Seguidores

miércoles, 31 de marzo de 2010

Una pequeña cosa pendiente: La tortuga de Florida cada vez más extendida

El 15 de noviembre de 2009 se incluyó una entrada teniendo como protagonista a esta tortuga (Trachemys scripta). La entrada tenia como titulo "Dos amenazas llegadas de América: La Tortuga de Florida y el Cangrejo rojo americano ", En ella se quedó pendiente una foto más cercana a las tomadas en la Alfranca y que presidían dicho post. En esta foto realizada por los galachos de Juslibol puede observarse con detalle las características de su cabeza: posee unos ojos claros que casi quedan desdibujados con las llamativas listas amarillas del cuello y su gran banda roja detrás de los ojos que le recorre la nuca.
También puede intuirse las grandes placas que componen su caparazón ensanchado que le proporciona una perfecta coraza protectora (tienen 60 placas óseas de gran dureza)
Es increíble como esta especie ha ido extendiéndose por nuestra comunidad acuática, especialmente en los estanques y galachos, siendo casi “normal” observarlas patrullando las badinas con eterna libertad. El Galápago europeo ha quedado recluido en pequeñas zonas, unido a su comportamiento tímido lo hace ahora poco más que un “intruso”

lunes, 29 de marzo de 2010

Jarnaco en FRONTERA AZUL 29/03/2010 Suplemento de Heraldo de Aragón

Hoy sale publicado en el fantástico suplemento Frontera Azul de Heraldo de Aragón una pequeña parte de la familia jarnacoblog (gracias a todos los visitantes que habéis entrado alguna vez en esta casa). No puedo más que agradecer “muy mucho” la confianza recibida por parte de su coordinadora María José Montesinos, haciendo extensivo el agradecimiento a todo su equipo. Mi alegría es doble, al poder disponer, desde la semana pasada, de la versión digital de este riguroso suplemento (es una sección visible en http://www.heraldo.es/ )
Copio textualmente el artículo ya que es ilegible en la foto:
La dieta de la curruca capirotada
La gran movilidad de las aves y su elevada temperatura corporal les lleva a un fuerte consumo de alimentos. Cuanto más pequeña es el ave, más importante es para ella mantener la reserva de calor. Por lo tanto, es más trascendental su necesidad alimenticia. Si una rapaz necesita comer por término medio un 25% de su peso para realizar sus funciones metabólicas, algunos pájaros pequeños necesitan casi su peso en alimento para garantizar su supervivencia. Por consiguiente, si el régimen alimenticio es el factor más importante en todas las especies, cuanto más variada sea su dieta más garantías tienen de poder nutrirse, al disponer así de otras alternativas en el caso de que falle alguna de las fuentes de comida. Hoy en día, la mayoría de las especies con una alimentación muy especializada se encuentran en claro declive, como puede ser el caso de nuestras carroñeras.
Nuestra protagonista de hoy, la curruca capirotada (Sylvia atricapilla) se ha adaptado a una dieta variada para garantizarse alimento durante todo el año. En la época reproductora se alimenta principalmente de insectos y larvas, especialmente en el periodo de ceba a los polluelos. Para ello su afilado pico el proporciona una perfecta herramienta. El resto del año consume semillas, bayas, frutas blandas y carnosas, aunque tampoco le desagrada la hierba, si bien no es un pájaro típico de suelo. Es más, raramente se le ve en él. Cuando baja, se desplaza a saltitos cortos.
Antes de sus desplazamientos migratorios, la dieta de la curruca capirotada pasa a ser casi exclusivamente de fruta y bayas porque, por su contenido en azúcar, le es muy fácil convertirla en reserva energética de grasa. Para atraparlas, su pico se convierte en unas pinzas de alta precisión. Una vez en el buche, la digestión de este tipo de alimento es muy rápida en su organismo, no pasando de los diez minutos.
Esta curruca está presente en todo Aragón y, aunque tenemos algunas poblaciones que permanecen con nosotros todo el año, es numeroso el grupo de las que nos visitan procedentes de países más fríos que el nuestro. Aparece ampliamente distribuida, pudiéndose encontrar en cualquier tipo de arboleda, sotos, páramos e incluso en los parques y jardines de los centros urbanos.
POR EL COLOR DE LA BOINA
El mejor rasgo para diferenciar a ambos miembros de la pareja es la observación del color de su capirote o ‘boina’, un elemento de su fisonomía que es de color negro en el macho y rojizo lumbroso en la hembra. El resto del cuerpo es de tonalidad apagada, casi grisácea, aunque la hembra tiende a ser más a pardusca. Es la única curruca que no posee blanco en la cola. La hembra de este pequeño pájaro, de escasos 14 centímetros,
Construye su nido en un lugar umbrío y a baja altura, a base de hierba seca y tapizado de fibras y pelos. Ambos adultos incubarán durante 15 días a los 5 huevos de la que consta la nidada. Este silbido está enmarcado dentro de las denominadas ‘aves cantoras’, siendo sus notas un gorjeo dulce y melodioso de ritmo ascendente.

domingo, 28 de marzo de 2010

La importancia del cortejo en las cigüeñas

Todas las especies de animales se reproducen al llegar a su edad sexual adecuada. En las aves es necesario el que la etapa reproductora del macho y de la hembra sea en la misma época del año para garantizar la fecundación de los huevos.
El cortejo implica el flirteo de ambos sexos para garantizar un reconocimiento mutuo y garantizar una unión parental adecuada. En los pájaros resulta especialmente importante ya que la preparación del cuerpo para las cópulas y la producción de huevos dependen de unas determinadas circunstancias, como puede ser la disponibilidad de un lugar adecuado para la realización del nido, así como de la elección de un territorio tranquilo. Por lo tanto, un cortejo adecuado, garantizará un éxito total en el apareamiento.
El aumento de la luminosidad diaria proporciona en las aves un mayor tiempo para la búsqueda de comida, lo que podría indicarnos el factor determinante para comprender que sea ésta la época adecuada para la cría de sus polluelos.
La gran importancia del galanteo radica en que determinadas hormonas (tanto masculinas, como femeninas) despiertan el impulso sexual según determinadas acciones o movimientos realizados en el galanteo, aumentando así la formación de óvulos o espermatozoides.
El post hace da un claro ejemplo de la importancia cortejo y de la implicación mutua que necesita la Cigüeña blanca (Ciconia ciconia). La ceremonia de “salutación” proporciona el reconocimiento de su pareja, así al movimiento de inclinar la cabeza hacia atrás hasta tocarse el dorso, y dirigiéndola después hacia delante y hacia el suelo mientras cascañea o traquetas fuertemente con el pico, será rápidamente respondida por su pareja copiándola de manera burlona. Terminando en muchos casos con una simetría admirable. Se puede decir que es muy llamativo este ruidoso traqueteo en esta época ya que por norma general es un ave tremendamente silenciosa durante el resto del año.
La secuencia completa de la "salutación" de esta ciconia seria la siguiente:
Levanta lentamente la cabeza desde su posición normal
El pico señala el cielo formando su cuerpo un perfecto ángulo recto
La inclinación de la cabeza es total hasta que toca su espalda señalando con el pico la zona trasera
Finalmente dirige su cabeza y pico hacia delante emitiendo su traqueteo característico
Después el otro adulto lo imita, siendo en muchos casos los movimientos totalmente acompasados
Hasta terminar ambos castañeando fuertemente los picos de forma ruidosa
Hay una adivinanza popular que hace referencia a este traqueteo:
"En alto vive,
en alto vuela,
en alto toca
la castañuela"
Según J.D Carthy se ha intentado unir una cigüeña blanca con una cigüeña negra, pero al disponer cada especie de un cortejo pre-nupcial tan diferente asegura que nunca llegarán a reconocerse mutuamente y por lo tanto nunca se llegará a producir de manera natural.
Las fotos corresponden al nido de la iglesia de Juslibol (8:30 AM)

viernes, 19 de marzo de 2010

Otros dos exponentes de la inminente llegada del buen tiempo: El Milano negro (Milvus migrans) y el Águila culebrera (Circaetus gallicus)

Estas dos especies también están dentro de las puramente estivales, y al contrario de lo que ocurre con el avión roquero, ningún ejemplar decide “aventurarse” a pasar el invierno con nosotros.
Los milanos negros llegan a principios de marzo y nidifican a lo largo de toda la comunidad con una altitud máxima de unos 1100 metros. Esta altitud es además el límite de la mayoría de las poblaciones urbanas, lo que le supone a esta rapaz una importante fuente alimenticia, al frecuentar basureros, depredar vertebrados, alimentarse de carroña y deshechos de las calles y carreteras. También esta ave frecuenta los cursos de los ríos en busca de presas muertas o moribundas que están cerca de la superficie, en estos casos sus picados son espectaculares hasta llegar a atrapar algún pez con sus garras (aunque suele errar en la mayoría de las ocasiones)
Es una de las primeras especies en emprender el viaje de regreso después de terminar la época reproductora. Algunos ejemplares ya se ven emigrar a mediados de julio, pero la gran mayoría permanece con nosotros hasta finales de septiembre y los tárdanos llegan hasta principios de octubre.
Suele criar en árboles altos de los sotos de los ríos o en pinares, aunque sus hábitos alimenticios están relacionados con el campo abierto. Suele poner de 2 a 3 huevos y en la mayoría de los casos el último huevo en eclosionar es rechazado por sus hermanos, terminando por perecer.
La presencia del águila culebrera en esta época del año le garantiza una fácil localización de lagartos y culebras, que son su principal base alimenticia. Sus presas son tragadas por la cabeza, viéndose en muchas ocasiones asomando la cola entre las mandíbulas de su ganchudo pico.
Al igual que el milano negro suele llegar a principios de marzo, permaneciendo hasta mediados de septiembre. Se ha constatado que en su vuelo migratorio de marzo lo realiza prácticamente sin parar, mientras que en su regreso a tierras africanas suele pararse para descansar y alimentarse. Anida en grandes árboles, donde realiza unos nidos muy voluminosos a base de palos, aunque en ocasiones utilizan viejos nidos que tapizan con ramaje nuevo. Sólo pone un huevo.
Si espectacular son los picados del milano negro sobre la superficie de los ríos todavía son más los picados de la culebrera sobre sus presas. Teniendo además la facilidad de pararse en el aire para visualizar el terreno. Estos cernidos le garantizan un descenso más suave sobre su presa, evitando en muchos casos ser vistos y evitando así su huida.
Según el dato entresacado del libro AVES de Meter Hayman y Rob Hume “diferentes estudios han demostrado que estas águilas son capaces de comer serpientes de poco más de 1 m de longitud. Sobre un nido en Francia se demostró que de 70 piezas que llevó, 67 fueron serpientes, dos lagartos y un pinzón. Las serpientes venenosas son menos frecuentes en su dieta, pues no es del todo inmune al veneno”

miércoles, 17 de marzo de 2010

Ya van llegando las primeras golondrinas y sus familiares

Con el buen tiempo van llegando nuestras queridas golondrinas. Por nuestra tierra los aviones y las primeras golondrinas preceden a los tárdanos vencejos.
Un pequeño grupo de aviones roqueros (Ptyonoprogne rupestris) se aventura a pasar con nosotros el duro invierno, pero la gran mayoría emigra a tierras más cálidas. Regresando por estas fechas en busca de unas condiciones óptimas para su reproducción. Los escasos invernantes se alejan de las altitudes elevadas.
Este avión no tiene ningún rasgo característico, ni un colorido llamativo, pero es sin duda uno de los más espectaculares en vuelo. Siendo elegante y acrobático incluso en los días ventosos, con pronunciados vuelos en picado y remontes entre los rectos cortados donde anida. Sin ser tan espectacular como el vencejo su planeo pudiera asemejarse a él mientras patrulla los riscos. No suele realizar vuelos tan altos como el avión común, pero al igual que el resto de su familia se alimenta en el aire a base de insectos que captura al vuelo. Sus persecuciones en época de celo y copulación es simplente "alucinante".
De su uniforme color pardo grisáceo sólo se le destaca sus partes inferiores más pálidas y unos “toques” blanquecinos en su cola. Es el Hirundiridae con la cola menos ahorquillada y al abrirla completamente se pudiera decir que tiene forma espatulada. Ambos sexos son similares.
Suele verse en el suelo, recogiendo barro para construir sus nidos salientes en un cortado de la roca, donde pondrá los 4 o 5 huevos de la que consta su nidada. Puede realzar dos nidadas anuales. Llega a anidar hasta los 1700 metros de altitud, aunque empieza a escasear por encima de los 1200 metros.
Al igual que los restos de su familia es muy gregario, anidando y volando en grupos numerosos. Suele verse parados “acalorando” con los primeros rayos del sol.
En la foto puede observarse el buen trato que existe con el avión común (Delichon urbica), a pesar de compartir el mismo espacio aéreo y ocasionalmente las mismas zonas de cría. Especialmente curioso es la presencia de estos primeros ejemplares intercalados entre un numerosos grupo de roqueros, quizás estas primeras parejas buscan ser adoptados de forma cautelar a la espera de la llegada del restos de aviones comunes.
Las costumbres del avión común son muy similares al roquero, y como ya hemos nombrado comparten en muchos casos el mismo hábitat. Nuestro trato con ellas es más familiar, siendo muy común verlos anidar en los salientes de los aleros de cualquier tejado de los centros urbanos o debajo de las balconadas. Es mucho más gregario, como puede contrastarse al observar los nidos pegados junto a sus vecinos, y en muchos casos sin separación visible entre ellos.
Quizás su característica más destacada sean sus blanquecinas partes inferiores blanquecinas que contrastas con las superiores, cabeza, cola y alas de color negro azuladas. Su vuelo es menos elegante, pero siendo por línea general a más altura
Al igual que el resto de sus familiares les encanta volar sobre los lugares con agua al ser unas zonas donde se concentran un gran número de insectos, necesarios para su alimentación.
Se agrupan en los tendidos eléctricos o sobre zonas elevadas en grandes bandos antes de iniciar su migración.
Hay una creencia oscense que dice que "donde cría una golondrina nunca hay incendio". También en alguna tierra alto aragonesa se piensa que hubo una apuesta entre Dios y el Diablo en busca de quien era capaz de crear el ave más hermosa. Al abrirse las puertas del cielo apareció una golondrina y al correr el cerrojo la del infierno apareció un murciélago.

domingo, 14 de marzo de 2010

Por aquí… ni te acerques. ¿quién ataca a quién?

Con el inicio del mes de marzo ha empezado el periodo de apareamiento de la mayoría de las especies. Muy por delante de todos está nuestro querido Quebrantahuesos (Gypaetus barbatus) que por estas fechas ya van terminando con el periodo incubador y empiezan a eclosionar los huevos.
Por estas fechas empiezan a formalizarse las parejas, así como a defender sus lugares propicios donde realizarán la puesta. En la mayoría de rapaces los lugares de nidificación van asociados a su territorio de caza y por lo tanto esa amplia zona de terreno lo defienden “ferozmente” ante cualquier intruso que intente acercarse.
Normalmente ambos miembros de la pareja suelen defender su territorio, aunque es el macho el que se muestra mucho más activo, especialmente en el periodo que precede a la puesta.
A pesar de la defensa férrea a la que es sometida los intrusos, en muchos casos, sólo sirve para ahuyentarlos de las proximidades del nido y para malvivir en un territorio compartido de caza.
La secuencia de las fotos son un claro ejemplo del poder territorial del Halcón peregrino (Falco peregrinus), al cual no le intimida la presencia de una rapaz mucho mayor que él. Como puede verse el Busardo ratonero salió “trasquilado” por la osadía de pasar por las cercanías del lugar donde realizará próximamente la puesta el peregrino.
Las largas y estrechas alas puntiagudas de este Halcón le hacen poderosa en vuelo. Suele atrapar a sus presas por detrás, dándoles un fuerte golpe en la cabeza. Su dieta está compuesta principalmente de aves del tamaño de una paloma, córvidos, zorzales, anátidas…
A pesar de su fama de buen cazador, también hierra en muchas ocasiones, pero es tal su insistencia que termina por saciar pronto su apetito.
Debido a que su dieta está directamente relacionada con las aves de su territorio, podemos decir, que es un factor determinante a la hora de determinar la salubridad del mismo. Un alto contenido en pesticidas, por ejemplo, acarrearía el incremento gradual de esa sustancia en el Halcón, por la ingesta de las aves de la región, produciendo si duda alguna la mala fertilidad de los huevos o su muerte en el peor de los casos.
Terminamos con la secuencia entera de la lucha fraticida por conservar el territorio:
Un busardo ratonero (Buteo buteo) pasa por las proximidades de la zona de cría de un Halcón peregrino (Falco peregrinus).
El halcón percibe la presencia del ratonero y observa detenidamente sus movimientos
Viendo amenazado su territorio decide repeler la molesta intromisión. Se lanza velózmente al vuelo sin apartar con su "fura" mirada al intruso
Extiende sus largas y puntiaguadas alas para alcanzar pronto al ratonero
El ratonero al ver llegar velozmente al peregrino adopta posición de defensa, extandiendo sus patas para colocarlas entre él y su agresor.
Se produce el combate, donde el ave más grande decide huir ante la agresividad de su oponente. El Halcón peregrino regresa al lugar donde le espera la hembra.
Dos curiosidades: Parece ser que el nombre de peregrino le viene de su costumbre de que una vez terminado su periodo reproductor suele extender su territorio de campeo, desplazándose incluso a lugares muy lejanos al territorio de cría.
Se dice que no sabe construir nido, por lo que sólo hace un hueco en la fina arenilla del acantilado o del roquero donde pone sus 2-4 huevos, aunque en ocasiones coloca algunas finas ramillas (En ocasiones anida en viejas construcciones avandonadas)

sábado, 13 de marzo de 2010

Las aves urbanas beneficiadas por la crisis

La disminución paulatina de las zonas verdes en los centros urbanos ha supuesto para las aves un recorte sustancial de su hábitat para la obtención de alimento y del resto de sus actividades anuales, como pudiera ser la reproducción, las zonas de descanso o del microclima adecuado para pasar los duros días del invierno.
Las fotos son un claro ejemplo de cómo se tienen que buscar la vida las aves para subsistir, en muchos casos la escasa hierba que sufre para germinar entre los adoquines les sirven como alimento.
Hoy en día la crisis general les ha supuesto otro medio alimenticio, aunque no deja de ser una mera transición. La falta de trabajo y la drástica disminución económica de muchas familias ha generado un aumento poblacional de visitantes a los parques y jardines, con el consiguiente aumento de migas, pipas y restos orgánicos de otros alimentos que benefician alegremente a nuestros pájaros urbanos.
Este pequeño verdecillo (Serinus serinus) de escasos 11cm es de las aves que más sufre esta falta de vegetación, ya que su alimentación la realiza en el suelo, estando basada principalmente de hierbas bajas, semillas muy pequeñas, de un pequeño número de insectos o arañas.
El verdecillo está presente en todo Aragón de forma extensiva, pero en la época invernal pocos ejemplares se quedan en las zonas cercanas al Pirineo, descendiendo entonces a los valles y cercanías de los centros urbanos. Siendo otra razón para impedir que nuestras zonas verdes disminuyan.
El canto del macho es chirriante desde el alto de una rama, aunque sólo canta en el periodo reproductor, especialmente en primavera. Se dice que su sonido es parecido a cuando de fríe el aceite en una sartén, también hay quien dice que parece que su sonido de asemeja a la palabra “fríe”. Sus vuelos nupciales son parecidos a los de una mariposa.
Las fotos anteriores corresponden a un hermoso macho, donde le delatan sus colores amarillo-verdoso muy llamativos y contrastados destacando sobre su cuerpo listado, con sus alas pardo-negruzcas donde se le observan unas visibles bandas alares mucho más claras. La hembra es de tonalidades más apagadas, donde el amarillo intenso del macho pasa a ser verdosa.

martes, 9 de marzo de 2010

Los correteos de nuestro "Robín de los bosques": Petirrojo (Erithacus rubecula)

El petirrojo se ha adaptado perfectamente a vivir con los “pies” en el suelo. No es extraño verlo en los caminos, zonas cercanas a los matorrales o en cualquier punto verde de las ciudades. Este medio terrestre le proporciona su principal medio de alimentación, al conseguir de él los insectos, larvas, orugas, caracolillas, invertebrados, lombrices y demás animalillos que componen su variada dieta. No es extraño verlo remover la hojarasca en busca de su sustento alimenticio. También come semillas y bayas silvestres de saúco, hiedra, etcétera
A pesar de esta adaptación al suelo, no podemos considerarla como un ave corredora, ya que sus desplazamientos son a grandes saltos manteniendo el cuerpo más o menos en posición horizontal. De vez en cuando se para en posición estirada, como si quisiera mostrar a todo el mundo su escudo de armas rojizo del pecho y comienza un ritual rítmico moviendo la cola y las alas mientras balancea su cuerpo.
Sus vuelos son cortos por línea general. Cuando son a distancias considerables es ondulante y bastante irregular.
Contrariamente a lo pudiéramos pensar al ver a estos preciosos petirrojos, son bastante combatientes con los de su especie, sobretodo cuando alguno usurpa su territorio o se juntan en tierra neutral. En esos casos se colocan en posición amenazante y como si se retaran empiezan a balancearse como exhibiéndose, para terminar correteando detrás de su adversario. En la gran mayoría de estos combates de los machos no pasa de esos correteos. Hay algunos estudios que demuestran que el pecho rojizo/vivo de los machos es algo más que un simple toque de color en su plumaje, ya que pudiera tratarse como un medio para advertir de su presencia a sus adversarios. Realizaron la prueba de colocar unas tiras de tela con tintes parecidos al pecho de un petirrojo en un territorio ocupado por una pareja en periodo de copulación, el macho al ver las tiras se abalanzó sobre ellas, pero no se intuyó nada más que el simple acercamiento de “curiosidad”; con posterioridad se colocaron plumas rojizas al las que ya su forma de acercarse ya fue precedida por un ritual amenazante para lanzarse correteando sobre ellas, llegando incluso a picotearlas. Las conclusiones no están claras pero parece como que su rojizo pecho fuera su bandera.
La traducción que se ha dado en castellano a Robín es el de Petirrojo, por lo que Robín Hood, o Robín de los bosques, sería algo así como petirrojo encapuchado. Sea cual sea la traducción lo que si que es común es el que es una especie que en la mayoría de las culturas se ha considerado como un ave que representa al bien.

lunes, 8 de marzo de 2010

La Focha común (Fulica atra)

Pudiera parecer que la Focha común (Fulica atra) es una especie de pato, pero si le viéramos las patas nos daríamos cuenta de nuestro gran error, al no poseer los dedos unidos por ninguna membrana. Todo lo contrario, sus dedos grises son extremadamente grandes y largos y parecen inflamados en cada falange, recibiendo el nombre de lobulados.
Estas potentes patas le suponen una herramienta multifunción; por un lado son útiles para remar en el agua y por otro lado le facilitan el desplazamiento en tierra, no siendo tan “patoso” como sus compañeros de charca.
Su coloración no deja ninguna duda a su identificación, su regordete cuerpo negro unido a su pico y el escudo de la frente de color blanco puro lo hacen único. Sus rojizos ojos los hacen casi imperceptibles. Ambos sexos son iguales.
Se desplaza graciosamente en el agua, moviendo rítmicamente la cabeza, como si fuera empujándose a impulsos con ella. Para zambullirse da un pequeño saltito y se sumerge completamente para aparecer al instante a la superficie.
Lógicamente todo su comportamiento es acuático, desde la reproducción, hasta su alimentación. El nido lo construyen ambos miembros de la pareja en forma de cuenco flotante a base toda la vegetación que encuentra en la orilla: ramas, juncos, cañas y todo tipo de vegetación y desechos. La nidada es numerosa (6-9 pollos), pudiendo darse el caso de dos puestas anuales entre los meses de abril-agosto. Pudiéramos pensar el como se distribuyen los padres la faena de la cría de una segunda puesta si de la anterior los pollos están recién salidos del nido… en estos casos es la hembra la que incuba los huevos y es el macho el que guía por el agua a sus retoños. Se ha constatado que el macho suele realizar otras plataformas para descansar, y en estos casos le son de utilidad para cobijar a estos primeros polluelos (ya que el nido familiar estará ocupado un mínimo de 23 días antes de que eclosionen los huevos de su segunda puesta)
A pesar de ser una especie gregaria, en el periodo reproductor se van desgranando en parejas de carácter muy territorial para la obtención de los mejores lugares de nidificación. En esta época se vuelven muy agresivos con los de su misma especie, incluidos los pollos o ejemplares jóvenes. Son espectaculares sus luchas territoriales, tanto con los de su especie como contra toda ave que se acerque a su territorio. En estos casos, el macho se levanta el vuelo de forma impulsiva y “corriendo” sobre el agua con unos fuertes aleteos se acerca a su adversario.
Su alimentación también la realizan en su medio acuático, siendo su dieta a base de hierbas, plantas acuáticas y todo tipo de animales pequeño. Cuando se zambulle caza invertebrados y algún pequeño pez (aunque no es lo más común).
Si curiosa es la forma con la que defiende su territorio, no lo es menos la forma en que se escabulle cuando se encuentra acosada por un aguilucho lagunero, en esos casos empieza a batir fuertemente las alas hasta que forma una especie de espuma a su alrededor por el agua removida, lo que le permite sumergirse y desconcertar a su enemigo. Tal actitud le llevó a ser considerada antiguamente como un ave peligrosa a la que la habladuría popular le otorgaba el poder de escupir espuma a la cara a toda persona que intentara cazarla.

jueves, 4 de marzo de 2010

Veamos que "ojo" tenemos este año prediciendo el tiempo...

Este año 2010 también se configura el calendario pastoril . Se tenía algunas dudas de realizarlo ya que en el periodo de la toma de datos (del 13 a 24 de diciembre) la climatología fue bastante uniforme y adversa, por lo que este año, más que nuca, parece que no se puede tomar este calendario como referencia. Aunque siempre es una forma curiosa de predecir el futuro próximo.
Nuestros abuelos lo configuraban todos los años para saber que tiempo les haría al año próximo y ver la mejor época para la siembra o realizar sus labores, por lo que algo de “ciencia” debe de tener.

Ciencia o no ciencia, se especifica lo que el termómetro Easy USB ha registrado es este periodo y como se han "traducido" los datos (se puede clikear encima de la tabla para verla ampliada):

Enero: mes relativamente bueno, escasas lluvias y temperatura fresca
Febrero: Más fresco que enero y con más días de lluvia con posibles nevadas
Marzo: tendremos más o menos la misma publiosidad de febrero con temperaturas estables
Abril: mes más lluvioso que los anteriores con temperatura fresca.
Mayo: Lluvioso y fresco (incluso con posibilidad de una última nevada)
Junio: Se estabiliza el tiempo, lluvias dispersas, la temperatura continuará baja para el tiempo que estamos.
Julio: Temperaturas más agradables, pocos días de agua
Agosto: Buenos días, despajado por líneas generales
Septiembre: Comienza un paulatino descenso de temperatura acompañado de lluvias (posible nieve en los últimos días de mes).
Octubre: Más suave que el mes de septiembre, aunque tendremos lluvias intermitentes durante todo el mes.
Noviembre: A pesar de la buena temperatura la lluvia nos acompañará todo el mes
Diciembre: Tendremos un mes con muchos altibajos, con temperaturas más suaves de los que cabe esperar y con la lluvia de compañera.
(se puede clikear encima de la gráfica para verla ampliada):
Resulta curioso observar qué, al igual que el año pasado, los días 18, 19 y 20, que corresponderían a verano, son los tres días que mejor temperatura y secos han sido. Por el contrario, los primeros y últimos meses del año los más propensos a las lluvias
En plan recordatorio, el calendario Pastoril se configuraba según la climatología que hacía los 12 días anteriores a la Navidad. Por lo que el clima que hacía el 13 de diciembre correspondería a lo que haría en enero del año siguiente, el día 14 correspondería a febrero y así sucesivamente hasta llegar al 24 de diciembre (Nochenueva) que correspondería a diciembre.
Este año el resultado del calendario pastoril es bastante preocupante, donde la lluvia será nuestra compañera de viaje durante prácticamente todo el año, salvo la pequeña tregua que nos dará en el periodo estival. Destacando como los meses más lluviosos del año el mes de abril y los cuatro últimos meses del año: septiembre, octubre, noviembre y diciembre.
Nota: Las temperaturas han sido tomadas en Embún, Valle de Hecho (Huesca), por lo que en principio sólo se debería de tomar de referencia para esa zona del Pirineo occidental.

miércoles, 3 de marzo de 2010

Los primeros toques de color nos indican el cambio de la climatología

Ya hace unos días que las grullas nos están gritando, en su paso migratorio, que la primavera está cada vez más próxima.
Desde la observación por la Jacetanía del primer bando de estas ruidosas aves (23/02/10) la naturaleza parece despertar de su letargo invernal. No es extraño ver los primeros brotes empezando a colorear los desnudos árboles, ni empezar a observar las primeras flores en los grandes campos.
Alguna despistada mariposa ha empezado a volar en busca del escaso néctar de principio de temporada.
Los almendros empiezan a blanquearse con mucha timidez, aún sabiendo que dentro de escasos quince días su follaje será de un blanco puro, como si de miles de novias se tratase.
En nada, nos habremos olvidado del paso duro del invierno, donde escasamente recordaremos esos días de grandes heladas, torrenciales lluvias o largos días de penumbra.
Esperando ansiosas la llegada del buen tiempo, la gran mayoría de las grullas descansan impacientes en lagunas interiores como la de gallocanta. Alrededor de 60.000 grullas llegan a nuestra tierra procedente de Extremadura, Andalucía occidental o de tierras africanas, y tras descansar unos días prosiguen su viaje hasta las tundras de los países nórdicos, donde realizarán su ciclo reproductor antes de su regreso en la época otoñal en sentido inverso.
Estas grandes zancudas de casi 115cm de longitud, vuelan con el cuello y las patas estiradas. Los bandos se trasladan en forma de V, aunque en ocasiones también pueden verse formando largas hileras y en ambos casos a una considerable altura. Cuando la climatología es adversa, en su paso por las cubres altas como los Pirineos, suelen volar en círculos a la espera de mejoría meteorológica o para coger altura que le permita sobrevolar la nubosidad, aunque la mayoría de las ocasiones tales expectativas quedan truncadas teniendo que regresar a sus lugares de descanso a la espera otro día con mejores condiciones. También puede observarse que en estos tortuosos viajes, los adultos de más experiencia vuelan al frente del grupo, mientras los más inexpertos irán quedando rezagados a los últimos ejemplares del bando.

Grullas volando,
calladas o cantando,
señal que el tiempo se está mudando

Cuando las grullas van para abajo, estate con el amo aunque te toque trabajo,
cuando las grullas van para arriba no estés con el amo aunque te lo diga.

Grullas arriba, el pastor buena vida
Grullas abajo, el pastor mucho trabajo