Seguidores

jueves, 27 de agosto de 2009

Zaragoza al atardecer...

Cada momento del día tiene su encanto, sólo hay que mirar y disfrutar de las maravillas que la naturaleza nos depara a cada instante. La entrada de hoy es una pequeña muestra del momento más “triste” del día, cuando las grandes sombras de la noche empiezan a cubrir el mundo. Puede observarse que de triste tiene más bien poco, ya que la cantidad de colores y matices en el momento del crepúsculo lo hace irrepetible.
También es el momento del día en el que se produce un relevo progresivo de nuestra fauna, las claramente diurnas buscan sus dormideros habituales, mientras comienza el movimiento de las nocturnas. Es por lo tanto un buen momento para la observación animal ya que en un momento puntual se juntan los diurnos con los primeros nocturnos.
Este momento recuerda a la película Lady Halcón, donde a consecuencia de un hechizo sobre una pareja de enamorados ocasiona que ella se convierta en halcón de día y su caballero en lobo de noche. De esta forma la pareja no puede consumar nunca su amor y es en este instante, junto el momento del alba, cuando ambos pueden llegar a verse en persona, pero el instante es tan corto que no les da tiempo ni siquiera a tocarse. Una película que está entre mis favoritas, añadiendo que en ella está bellísima Michelle Pfeiffer.
El estar en una ciudad como Zaragoza no resta encanto a este momento y como puede observarse es tan espectacular como en el Pirineo. Las fotos y el video corresponden a la orilla del Ebro, la estación de la Intermoral y parte de las nuevas construcciones que la Expo nos ha dejado.
Esta foto del final de la entrada es una muestra del atardecer en Embún, con la nueva iluminación.

No hay comentarios: