Seguidores

sábado, 5 de septiembre de 2009

"199"... Una entrada adivinanza

Con la próxima entrada serán ya ¡¡¡200 entradas!!!, lógicamente habrá que cambiar un poco la portada, que esta ya aburre. Desde esta semana, el blog, se puede ver también en la dirección http://www.jarnaco.com/ Con la ayuda de Toñín he “alquilado” el dominio “jarnaco” en Internet. Creo que es más fácil recordar así la dirección, aunque para lo que hay que ver... Resumiendo: 200 entradas ya en este modesto blog y se puede ver el blog en la dirección de siempre http:// jarnaco.blogspot.com o directamente en http://www.jarnaco.com/.
En la observación de cualquier especie te resulta bastante difícil una identificación completa. Con ayuda de unos prismáticos y una guía no resulta muy complicado saber de que ave se trata. En muchas especies la diferencia de sexos es bastante apreciable por tener coloridos diferentes. El mayor problema radica cuando uno quiere profundizar todavía más (edad por ejemplo).
En muchos casos el tiempo de observación es relativamente corto, ya que las aves son unos “sujetos” vivos y son bastantes sensibles a cualquier variación que se produce en el Medio Natural donde se encuentran. La experiencia te hace agudizar la vista y ser más selectivo con los detalles. Se podría definir como dos actitudes diferentes de observación: una cuando quieres disfrutar del ave en cuestión, en ella la vista mira su comportamiento general, su colorido, su vuelo o su actitud con las otras aves cercanas. La segunda es la observación por identificación, en ésta la vista guiada por el cerebro va a los detalles que se te escapan o que encuentran diferentes a un general común. Estos datos son importantes anotarlos y sobretodo contrastarlos con guías de campo (considero importante disponer de varias para asegurarse). Hay que reconocer que en muchas ocasiones es imposible su total identificación, de no tener el pájaro en la mano para analizarlo en profundidad.
Me acuerdo del momento de esta regular foto: me sobrevoló un grupillo de alborotadores pajarillos y algunos se pararon relativamente cerca, a los que identifiqué por pardillos. Las dudas me saltaron con el ejemplar de la foto, deduje por su colorido que sería una hembra (los machos en la época estival tienen un llamativo pecho pardo-rojizo, al igual que la frente y tampoco tenia plumaje de joven) y uno se pregunta ¿Qué edad debe de tener?... Seguramente me equivocaré pero al no parecer que tenía plumaje juvenil, ni tampoco de adulta completa, podría inclinarme por una hembra de segundo año calendario, pero con todas las dudas posibles. La velocidad de su despegue sobrepasó en mucho a la vista. Por lo menos la foto sirve de apunte de campo.
Toda observación va unida a un protocolo y a una responsabilidad, en la cual la principal prioridad es la de garantizar el bienestar de las especies. No siendo justificada ninguna molestia en su normal comportamiento. Asustarla o acercarse demasiado es contraproducente. Hay que estar especialmente cuidadosos en el periodo de reproducción, en el que en ningún caso se justifica nuestro acercamiento a los nidos en el proceso de cría, tanto en el proceso de formación de los nidos, ni en la incubación, la cría o la estancia de los pollos en ellos.
Foto ayuda a la solución de la adivinanza del día 05/08/09, ahora es fácil saber quién te mira





2 comentarios:

Toñin dijo...

Pues visto así parece un lagarto o lagartija, redios cuanto cambian de verlos de cerca, acuerdate de decirme el diametro de la lente que hay que fotografiar nuevos mundos jajajaja, enhorabuena por las 200 entradas, y ahora subiran ya lo verás

jarnaco dijo...

Gracias por la felicitación... ya veremos hasta donde llegamos. Quise hacerla a mayor tamaño de lo normal para confundir un poco la fácil solución, y que pareciera un lagarto. Voy a mirar lo de las lentes y te cuento... Gracias