Seguidores

martes, 27 de octubre de 2009

¿Hay Linces en los Pirineos?

A pesar de los esfuerzos que se han llevado a cabo durante estos años todavía es un misterio la posible existencia del Lince en nuestros montes. Todo hace presagiar que la única variedad que su día pobló nuestro Pirineo es la Boreal (Linx lynx), pero como hemos dicho no hay datos concretos sobre su censo y mucho menos su hipotético territorio ocupado.
En el artículo de Alberto Martínez y del que copio varias frases importantes, publicado en el Heraldo de Aragón el día 08/06/2000 y que preside esta entrada, puede leerse que en el siglo XIV, el conde Gastón Febo reseñaba que era “una bestia muy común”. Por aquellos tiempos a pesar de que se le denominaba como “gato-lobo”, al suponerse que era un cruce a medio camino entre ambos animales. En el año 1777 se encuentran nuevas pistas de la presencia de linces en los Pirineos Septentrionales, al tener constancia del ejemplar que fue capturado vivo y llevado a Versailles, para exhibirlo ante el Monarca galo.
Los años comprendidos entre 1830 y 1850, resultaron funestos para este Lyns lyns. Aunque la última captura oficial tuvo lugar en 1917, en el sector del Vanigó, desde entonces ha sido rarísimo tropezarse con alguno si no imposible. En el año 1930, ante la inexistencia de avistamientos, Lauden lo daba por extinguido.
El gran especialista en la caza del Lince Pirenaico sería Toussaint Saint-Martin, habitante de Eaux-Chaudes. Así entre los años 1919 y 1936, se cree que logró abatir al menos a cuatro ejemplares en el valle de Ossau. Sin embargo, se sospecha que, ya en los años cuarenta, intentó cazar alguno vivo, pues adquirió unas enormes jaulas cuyas características sólo podían hacerlas receptoras de nuestro desafortunado felino.
Desde estas fechas, nadie ha reconocido haber abatido a ningún Lyns lyns, a pesar de las remotas evidencias de que todavía queda alguno. Hasta los años ochenta, se han producido un centenar de casos posibles encuentros con alguno de estos felinos: 1934, 1938, 1948, 1952…
Así, el lince ha sido avistado en ocasiones por personas de avalada reputación en muy diversos rincones del Pirineo: Los valles de Aspe, Ossau, Puigmal, Saint-Girons.
Lo más cercano que me ha tocado sobre este tema es un rumor que corrió por el valle en el que un camionero observó un gran gato con largos flecos en las orejas en un tramo de la carretera de Puente la Reina a Hecho (aproximadamente hace 15 años). Las visitas por la zona en busca de huellas o restos, se resolvieron sin localizar nada reseñable. Por parte de la Guardería de Protección de la Naturaleza también se procedió a una valoración del terreno, pero tampoco se dio con ningún indicio.
A pesar de todo no se deja por extinguido y de vez en cuando se vuelve a rastrear o colocar cámaras de sigilo para ver si suena la flauta por casualidad.
El declive del Lince ibérico también ha sido alarmante hasta el punto de que se piensa que sólo existen 8 zonas habitadas en las 31 zonas que había en el año 1960. En el año 1966 se declaró Especie Protegida; siendo la población estimada, incluyendo a la población subadulta, de 1.200 ejemplares en el año 1990, de las que solamente 350 individuos eran hembras reproductoras.
Actualmente los núcleos mejor conservados se limitan a Sierra Morena Oriental, Montes de Toledo Orientales y Doñana. También hay poblaciones reducidas en Sierra de San Pedro y Sierra de Gata, Sierra Morena Central y Occidental y algunos puntos de las Sierras Béticas de Jaén y Granada (datos obtenidos de linceiberico.es).
Actualmente la población actual de Linces en libertad es la Península Ibérica se estima en más de 200 ejemplares, aunque en Portugal no se ha visto ninguno hace décadas. Las dos únicas poblaciones viables se hallan en Andalucía, donde los trabajos de conservación han permitido duplicar el número de linces en Sierra Morena y estabilizar la población del espacio natural de Doñana (datos obtenidos de un artículo de A. Ledo publicado en la Gaceta de los Negocios hoy 27/10/09).
También sale hoy publicado en prensa (Heraldo de Aragón 27/10/09) que el Lince Ibérico vuelve a Portugal, en el artículo hace referencia a que una hembra, Azahar, nacida en Sierra Morena en 2004 es el primero de los 16 linces cedidos por España a Portugal que llega al centro de cría de Silves, en el Algarbe (Portugal), para recuperar un felino que se cree extinguido en tierras lusas hace tres décadas.
De igual modo se pretende que regresen a sus antiguos territorios (Gaceta de los Negocios 27/10/09).
El 28 de julio de este año La Ministra de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, Elena Espinosa, firmó con su homólogo portugués, Francisco Nunes, un protocolo por el cual España cede a Portugal 20 ejemplares de lince ibérico. Los ejemplares, que pasarán al país vecino de forma escalonada, se adscribirán al Centro Nacional de Reproducción del Lince Ibérico de Portugal.
Aveadivinanza: ¿Quién te saluda?, la imagen, además de curiosa, te deja pesando que si en el mundo de las aves también hay derechos e izquierdos... o son ¿ambidiestros?... ya se preparará una entrada sobre este tema. Pinchar encima de la foto para ver mucho mejor todos los detalles, incluido su ojo cerrado.
Otra adivinanza: ¿de qué se trata?

No hay comentarios: