Seguidores

martes, 23 de febrero de 2010

Una mini entrada sobre los “gritos” de las aves…

¿Todos los ejemplares de la misma especie cantan de la misma manera ? Los que tenemos más oreja que oído nos daría igual, pero para los ornitólogos especializados es un tema que siempre les ha interesado.
Parece claro que toda especie aprende de sus padres. Así los imitan mientras son jóvenes. Pero… ¿que pasa cuando un padre es adoptivo? En estos casos el ave toma como modelo a este último, incluso si su canto es muy diferente al suyo.
Suele ocurrir que en congéneres y jóvenes de la misma especie se denote diferencias sonoras a pesar de intentar imitar a sus padres, ya que como en los humanos, hay ejemplares que aprenden con más facilidad y en otros se detectan unas conotaciones sonoras más apagadas, ya que no todas tienen las mismas habilidades.
Si es bien cierto esta característica en los pollos, no lo es menos en algunos adultos, ya que en determinadas especies, la imitación a otras aves, adquiere un carácter defensivo o de supervivencia.
El canto es una característica principal en todas las especies de aves, con él atraerá a las hembras. En muchos casos, una vez conseguida la unión parental el macho deja de cantar (carriceros por ejemplo). De la misma manera que los más cantarines suelen obtener primeros a las hembras.
El canto también es importante para las hembras a la hora de elegir al macho, así cuanto más variado sea su canto antes suele encontrar los favores de la hembra.
Una vez realizado el apareamiento los cantos empiezan a ser de menor intensidad, pero los suplen con otras tonalidades más agresivas en función de la defensa territorial donde se ubica el nido. También hay estudios que indican que esta continuación cantora es llevada a cabo para mantener a la hembra, ya que según parece prefieren el sonido de su “macho” antes que escuchar al vecino, de esta manera crece su maduración hormonal con el consiguiente beneficio en todo el ciclo reproductor.
Parece claro que es tal la unión parental que son capaces de reconocerse mutuamente por el canto. También pueda parecer que las aves que poseen un canto muy complicado, o de largo trino, puedan enviar más información que los que lo poseen corto, pero parece ser que no es así, ya que por lo visto estas aves en su lenguaje “no se andan por las ramas” y sus mensajes son muy fiables aunque sean cortos; denotando alerta, peligro o cariño.
Por líneas generales se pueden establecer dos tipos de mensajes: El Canto y el Reclamo.
El Canto es una secuenca de notas melodiosas que el macho canta en lo alto de un posadero principalmente o en vuelo alto como acostumbra la alondra. Cómo antes hemos indicado es el método normal para atraer a la hembra.
En el Reclamo las notas son de carácter corto que emiten tanto los machos como las hembras y sirve para trasmitir información importante: alerta, peligro etc..
Los cantos en los grandes grupos sociales es necesaria para la unión en el vuelo.
A pesar de todo estos melodioso cantos también se vuelven en ocasiones de desamparo, pena, ruego, abandono cuando se quedan abandonados o por algún motivo se distrae de la presencia de su pareja

No hay comentarios: