Seguidores

miércoles, 7 de octubre de 2009

Bisbita campestre (Anthus campestris)... Con ella empezó todo

Cuando ves a una Bisbita campestre (Anthus campestris) a lo lejos no sabes que pensar y mucho menos deducir de qué especie se trata. Por un lado está su considerable tamaño para esta especie, por otro lado su curioso canto, muy parecido al de un Gorrión común, y por otro lado está su silueta, con una larga cola y altas patas que nos recordan a una lavandera. Para más confusión... el movimiento de su cola es muy parecido.
Como hemos dicho, es una bisbita grande, alargada y esbelta. Mide unos 17cm de longitud y unos 28cm de envergadura. De aspecto general pálido, con las partes superiores de color marrón arenoso pálido uniforme y las inferiores de color ocre cremoso pálido. Posee una línea oscura que une el pico y el ojo. Ceja bien desarrollada de color crema pálida. Su pico es puntiagudo apto para su alimentación insectívora. Patas esbeltas de color rosáceas-amarillentas, también las tiene adaptadas para correr por el suelo en busca de los insectos.
Cría entre abril y junio, una nidada de 4 a 5 huevos en un nido compuesto de hierba forrada.
Les gustan los terrenos abiertos, secos y pedregosos, con prados. En general es difícil de localizar debido a que suele corretear entre la hierba y cuando no lo hace vuela a gran altura, por lo que su canto será una de nuestras mejores armas para descubrirlo.
La foto corresponde a mi primera instantánea sobre un ave en libertad, y fue el detonante, o el impulso, que necesitaba para seguir amando este mundo, ya que pude comprobar que podía llevarme un trocito de la experiencia y servirme además como notas anexas a mis apuntes.
Especie estival, permanece con nosotros de mediados de febrero a septiembre. Bastante extendido en toda España, aunque su zona reproductora está más bien situada en la mitad norte. Su población en el valle del subordán se podría considerar a un nivel de “grupos aislados”, no llegando, ni por mucho, a la Bisbita común, totovías, alondras o cogujadas.

Adivinanza: ¿de qué se trata?

2 comentarios:

Toñin dijo...

Yo diria que un panal de rica miel...

jarnaco dijo...

efectivamente es un panal de rica miel en estado natural. Antiguamente la gente iba loca en busca de estos engambres para "robar" la abeja reina y por su puesto para recoger su sabroso jugo