Seguidores

lunes, 8 de noviembre de 2010

Cantar, croar… y mal gusto

Uno de los principales elementos de los que nos servimos los humanos para la articulación de las palabras son las cuerdas vocales. Muchas personas nos preguntamos ¿y en las aves? ¿También poseen estas cuerdas? ¿Cómo son capaces de emitir sus agradables melodías?Podría decirse que en las aves los nervios hipoglosos realiza esta función, al actuar sobre el conjunto del órgano del canto: la siringe, situada en la unión de los bronquios y de la tráquea.
En el dibujo de F. y M.E. Nottebohm, j. Comp, Physiol,, 108, de 1976 puede verse claramente la disposición de ambos nervios hipoglosos y su disposición, uno en cada hemisferio. Los resultados de los estudios realizados por estos científicos reflejaron que en las aves el hemisferio derecho controla prácticamente la totalidad de la articulación y vocalización del canto. Los resultados fueron iguales en todas las aves estudiadas. Así cuando activaba el lado izquierdo el ave se queda prácticamente áfona, y sin embargo al activar su lado derecho el canto no sufría ninguna alteración.
Como hemos dicho la siringe es su órgano vocal. Lo hace resonar el aire que pasa con fuerza por sus pasos membranosos. Este órgano también controla el tono por medio del cambio de tensión de las membranas. El volumen del canto está directamente relacionado con la intensidad de aire que desea exhalar.
El petirrojo (Erithacus rubecula) es capaz de emitir canturreos muy complejo, pero en la mayoría de los casos para darse a conocer, su canto, no es más largo que el de otras aves de cantos simples. Motivo por lo que se cree que en su caso la forma de la “palabra” es menos importante que la “sintaxis” y significado. Supongo que dirá “para qué “irse por las ramas” si soy una “persona” de pocas palabras”. Hay que decir en su defensa que esto no quita para que de vez en cuando podamos disfrutar de su melodioso canto.
Este pequeño sapo recibe el nombre de partero por la especial conducta que realiza el macho en la época reproductora. Lleva “a cuestas” sobre sus patas posteriores el conjunto de huevos fertilizados. Durante las posteriores 8 semanal, al enrollamiento de los huevos, permanecerá en zonas húmedas para evitar que se resequen. Después los renacuajos se liberarán en charcas.
Este sapillo de apenas 5cm es de costumbres nocturnas, así que las horas diurnas las pasas agazapado debajo de piedras o troncos. Su alimentación es a base de insectos, arañas, lombrices o babosas.
Foto “macro” realizada a media montaña en la Sierra de Guara, zona de Vadiello. Ejemplar encontrado muerto en un lugar con bastante humedad.
Las ranas comunes son de un tamaño muy superior a estos sapillos, llegando a los 9cm en la mayoría de ejemplares. Su alimentación es muy similar, a base de insectos y otros invertebrados, aunque también son capaces de devorar renacuajos o incluso pequeños peces.
Esta rana es de Lacorvilla (Cinco Villas. Zaragoza), fotografiada en la recolección de datos/citas/fotografías para la charla de aves en la Semana Cultural de agosto 2010 (agradecer a todos los corvillanos y corvillanas lo genial que se portaron conmigo).
Las ranas ponen cientos de huevos, pero no todos llegan a nacer, ya que muchos de ellos se los comen otros animales. Hay algunas especies que pueden llegar a poner cerca de los 25.000 huevos.
¿Es verdad que pueden llegar a llover ranas?...
Pues aunque pueda parecer lo contrario no es un fenómeno extraño, aunque sí bastante inusual. Entresaco del archivo esta noticia publicada en eitb.com en julio de 2010 en la cual textualmente decía:
“Lluvia de ranas, en Hungría. Una lluvia de ranas ha sorprendido hoy a los vecinos de la localidad de Rákóczifalva, a 100 kilómetros al este de Budapest, según informa la prensa local."Cuando vi que mi paraguas se llenaba de ranas, me asusté mucho", ha dicho un habitante de la aldea, mientras que otros han relatado que habían visto "muchísimos" de estos animales."No me gustan estas criaturas, así que busqué amparo corriendo, en una estación de autobús. Nunca he visto algo semejante", han asegurado otros testigos de este fenómeno poco común. Según los expertos, cuando se forman nubes cumulonimbos, que provocan fuertes lluvias y los aires calientes ascienden, algunos objetos como pequeñas plantas o animales, como ranas, arañas o peces, pueden ser elevados a las nubes, que posteriormente se "descargan" en forma de lluvias y tempestades”
El refrán nos cuenta…. “Ranas muy cantoras, serenas auroras”
El cariño no está reñido con el tamaño. Aquí tenemos a una pareja de Graphosoma lineatum. Nos puede extrañar su comportamiento tranquilo ante cualquier posible ataque de los depredadores. El caso es que su colorido traje nos indica que es una animalillo que esconde alguna "arma" oculta, y en efecto así es. Su desagradable sabor y la eyaculación de una sustancia ácida lo hace ser un alimento repelente ante cualquier cazador. El conocimiento de estos riesgos por parte de sus enemigos es producto de la experiencia, por lo que también sufren numerosas bajas y es lógico pensar que han preferido antes una protección de la especie que una medida de protección del individuo.
Estrofa del cuento de Hans Christian Andersen EL AVE DE LA CANCION POPULAR: "Pero encima de ellas, al último acorde del arpa, levantó el vuelo, como si del arpa saliera, un pajarillo, un bellísimo pájaro cantor, cuyo trino sonaba como el del tordo, pero conteniendo a la vez el latido del corazón humano y la nota de la tierra patria, tal como la oye el ave de paso. El pajarillo se echó a volar por sobre montes y valles, campos y bosques. Era el pájaro de la canción popular, que nunca muere.
Nosotros oímos su canto, lo oímos ahora, aquí en la habitación, en una velada de invierno, mientras afuera revolotea el blanco enjambre, y la tempestad descarga sus violentas ráfagas. El pájaro no sólo nos canta las gestas gloriosas del héroe, sino también dulces melodías amorosas, ricas y abundantes, sobre la lealtad nórdica. Sabe cuentos en palabras y en notas; sabe proverbios y refranes que, puestos como runas debajo de la lengua del muerto, le hacen hablar de tal modo, que uno viene a conocer su patria, la patria del ave de la canción popular"

No hay comentarios: