Seguidores

miércoles, 5 de agosto de 2009

La Cetrería al servicio de la seguridad

Hace unos 40 años se empezó a utilizar el arte de la Cetrería para la seguridad en los aeropuertos. El aeropuerto de Barajas fue el pionero en España y todo surgió a consecuencia de las graves interrupciones que provocaban los numerosos bandos de sisones. El Naturalista Felix Rodríguez de la Fuente dio la solución: Los halcones. Después de su estudio se procedió a la creación de la operación Baharí (término que, en árabe, significa halcón). Hasta la fecha no se ha encontrado método más eficaz. De momento todas las pruebas realizadas con ultrasonidos, ruidos, pirotecnia u otras tecnologías punta no han dado mejores resultados.
Para la realización de estas funciones se emplean igualmente otras aves de presa, como la preciosa aguililla de Harris de la foto, también llamado Peuco.
La Cetrería no es un arte nuevo, si no que existe desde hace más de 2.000 años. Según cuentan, la cultura china fue la primera en adiestrar a las rapaces. Esta costumbre se introdujo en Europa con posterioridad en época romana, donde tomó un mayor esplendor, llegando incluso a diferenciar en la época medieval el grado de señorío del que portaba al ave. Así el rey llevaba un Halcón gerifalte; un conde un Halcón peregrino, un señor adinerado un Azor, los sacerdotes un Gavilán y el Cernícalo era el que portaba el criado. Siendo castigados si portaban especies superiores a su rango.
Tanta importancia tiene en la actualidad la Cetrería en la seguridad que casi el 70% de los aeropuertos nacionales posee un servicio de conservación, y en muchos casos incluido criaderos.
Su forma de actuar es puramente para ahuyentan a las diferentes aves sólo con su presencia y así evitar accidentes en las maniobras de aterrizaje y despegue de las aeronaves. Los animales empleados para esta misión trabajan puramente por la comida, así que antes de cada jornada cada los ejemplares son pesados y los que sobrepasan su peso corporal no salen a “currar” ese día. A menor peso del Halcón o la Harris aumenta su comportamiento agresivo.
Resulta curioso que a pesar de todo esto la normativa internacional recomienda los procedimientos acústicos, reseñando de forma escueta la posibilidad de la práctica de la Cetrería como alternativa o procedimiento adicional.
El arte de la Cetrería también está siendo utilizado para mantener a raya a otras aves en edificios públicos, estadios deportivos o concentraciones masificadas de aves invasoras.
Adivinanza: ¿quien te mira?

No hay comentarios: