Seguidores

lunes, 25 de octubre de 2010

La canturrona Totovía... también llamada alondra totovía

La totovía (Lullula arborea) en una de las alondras más pequeñas y bonitas. En la foto se puede contemplar su espectacular porte. Prefiere los terrenos arenosos con bosquetes abiertos. Los árboles dispersos le proporcionan al macho un lugar ideal para realizar sus cantos.
La distinguiremos por su contrastado salpicado y por su remarcada ceja que se junta en la nuca. Se alimenta de pequeñas semillas en el suelo y de insectos. Cuando está en el suelo pasa bastante desapercibida al camuflarse perfectamente en su entorno. En muchas ocasiones no levanta el vuelo hasta que no estamos a escasos metros.
Es un ave muy canturrona en vuelo, cuando asciende parece como si fuera diciendo “subir subir subir” después de permanecer un rato en lo alto catando desciende de manera veloz y cambia de sonido pareciendo que dice “bajar, bajar, bajar”
Los machos suelen cantar desde lo alto sobrevolando la zona de nidificación. Los vuelos suelen ser ondulantes y bastante amplios.
Hay un pequeño cuento popular que hace referencia a este pequeño pajarillo y a su peculiar canto, el cual dice:
“Había una vez una familia de totovías que paseaban por un bosquete tranquilamente mientras los padres les iban contando a los pequeños todas las precauciones y beneficios que la naturaleza les podía porporcionar. Al llegar a una curva del camino vieron a un niño acercarse en dirección suya, solo verlo la madre saltó al vuelo y gritó... “no me fío, no me fío” (sonido que también parece que emiten cuando estas aves levantan el vuelo.. al igual que subir, subir, subir..). Al regresar la madre al lado de los pequeñajos éstos le preguntaron: madre, ¿por que cantabas eso?, a lo que la madre contestó: “mira hijo, cuando un niño se acerca, se para y se agacha es seguro que es para coger una piedra y tirárnosla para intentar darnos un “peñazo”. Entonces dice unos de los pequeñines ¿y si la piedra la lleva en el bolsillo?”
Es un pájaro que puede verse todo el año, aunque muchos ejemplares en la época invernal suelen desplazarse al Sur o el Este. Por lo que podemos deducir que prefiere zonas más templadas, evitando condiciones extremadamente humedas y áridas. En Aragón prefiere los terrenos que van desde los 600 a los 1.200 metros de altitud, desechando, salvo excepciones, niveles más altos.
Luna lunera...
"Me escriben con cuatro letras,
significo claridad,
si me quitan una letra
una queda y nada más"

"Una dama galana y hermosa
con doce galanes se sienta a la mesa.
El uno la toma y el otro la deja,
se casa con todos y no es deshonesta"

2 comentarios:

Conchita dijo...

Preciosa TU LUNA....
Bsos.

jarnaco dijo...

Muchas gracias Conchita,
Ya ves algunos tenéis luz propia, otros sin embargo somos astros que sólo lucimos cuando la luz se refleja...
Besos