Seguidores

domingo, 14 de marzo de 2010

Por aquí… ni te acerques. ¿quién ataca a quién?

Con el inicio del mes de marzo ha empezado el periodo de apareamiento de la mayoría de las especies. Muy por delante de todos está nuestro querido Quebrantahuesos (Gypaetus barbatus) que por estas fechas ya van terminando con el periodo incubador y empiezan a eclosionar los huevos.
Por estas fechas empiezan a formalizarse las parejas, así como a defender sus lugares propicios donde realizarán la puesta. En la mayoría de rapaces los lugares de nidificación van asociados a su territorio de caza y por lo tanto esa amplia zona de terreno lo defienden “ferozmente” ante cualquier intruso que intente acercarse.
Normalmente ambos miembros de la pareja suelen defender su territorio, aunque es el macho el que se muestra mucho más activo, especialmente en el periodo que precede a la puesta.
A pesar de la defensa férrea a la que es sometida los intrusos, en muchos casos, sólo sirve para ahuyentarlos de las proximidades del nido y para malvivir en un territorio compartido de caza.
La secuencia de las fotos son un claro ejemplo del poder territorial del Halcón peregrino (Falco peregrinus), al cual no le intimida la presencia de una rapaz mucho mayor que él. Como puede verse el Busardo ratonero salió “trasquilado” por la osadía de pasar por las cercanías del lugar donde realizará próximamente la puesta el peregrino.
Las largas y estrechas alas puntiagudas de este Halcón le hacen poderosa en vuelo. Suele atrapar a sus presas por detrás, dándoles un fuerte golpe en la cabeza. Su dieta está compuesta principalmente de aves del tamaño de una paloma, córvidos, zorzales, anátidas…
A pesar de su fama de buen cazador, también hierra en muchas ocasiones, pero es tal su insistencia que termina por saciar pronto su apetito.
Debido a que su dieta está directamente relacionada con las aves de su territorio, podemos decir, que es un factor determinante a la hora de determinar la salubridad del mismo. Un alto contenido en pesticidas, por ejemplo, acarrearía el incremento gradual de esa sustancia en el Halcón, por la ingesta de las aves de la región, produciendo si duda alguna la mala fertilidad de los huevos o su muerte en el peor de los casos.
Terminamos con la secuencia entera de la lucha fraticida por conservar el territorio:
Un busardo ratonero (Buteo buteo) pasa por las proximidades de la zona de cría de un Halcón peregrino (Falco peregrinus).
El halcón percibe la presencia del ratonero y observa detenidamente sus movimientos
Viendo amenazado su territorio decide repeler la molesta intromisión. Se lanza velózmente al vuelo sin apartar con su "fura" mirada al intruso
Extiende sus largas y puntiaguadas alas para alcanzar pronto al ratonero
El ratonero al ver llegar velozmente al peregrino adopta posición de defensa, extandiendo sus patas para colocarlas entre él y su agresor.
Se produce el combate, donde el ave más grande decide huir ante la agresividad de su oponente. El Halcón peregrino regresa al lugar donde le espera la hembra.
Dos curiosidades: Parece ser que el nombre de peregrino le viene de su costumbre de que una vez terminado su periodo reproductor suele extender su territorio de campeo, desplazándose incluso a lugares muy lejanos al territorio de cría.
Se dice que no sabe construir nido, por lo que sólo hace un hueco en la fina arenilla del acantilado o del roquero donde pone sus 2-4 huevos, aunque en ocasiones coloca algunas finas ramillas (En ocasiones anida en viejas construcciones avandonadas)

5 comentarios:

lacuentra dijo...

Oh!...Vaya fotos y vaya escena!
Un abrazo

jarnaco dijo...

Gracias Laura.
Estos días es muy especial ver a los halcones ya que andan en plena faena de copulas y defendiendo sus lugares de cría. Además al ser la época donde son más escandalosos , con sus gritos y vuelos acrobáticos, su presencia no pasa para nada desapercibida.
A ver cuando nos vemos por Embún... espero que pronto.
Un beso y recuerdos a todos
José Luis

Pepe Nosela dijo...

Enhorabuena por las fotos!

Es un magnífico documental fotográfico del que aprender. Nosotros andamos en Zaragoza haciendo seguimiento de los que anidan en la ciudad.
Saludos pepenosela

Pepe Nosela dijo...

Enhorabuena por tus fotos.

Un magnífico documental gráfico del que algo he aprendido.
Yo ando haciendo seguimiento de halcones en Zaragoza, con otros muchos voluntarios.Este sábado hemos localizado mas de cuatro ejemplares.
Saludos pepenosela.

jarnaco dijo...

Muchas gracias Pepe, tanto por tus ánimos como por los datos aportados de nuestra ciudad, con esas 4 observaciones.
La secuencia es también de aquí de Zaragoza, concretamente de la zona de los Galachos de Juslibol.
Un saludo y nuevamente muchas gracias
José Luis Jarne