Seguidores

jueves, 13 de agosto de 2009

Rosa canina “Tal como la adorable rosa, ella misma desarmada, Florece entre espinos y se vuelve corona”

No sé con certeza el motivo por el cual a este arbusto se le llama con este curioso nombre, quizás sea porque sus espinas poseen la forma de dientes de perro, aunque hay versiones que confirman que en la antigüedad se empleaba esta planta para los tratamientos de la rabia.
Este rosal silvestre puede llegar hasta los dos metros, con tallos colgantes de color verdoso y cubiertos de pequeñas espinas fuertes y curvadas. De hojas caducas y de forma ovalada, agrupadas de 5 a 7 de forma dentada. Cría en una gran amplitud de suelos, aunque prefiere los montañosos.
Flores de color rosa pálido o blanco, compuesta de 5 pétalos. Puede llegar hasta 6cm de tamaño, maduran en una fruta oval de color rojo intenso comúnmente llamado “tapacubos” de unos 2cm de tamaño. Las flores florecen entre los meses de mayo y julio y dan sus frutos a finales de agosto y principios de otoño.
Es rico en vitamina A y C y se puede utilizar en la fabricación de mermeladas o té. Este alto contenido en vitamina C incrementa la resistencia del organismo ante las infecciones, problemas de nervios. La cantidad de vitamina C que posee es de hasta 5 veces más que un limón. Es igualmente diurético, cicatrizante, antiflamatorio, laxante, antidiarreico, por lo que se utiliza para combatir las diarreas, fragilidad capilar, edemas, varices o hemorroides. En el siglo XVI se mezclaba con agua para realizar una especie de colirio. En los usos en pomada se mezcla con aceites.
Según autores puede considerarse igualmente como poseedor de efectos afrodisíacos, estimulante sexual en el uso de aceite esencial para la realización de masajes.
Sus carnosos frutos son un verdadero manjar para numerosas aves, siendo además una reserva natural de alimento en las épocas del año que no es tan fácil la localización de alimentos naturales.

Hoy una fácil adivinanza: ¿qué rapaz soy?
¿macho o hembra?

No hay comentarios: