Seguidores

jueves, 15 de octubre de 2009

El Buitre leonado ¿un ave viajera?

En el pasado mes de septiembre salió publicado en la presa la curiosa noticia de la aparición un Buitre leonado (Gyps fulvus) marcado en la provincia de Castellón en la localidad suiza de Mannried. Un recorrido de unos 800km que no deja de ser especialmente curioso y preocupante si ha sido debido en busca de alimento como parece indicar Álvaro Camiña, investigador español y miembro del grupo de trabajo europeo del buitre leonado.
Textualmente redacto lo que para Álvaro Camiña señala a su juicio justifica tal desplazamiento “la causa del “viaje” del buitre leonado podría ser la falta de alimento en su lugar de residencia, debido a la desaparición en muchos lugares de la carroña que utilizaba para alimentarse, como consecuencia de la aplicación de las normativas que entraron en vigor para frenar la enfermedad de las “vacas locas”.
Este ejemplar castellonense fue marcado el 06/septiembre/2005 dentro del programa de seguimiento de esta especie dirigido por la Consejería de Medio Ambiente, Aguas y Urbanismo de la Genalitat Valenciana.
La peculiaridad de este caso es al tratarse de un ave adulta, ya que en aves jóvenes, inmaduras y que no tienen pareja, tales “viajes” son relativamente habituales en su periodo de dispersión. Principalmente en los meses de mayo y junio ejemplares de nuestro país e incluso de otros países mediterráneos se desplazan al centro de Europa.
Dentro de la Comunidad Autónoma de Aragón se está llevando a cabo durante este año 2009 un plan de marcaje de ejemplares con bandas patagiales, fijadas en ambas alas, y anillas de PVC, colocadas en una de las patas. Las marcas visibles tienen un código alfanumérico único para cada ejemplar para poder identificarlos a distancia. También se les ha colocado unas anillas metálicas convencional. En este caso las investigaciones van destinadas al uso del buitre leonado en los puntos de alimentación suplementaria que se han ido distribuyendo a lo largo de toda la Comunidad. Con posterioridad y a largo plazo se intenta valorar la implicación de dicha red de comederos en la conservación de la población aragonesa y española de esta especie y determinar el grado de dependencia que tiene la población del buitre leonado hacia estos puntos de alimentación. Hasta estas fechas se han marcado unos 100 ejemplares de los 300 que se tenía previstos para este 2009. La colonia aragonesa está alrededor de las 5.600 parejas reproductoras (según el censo español del año 2008).
Este fin de semana se ha podido observar un buitre marcado en Embún, en un dormidero junto a otros 15 ejemplares. Sin observar rechazo por parte del resto de la mini colonia. Al ejemplar se le observó con claridad las bandas patagiales , tanto estando en reposo como cuando elevó el vuelo (son bastante menos visibles en vuelo por la parte inferior). La numeración alfanumérica es totalmente inapreciable a larga distancia y según parece está destinada a su identificación en comederos y lugares donde es más posible el acercamiento. Así que al emplear simplemente bandas patagiales de color amarillo oscuro en todos los ejemplares será complicada su identificación en el campo, salvo para los que puedan disponer de aparatos de observación con buen número de aumentos. Lógicamente los convencionales que la mayoría utilizamos sólo nos servirán para saber que se trata de un ejemplar marcado.
Como puede observarse en las fotos que ilustran esta entrada, en el comedero de José Ramón Moragrega del Mas de Buñol (Valderrobles/Beceite/Teruel) no es difícil encontrarse con los ejemplares marcados por la Genalitat Valenciana o por la Comunidad Aragonesa.
Se puede concluir diciendo que el desplazamiento de estos buitres jóvenes aragoneses pueden indicar que se produce hacía el Sur o Sur Oeste e incluso atraviesan el Sahara, aunque no existe una verdadera migración de los Pirineos durante ninguno de los cuatro periodos habituales de la especie: Lugares habituales de cría, Migración postnupcial, lugares de reposo o migración posnupcial. Todo apunta que las nuevas generaciones sirven para fortalecer las colonias ya existente, ya que en su mayoría vuelven a sus lugares de cría, aunque es difícil de establecer el vínculo joven/adulto y por lo tanto es posible que sea una agregación consentida para garantizar la supervivencia.
Para terminar la curiosidad de este viajero español: Un determinado día del mes de abril 2007 se le colocó un emisor a un buitre en Teruel. En los días posteriores al marcaje sus desplazamientos fueron cortos. En octubre su lugar de residencia era una buitrera del Parque Regional de la Cuenca Alta del Manzanares en Madrid. Entre el 24 de octubre y 1 de noviembre realiza el siguiente desplazamiento por media España: Duerme en Madrid, se desplaza a Mirambel (299km), duerme y regresa a la Comunidad madrileña (279km) donde pasa la noche y vuelve a emprender el viaje con dirección Ávila, para desplazarse posteriormente a Castilla La Mancha. Todo indica que los ejemplares jóvenes o sin pareja estable emprenden con asiduidad desplazamientos a largas distancia en busca de alimento, aventura u otro ejemplar de distinto sexo para formalizar pareja. Lo que parece claro es el total consentimiento de la especie ante la llegada de ejemplares nuevos a la comunidad, no existiendo apenas rechazos, salvo en la época de cría.
AveAdivinada: Aunque está camuflado ¿lo ves? ¿Quién te mira hoy? ¿En qué arbusto está escondido?
Quizás sea una de las fotos que más contento estoy de ella y lo que es más extraño es con la D200 (pinchar encima de la foto, creo que merece la pena verla en grande)

2 comentarios:

Conchita dijo...

Cuánto buitre junto, si te soy sincera a mí me dan un poco de miedo.....aunque estos buitres seguro que son más buenos y mejores que muchos de los tenemos a diario a nuestro alrededor.

Me ha gustado mucho este artículo.

jarnaco dijo...

gracias Conchita por el piropo, me alegro que te haya gustado. No tienes que avergonzarte del "miedo" impresiona mucho ver comer la poca comida de la que disponen y la cantidad de buitres que se juntan de una tacada. Nosotros nos comportariamos así en estos casos, ya lo hacemos por ejemplo en las rebajas de los grandes almacenes cuando aún no han terminado de abrir las puertas y hay mil personas abalanzándose sobre las prendas más baratas, O cuando reparten el roscón en la plaza del Pilar, O cuando.....