Seguidores

lunes, 10 de agosto de 2009

¿Crecen o menguan las altas montañas?

Hace un tiempo llegó por mis manos un curioso artículo sobre la posibilidad de que el Everest pudiera no ser tan alto como se pensaba y que encima pudiera ir perdiendo altura. Aunque la descripción del artículo lo nombró más abajo, he querido “archivarme” en el blog algunos otros datos geodésicos que me han ido llegando.
Los Pirineos comenzaron a formarse hace cerca de 400 millones de años. El proceso geodésico ha transcurrido tan lento que todavía hoy se puede observar mirando al paisaje de la cordillera pirenaica. Aún en la actualidad las placas maleables de la corteza terrestre tienden a desplazarse y abrirse como si pasaras un cuchillo por ellas, como esta pequeña muestra de una de las simas de Embún y de reciente formación (ver video). Por lo que puede intuirse, es lo suficientemente honda como para tenerle respeto. El reflejo de luz que se intuye en el interior corresponde a otro agujero de entrada, pero ambas bocas se juntan en una sola y profunda garganta. La piedra era para intentar intuir la profundidad, pero el ruido, en el video, se corta demasiado pronto para lo que en realidad es.


Parece entendible que el continuo movimiento de las placas y su plegamiento al chocar unas con otras pudieran dar la posibilidad que las montañas estén en continuo crecimiento. Según investigadores (por ejemplo: Carmala Garzione, profesora de geología en la Universidad de Rochester) dan por hecho que el crecimiento es más rápido de lo esperado y que incluso pudiera darse el caso de que algunas altitudes llegaran a doblar su altura en un periodo tan corto como el de dos a cuatro millones de años.
Este crecimiento no está del todo claro y en un artículo publicado en la revista “Muy Interesante” publica que en una medición tomada en el Everest en 1999, por GPS, se estimó que su altura era de 8.850m, lo que significaba que medía 2,13m menos de lo que se pensaba hasta entonces. Las bases de este descenso pudieran ser debido al deshielo de los glaciares producido por el cambio climático. Según unos investigadores chinos dan por hecho que esta montaña ha menguado, pero para contrastar los datos van a volver a realizar de nuevo la ascensión y se volverán a tomar las medidas correctas. Otro investigador chino ha descubierto una serie de grietas en la cara norte y según sus estudios hace unos 13 millones de años su altura rondaba los 12.000m de altura (no hay datos contrastados, ni contradictorios).
Esperemos que tanto movimiento no afecte a montañas emblemáticas de nuestro Pirineo, como la del Castillo D´Acher, tan elegante y señoral como se ve en la foto. La ascensión es un puro placer, pero nada es comparable con disfrutar del pequeño valle escondido de tapiz verde que posee en la cima. Una pradera rodeada de una perfecta fortaleza que garantizan un microclima particular.
La vegetación en cualquier montaña Pirenaica está predispuesta en pisos en función de su altura, así sobre el piso inferior compuesto por robles o encinas se encuentra el piso Subalpino, entre los 1200 y 2400m, compuesto de las coníferas naturales como el abeto son las más abundantes, por encima el piso alpino con un dominio total de pastos hasta los 3000m de altitud, superior a esta altitud la vegetación es inexistente.


Adivinanza: ¿Quien te mira hoy?

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Con dudas..... Collalba gris. AJV

jarnaco dijo...

La fotografié en Larraz encima de una pared de una de las bordas que hay antes de llegar al refugio, muy esbelta y señorial ella con mirada al frente… Después de hacerle un par de fotos, una de ellas sale en la entrada número 70 del día 06/04/09 con el título un “patoso” hablando de patas, bajo la cabeza repentinamente como si me estuviera haciendo reverencias. Su inusual postura me hizo proponer la adivinanza. En esa entrada 70 está la solución. Aunque con leer tus dudas vale… sólo dice de más el sexo del ave.