Seguidores

martes, 30 de noviembre de 2010

El herrerillo intuye... El cuervo roba... La gaviota huye...

“Cuando el herrerillo canta, agua lleva en la garganta”
En estos días de frío, estos diminutos pájaros, van locos en busca de alimento: pequeñas semillas, bayas y tiernos brotes son su manjar invernal. Son nerviosos por naturaleza, lo que les hace ser muy inquietos: picotean aquí, picotean allá, revolotean por un lado revolotean por el otro. Parecen intuir la llegada del frío polar y saber que tienen la imperiosa necesidad de recargar su cuerpo con el mayor valor energético posible para asegurarles la supervivencia.
Quizás lo más llamativo de ellos sea, además de su precioso colorido, su habilidad equilibrista, capaces de adoptar entre las ramas las posturas más inverosímiles que uno pueda imaginar.
También es muy típico su suave y penetrante piar, se asemeja en la distancia a los golpecitos que realizaban los martillos en los yunques de los herreros, motivo por el cual en algunos sitios se les llama también “herreritos” o “pequeños herreros”
Cría cuervos y te sacarán los ojos”
Todo lo de “llamativo” que tiene el plumaje el herrerillo, lo tiene de “simple” el cuervo: negro uniforme, muy oscuro y con reflejo azulado.
Este plumaje tan simple y peculiar le ha llevado a cargar con muchas habladurías. Sí esto fuera poco, estas habladurías, están cargadas con un desmesurado odio mundano, del que no ha podido desprenderse del mito de ser un ave de “mal agüero”.
Dichos como el de que “la sola presencia en las cercanías de la casa indicaba que se aproximaba la muerte de un familiar de la misma” eran leyendas comunes que corrían de boca en boca.
Parece ser que el refrán de “cría cuervos y te sacarán los ojos” viene de una anécdota de una jornada de cacería en tiempos medievales. Cuentan que el transcurro de dicha cacería Álvaro de Luna se encontró con un pobre mendigo con dos cicatrices en los ojos que le impresionó profundamente. Al preguntarle que le había pasado, el mendigo respondió “he criado un cuervo pequeño durante tres años con mucho cariño… El cuervo se fue haciendo cada vez más grande… Hasta que un día que le estaba dando de comer saltó a mis ojos y fue imposible detenerle, quedé ciego”. Después de esto socorrió al mendigo y les dijo a sus compañeros de cacería “criad cuervos para que luego os saquen los ojos”
También puede ser por el hecho de que sean los córvidos las primeras aves en llegar a cualquier cadáver. Empezando a comer por las partes más tiernas, ya que no tienen ninguna “herramienta” en su cuerpo para rasgar la piel del animal; así que empiezan principalmente por los ojos.
Los reflejos de sus plumajes delatan a las carroñeras su presencia y la de su deseada comida.
Fuera de lo que pueda parecer, es un pájaro muy inteligente. Considerado tremendamente oportunista, alimentándose casi de todo lo que tiene a “mano”. Es un perfecto ladrón de nidos, aprovechando cualquier descuido para apoderarse de los huevos de sus vecinos. Aunque no sólo puede llevarse huevos, también “arrampla” con residuos o cualquier alimento.
Para terminar una fábula “Noé envió ambas aves en busca de tierra seca. El cuervo no regresó al encontrar abundante comida, mientras que la paloma trajo esperanza. Esta fábula muestra al cuervo como la sabiduría y la paloma como el conocimiento”
Gaviotas frioleras
Pues es verdad, aunque pueda indicar lo contrario, las Gaviotas por nuestra tierra nos indican bajas temperaturas. Ya cada vez se ven con más asiduidad por estas fechas invernales. Estas gaviotas son las más continentales de su familia.
Aunque suelen formar grupos relativamente numerosos, por estos lugares su presencia es mínima, aunque como hemos dicho, no es extraña.
Se alimentan de insectos, gusanos y semillas en las orillas de los ríos y en los campos de cultivo.
Aunque toleran bien al hombre, que le suministra desperdicios en los basureros, restos orgánicos, cultivos…, huye de las grandes poblaciones, por lo que cada vez se aleja más de las costas y lagunas en busca de lugares más tranquilos.

No hay comentarios: