, libélulas, mariposas y grandes insectos son la dieta principal de los abejarucos. Su “táctica” de captura está basada en la vigilancia minuciosa desde su deseada atalaya o punto caza, pudiendo ser una rama seca de un árbol, ramas desprovistas de hojas, alambrada, cable del tendido eléctrico o cualquier punto elevado.

Su buena vista le proporciona detectar el vuelo de los insectos incluso a más de 20 metros. En un fugaz vuelo lo atrapará con su poderoso pico ligeramente curvado a modo de larga pinza de cocina.

Una vez capturado volverá a su punto de observación donde procederá a “cocinarlo” y comérselo; apretándolo con su pico y golpeando repetidamente contra el material donde esta aposentado, sea cable, rama, o roca, hará que el aguijón se le desprenda y la mayor parte del veneno que lleve. Una vez “aliñado” lo irá girando, sin soltarlo, hasta que quede perfectamente acoplado en la misma dirección del pico, para terminar con un movimiento de cabeza hacia arriba que hace facilitar su ingestión (como puede verse en la foto)

Algunos estudios señalan que los abejarucos son inmunes al veneno de las abejas, aunque otros señalan que toleran bien el veneno siempre que no sea una ingestión desmesurada; El hecho de golpearlos para reducir el venero y extraer el aguijón puede ser indicativo de lo reseñado en segundo lugar.

Todo el alimento que no pueden digerir es expulsado en forma de pequeñas egagrópilas de color negruzco.

En el siguiente enlace podréis observarlos un poco más de cerca:

jueves, 23 de agosto de 2012

El abejaruco: ave de temporada por Embún

 
El abejaruco no es una ave característica de Embún, su presencia no pasa del periodo de alimentación antes de su regreso a tierras africanas donde pasará el invierno.
Aunque durante el mes de Julio se pueden observar, los grandes bandos llegan en el mes de agosto, una vez que los pollos ya vuelan en sus tierras de cría más bajas, y desaparecen a finales de mes o primerísimos días de septiembre. 
 


Esfinge colibrí (Macroglossum stellatarum).
Uno de los insectos que más me impresionan por su nerviosismo, inquietud, rápidez de vuelo y su increible "trompa" llamada probóscide. Esta largísima lenguecilla le proporciona un útil utensilio  para alcanzar el néctar que se encuentra en el fondo de las corolas florales, en este caso del espliego.


Lagartija rabilarga (Psammodremus algirus)
Fotos muy significativas del calor que estamos pasando en este mes de agosto. Este tipo de lagartija se suele echar encima de una roca para regular la temperatura corporal del cuerpo (especialmente en las primeras horas del día). Al "expandir" toda la anchura de su cuerpo sobre la superficie nos da siempre sensación como si estuviera embarazada, este sistema le proporciona un mayor contacto con la piedra o la superficie donde está tumbada. Hoy puede verse que ha sustituido la "ardiente" piedra por el "fresco" musgo, aunque su color indique que no dispone ya mucha humedad.


 
Un toque de color: El espliego


Recomiendo ver este fenomenal video, donde seguro nadie se quedará indiferente y más de uno se concienciará a la hora de reciclar su basura de manera que no "contamine" la naturaleza y haga peligrar el bienestar de nuestras aves

Pincha encima del enlace para acceder:
http://www.midwayfilm.com