Seguidores

domingo, 4 de octubre de 2009

Foto-denuncia con sobredosis de preocupación

La mitología china está llena de relatos fantásticos relacionados con el mundo de las aves, considerándolas por tal motivo como seres sagrados.
Sin ir más lejos… al comienzo de la creación surgió un huevo de 18.000 años. Cuando las fuerzas yin y yang estaban equilibradas, “Pangu”, el primer creador, salió del huevo y tomó la tarea de crear el mundo. Dividió el yin y el yang con su hacha. El yin, pesado, se hundió para formar la tierra, mientras que el yang se elevó para formar los cielos. De la respiración de Pango surgió el viento, de su voz el trueno, del ojo izquierdo el sol y del derecho la luna. Su cuerpo se convirtió en montañas, su sangre en ríos, sus músculos en las tierras fértiles, el vello de la cara en las estrellas y la Vía Láctea. Su pelo dio origen a los bosques, sus huesos a los minerales de valor, la médula a los diamantes sagrados. Su sudor cayó en forma de lluvia y las pequeñas criaturas que poblaban su cuerpo (posiblemente pulgas) se convirtieron en los seres humanos.
Otra muestra puede leerse en sus sagradas páginas de la creación donde cuenta que Jiandi fue a bañarse con sus sirvientes en el río de la colina oscura, un pájaro negro (posiblemente una golondrina o un cuervo) pasó llevando un huevo multicolor en su pico. Lo dejó caer. Jiandi lo tomó y lo puso en su boca, tragándoselo en un descuido. Tras esto, concibió a Xie. En este relato, se trata de una forma particular de la unión de los dos principios cósmicos, puesto que este mito hace intervenir por una parte al agua y a la oscuridad, y por otra parte un pájaro (datos de Wikipedia, la enciclopedia libre)
Hay infinidad de aves mitológicas chinas como el fénix chino, aves que representan al marido y la mujer, aves de la lluvia, aves para asustar a los niños, pájaro del agua, aves de mal presagio, etc…
Por todo lo anteriormente relatado parece ilógico que se realice en la actualidad un uso de las aves tan abusivo, macabro e irracional para realizar un supuesto abaratamiento de material sobre el producto final. Parece como que la cultura China se ha desvanecido por completo en el transcurrir de los años y por uno u otros motivos el yin tiene más poder que el yang, valorando los negocios terrenales más que los vuelos de las aves.
La foto no deja indiferente a nadie, en ella se puede observar que estos pajarillos de adorno se les ha acoplado unas alas verdaderas de gorrión común, que no hace mucho volaba libremente. Por lo que se ha podido confirmar, no era el único pájaro de la tienda y por desgracia estos no serán los últimos.
Hace unos meses (febrero/09) salió en prensa otra muestra de esta crueldad animal, en ese caso, la empresa sueca IKEA confirmó que algunos de sus proveedores en China estaban desplumando aves vivas, cuyas plumas se utilizaban para el relleno de edredones y almohadas. Ante tal crueldad, la empresa tomó la decisión de devolver a los clientes el dinero de aquellas almohadas y edredones que ya se habían vendido. Según algunas fuentes, contenían un 20% de plumas o plumones de pato y de ganso.
Las autoridades Chinas ya acordaron una ley protectora en 2002 sobre el uso indiscriminado al que eran sometidas las aves.
FrutoAdivinanza: ¿De qué fruto hablaremos mañana?

3 comentarios:

Conchita dijo...

Pues tienes toda la razón, yo le diría a la gente que se compre estos pajarillos de adorno, que se compren muñecos y a éstos les pongan su propio pelo natural cortadito....

Toñin dijo...

Eso son almendras no?

jarnaco dijo...

como has podido comprobar la entrada de hoy era de las almendras, así que has acertado plenamente....como plenamente ha acertado conchita con su apreciación