Seguidores

viernes, 29 de octubre de 2010

¿También enferman las aves?

Esta semana estoy pasando un proceso gripal con todo lo que ello conlleva. Todo esto me ha llevado a pensar qué enfermedades sufren nuestros pájaros y si hay alguna señal visible que pueda denotar esos malestares.
Supongo qué a más de uno le dolerá la cabeza cuando termine de leer esta entrada y seguramente nadie la terminará ni siquiera de ojear…. Pero por lo menos puede servir de pequeño archivo básico de las enfermedades más comunes que pueden sufrir nuestras aves silvestres.
Aunque pueda parecer lo contrario, las aves padecen numerosas enfermedades. Muchas de ellas están relacionadas directamente con la falta de una alimentación adecuada o por carecer de ella. Por tal motivo, una buena alimentación garantizará que nuestras aves posean más anticuerpos o sean más fuertes ante cualquier virus externo/interno.
Parece extraño que a pesar de todo esto aún pasen hambre nuestras grandes carroñeras.
Entre las enfermedades más comunes de nuestras aves se encuentran:
Abscesos:
Son todas aquellas sustancias malignas que se producen en el ave por motivos de procesos inflamatorios. Son muy visibles en las patas, una especie de llagas abultadas en forma de berrugas. Los fingílidos suelen ser algo propensos a este tipo de mal, especialmente los Pinzones vulgares.
Acariasis desplumante: Es provocado por un ácaro que penetra por los cañones de las plumas y termina por destruirla. Le faltará plumaje en alguna zona y sufrirá “picazón”.
Acariasis respiratoria: También producida por ácaros, que penetran en los pulmones. Tendrán aspecto de cansado, falta de respiración pausada. Normalmente con el pico abierto y su plumaje alborotado.
Anemia: causada por una mala alimentación y pésimas higiene. También contribuye el exceso de humedad. Su aspecto será debilidad, sin apetito y parecer somnoriento.
Artritis: o inflamación de las articulaciones. Normalmente producida por un traumatismo o una enfermedad mal curada. Se observarán con vuelos erráticos o movimientos torpones.
Aspergilosis: enfermedad de índole parasitario, producido por un hongo de la familia de los Aspergillus. Ocasionado al ingerir alimento en mal estado. Diarreas, falta de apetito (es una enfermedad más típica de aves de corral)
Avitaminosis: Producido por la falta total de vitaminas. Produciendo un debilitamiento general.
Bronquitis: o inflamación de los bronquios, normalmente producida por una enfermedad mal curada. Respiración dificultosa y plumaje erizado.
Brucelosis: o fiebres Malta. Ocasiona fiebres, somnolencia, falta de apetito.
Candidosis: Producida por un hongo microscópico que se aloja en la boca o en el esófago.
Cloaquitis: enfermedad más tipicas de las hembras. Es la inflamación de la cloaca a consecuencia de una mala alimentación o de estar en mal estado. Este mal les imposibilita defecar con asiduidad.
Deshidratación: ocasionada por la falta de líquidos en el organismo. Producida por una enfermedad mal curada o por la falta de agua. Pico abierto, plumaje erizado, apatía…
Difterio-viruela: una de las enfermedades más graves. Los síntomas son de dificultad respiratoria, pérdida del apetito, inflamación de los ojos. Pasado estos indicios se le formaran unas placas blanquecinas alrededor del pico y en el peor de los casos morirá a los 4-5 días.
Disentería: Producida por una mala alimentación, una elevada temperatura o mucha humedad o unos cambios bruscos de temperatura. Causará diarreas, ano inflamado y pérdida del apetito.
Enteritis: es la inflamación del intestino causada por la acción de un parásito.
Espiropterosis: causada por unos parásitos que se instalan en el intestino y el estómago.
Estafilococosis: Es una enfermedad causada por una bacteria, produciendo poca esperanza de vida para el ave.
Favo: enfermedad parasitaria causada por un hongo. Suelen presentar unas manchitas blanquecinas alrededor del ojo. Es más común en aves de corral.
Garrapatas: Son unos ácaros que viven en los cuerpos de los mamíferos, aunque también suelen presetarse en los pájaros.
Gastritis: Producida por la inflamación de las mucosas del estómago. Normalmente producida para la ingestión de alimentos en mal estado.
Hepatitis: Es la inflamación del hígado, seguramente por una mala alimentación o enfermedades contagiosas. La falta de alimento y la falta de movilidad nos harán dar una pequeña pista de su enfermedad.
Hiperqueratosis: Es la presencia de escamas en las patas, más normal en las aves adultas o viejas. Por mala alimentación o poca higiene.
Hipovitaminosis: Proceso producido por la falta de vitaminas en el cuerpo, normalmente causada por una alimentación adecuada o de carencia de vitaminas.
Insolación: Producido por una prolongada exposición al sol.
Meteorismo: acumulación importante de gas en el estómago o el intestino, produción por una mala alimentación
Necrosis: Es la muerte de un conjunto de células
Nefritis: Es una afección de los riñones, es una enfermedad muy común en las aves de jaula. También la ocasiona una mala alimentación.
Ornitosis-psitacosis: Enfermedad infecciosa que ataca a todas las aves en general. Los escrementos y el goteo nasal y ocular serán sus indicios más comunes.
Ovaritis: Es la inflamación del ovario.
Pericarditis: es la inflamación de la envoltura del corazón. Es bastante común en los periquitos y aves similares.
Peritonitis: Es la inflamación de la membrana que envuelve la capacidad abdominal.
Peste aviar: Tipicamente es una enfermedad de corral. Es una enfermedad que presenta un periodo de incubación y luego se manifiesta de forma aguda. Presentaran apatía, falta de apetito, somnolencia, ojos inflamados y diarreas.
Raquitismo: causada por una mala alimentación o la carencia de reservas de calcio o vitamina D en el alimento. Afecta a los huesos y por lo tanto a la deformación del esqueleto.
Septicemia: Es una enfermedad de carácter infeccioso causada por determinados agentes patógenos que se instalan en la sangre. Pérdida importante de peso, plumaje erizado.
Uremia: intoxicación producida en la sangre por causa de difunciones renales.Producida por cambios bruscos de temperatura, pérdida de alimento, cambios bruscos de temperatura…
Nota: al no ser ni entendido en el tema, ni mucho menos tener conocimientos veterinarios, me he tomado la modestia de tomar "prestado" estas notas de Walter Ross & Rosa Balaguer.
Ojala por lo menos hayan sido interesantes las fotos de la abubilla, el ruiseñor común, el buitre leonado y el cormorán

No hay comentarios: