Seguidores

jueves, 11 de agosto de 2011

Un pequeño baño con la rana común y la culebra viperina

Las ranas son especies de animales que no poseen cola, este grupo de anfibios se denomina “anuros”. Tenga o no cola lo que más nos llama la atención de estas especies son sus poderosas patas traseras que les posibilita realizar grandes saltos. Posee unos huesecillos en los tobillos muy flexibles que les permite realizar un gran impulso de salto. Su piel risa los diferencia de los sapos, muy parecidos pero que poseen un aspecto rugoso, áspero y por lo general de tamaño muy superior al de las ranas.
Esta rana común (rana perezi) es muy común y su coloración varía del verde al pardo, según puede verse en estas fotos. También se le distingue sus saltones ojos y su redondo tímpano. Otro rasgo característico de esta especie es su hocico puntiagudo. Se alimenta de pequeños peces, renacuajos, insectos, arañas, lombrices e incluso babosas.
De canto fuerte y de croar conocido, llegando en ocasiones a protagonizar incesantes coros con sus compañeras, especialmente de noche, aunque también es posible escucharlas de día.
Un dicho pupular:
Ranas muy cantoras, serenas auroras
Presente en todo nuestro territorio, aunque cuando ascendemos de los 1.100 metros de altitud su población disminuye de forma proporcional.
Otro acompañante de estos terrenos húmedos son estas culebras viperinas (Natrix maura) siendo depredador de ellas, así como de pequeños peces, invertebrados y cualquier otro anfibio que se le ponga a su alcance.
A pesar de su aspecto es totalmente inofensiva, su nombre le viene por su aspecto parecido a las víboras: cabeza que se asemeja en la distancia a la triangular de éstas y su llamativo dibujo en el lomo en zig-zag. Esta culebra de tamaño pequeño se aletarga “inverna” entre los meses de noviembre a mayo, aunque puede “madrugar” si las condiciones caloríficas son adecuadas.
Al igual que las ranas comunes su límite superior pudiera rondar los 1200 metros de altitud.
Una nube llena de angelitosmil deseos para pedir!
No podía falta un pájaro… la “cardelina moñuda” o el “Ferrero de crencha” más conocido como herrerillo capuchino (Parus cristatus)
Una adivinanza más bien fácil, aunque tenga la foto un pequeño efecto… ¿de qué pajarillo se trata? ¿qué está comiendo?

2 comentarios:

teca dijo...

Que beleza a natureza ao redor! Quantos animais podemos observar!
Que pássaro bonito e de diferente plumagem... um encanto!
Aquele "angelito" me lembra a minha infância... eu encontrava um e queria logo assoprar... :))
Uma delícia visitar pelo seu blog.
Um beijo muito carinhoso.

jarnaco dijo...

Gracias Teca,
La naturaleza es bella desde el insignificante insecto hasta el mayor de los mamiferos, desde el incipiente brote de una hoja hasta el descomunal porte de un gran árbol... Al igual que es bella cada una de tus visitas y cada uno de tus comentarios que me llenan de ánimo.
Gracias nuevamente, otro beso cariñoso para tí