Seguidores

domingo, 9 de agosto de 2009

Comportamiento de las aves en los eclipses

El comportamiento de las aves está directamente relacionado con la información visual que reciben. Por tal motivo es fácil que las aves en los eclipses totales, incluso en los parciales, comiencen a buscar lugares de descanso para dormir y minutos después despertarse cuando la iluminación solar vuelve a alumbrar el día. En algunos estudios realizados se ha comprobado que lo más significativo de las aves es la inactividad en el periodo de penumbra (cuando la luna tapa totalmente el sol), pero que se vuelve a iniciar a medida que el sol se hace paso.
Es muy posible que el comportamiento sea mucho más acusado en los pollos, ya que parece ser que a medida que la luz empieza a ser más intensa el llamamiento en busca de alimento es mayor, al ser en las primeras horas del día cuando más intensidad de alimento reciben de sus padres. También fue curiosa la observación de un grupo de golondrinas volando a baja altura sobre los prados, comportamiento más característico del amanecer o atardecer, es más que posible debido al incremento de insectos que se observaron en la zona a raíz del eclipse. El comportamiento fue idéntico en aviones y vencejos (mayor actividad).
Durante la primera fase el comportamiento de las aves es el habitual y sólo es a partir del periodo de penumbra cuando empiezan a buscar refugio en los lugares donde normalmente pasan la noche e incluso sus cantos son los habituales a los emitidos en las últimas horas de cualquier día.
Los eclipses de luna no deberían afectar tanto el comportamiento de las aves, siendo las aves nocturnas las únicas afectadas. Supongo que en estos casos el impacto tiene que ser mínimo, al ser el sentido del oído el principal sentido de orientación y que utiliza como herramienta de la localización de sus presas de caza.
Quizás el mayor “incordio” que ocasiona a la aves estos curisos fenómenos es cuando se produce en pleno periodo migratorio, ya que son datos importantísimostanto la posición del sol y el de la luna en la orientación de sus rutas migratorias y cualquier alteración pudiera producirles una no deseada desorientación.
Queda claro que de una o de otra manera afecta a las aves cualquier alteración luminosa del sol o de la luna. El 27 de este mes de agosto nos viene otro fenómeno curioso que nos depara la naturaleza de milenio a milenio y es la observación en el cielo de dos lunas. Cuando pasen 30 minutos de la medianoche el planeta Marte estará a sólo 55,75 millones de kilómetros de la Tierra y será por lo tanto tan luminosa como la luna llena. Este curioso fenómeno no se volverá a repetir hasta el año 2.287, cuando hayamos viajado y explotado cada “posible” reserva energética que contenga Marte.
¿Cómo podrá influir este fenómeno a los animales? ¿Los lobos aullarán doble? ¿Y a qué luna? y ¿las aves nocturnas? ¿y a los que siempre estamos en la luna?....


Adivinanza del día: ¿Quien te mira?

4 comentarios:

Toñin dijo...

Una paloma????, dicen los sabios que en noches de luna llena se producen mas asesinatos, habrá el doble que lo normal?...

jarnaco dijo...

no debería estar usted de vacaciones??... no no es una paloma, pero casi...
Sobre los asesinatos, abrá que ver las estadisticas para saberlo, pero seguro ya que según que gente busca cualquier escusa.... y la de ver dos lunas es cuanto menos curioso. ¿si no es paloma, es....?, los de los días anteriores seguro que estaban más claros, no?
DISFRUTA DE LO QUE TE QUEDA, UN BESO A CARMEN, NOS VEMOS EN NADA

Anónimo dijo...

Negro sobre gris limpio... Tórtola sp. AJV

jarnaco dijo...

correcta la solución del anónimo Ángel de Huesca... habrá que proponer adivinanzas más complejas!