Seguidores

martes, 29 de septiembre de 2009

¿Dónde están los conejos de monte?

Ya hace años que es una quimera ir al monte para encontrarse con algún conejo silvestre. El conejo vive en Aragón a lo largo de todo el Pirineo, en cotas bajas, pero la población ha sufrido mucho a consecuencia de la enfermedad de la mixomatosis (primer brote en 1950) y la enfermedad hemorrágica vírica en los años 1990. Ambas enfermedades son el causante del declive del conejo en la Península Ibérica. En medio siglo ha pasado de ser abundante a convertirse en un animal amenazado. Como nota curiosa los romanos nos conocían como “la tierra de los conejos”, eran sin duda otros tiempos.
La disminución paulatina del conejo de monte ha ido unida al declive de otras especies emblemáticas de nuestra fauna como el Lince Ibérico o el Águila imperial ya que en ambos casos el conejo supone más del 80% de su alimento. Otro dato desalentador es que el lince necesita una media de un conejo diario para su alimentación y de dos ejemplares en época reproductora. Para completar el impacto que ha causado tal disminución hay que nombrar que las Águilas imperiales ibéricas perdieron el 70% de sus nidos. Tales datos dan buena cuenta de su importancia, adquiriendo el título de “pieza clave del ecosistema”. En Embún, por ejemplo, la “extinción” del conejo de campo ha ido unida a la pérdida en nuestro ecosistema del Gran Duque de la noche, siendo la observación de los Búhos reales algo aislado y considerándolas más como citas, que como lugar de cría como hace apenas 15 - 20 años, de igual forma la población del Águila real ha quedado relegada a una zona de campeo, pero sin asentamiento reproductor.
Se estima que en la actualidad sólo quedan entre un 10% y el 20% de los conejos que había a mediado del siglo pasado. A pesar de ser una especie especialmente prolífera en la reproducción, la vuelta a conseguir una población estable es muy complicada, siendo sus peores obstáculos la mejora de la gestión de caza y del medio, erradicar las enfermedades, reducir la predación y potenciar su expansión creando refugios. Para resolver el problema vírico, desde 1996, la Federación de Caza y el Instituto Nacional de Investigación y Tecnología Agraria (INIA) han venido desarrollando una vacuna contra la mixomatosis y la NHV.
Una nota curiosa: Hace apenas un año soltaron una serie de conejos cerca de Zuera - Villanueva (Zaragoza), en cuestión de unos meses la población pasó casi a considerarse una plaga, siendo casi imposible no ver ejemplares cuando paseabas por los campos contiguos. En la actualidad, por una serie de razones, la población ha disminuido bastante considerándose ahora una población estable. Parece increíble que una especie pueda producir picos tan fuertes de población, pasando de la nada a considerarse plaga y una posterior disminución en tan poco espacio de tiempo.
¿Cómo actúa la mixomatosis en los conejos? La forma que afecta a los ejemplares varía según la fuerza con que es el contagio y de la fortaleza muscular del receptor. Pero de forma general el animal presenta una pérdida paulatina de ánimo, una falta de apetito que va gastándole las reservas, unido a un edema de párpados, conjuntivitis, edema en la base de las orejas, secreción nasal y una respiración dificultosa. A medida que pasan los días su aspecto es de cabezón, ya que se le añade un fuerte dolor ocular, inflamación de la cara y de los genitales. El animal termina por no comer ni bebe lo que le ocasiona la muerte en cuestión de unos 12 días desde la infección. La transmisión de la enfermedad es a través venérea y sus transmisores son los chupadores de sangre como las pulgas o los mosquitos.

La foto del día: Reproductor embunés de banda ancha...bueno, de cuerda fina. Los pájaros no se acercarán por los brillos, por el balanceo del artefacto o por miedo a morirse de risa...

2 comentarios:

Conchita dijo...

Ejem... ejemm...yo tengo colgados dos CDS en la pérgola de mi jardín, porque las palomas nos estaban destrozando la misma.....la última vez que vineron ya las ví troncharse de risa y se fueron.

jarnaco dijo...

me lo imagino.... de todas formas es una forma más estética que llenar el entorno de bolsas de plástico para hacer de espantapájaros. También es mejor medida esta que desacerte de ellos.
Las palomas son muy suyas y algo sucias