Seguidores

lunes, 20 de julio de 2009

Tan listo, tan astuto.......Tan débil

El Zorro (Vulpes vulpes) es el carnívoro de más amplia distribución mundial. En España está en la totalidad de las Comunidades Autónomas a excepción de Baleares y Canarias. Su fuerte condición le hace habitar en cualquier ambiente, desde los secarrales a las grandes latitudes con bajas temperaturas y climatología fría. Distribuyéndose desde el nivel del mar hasta latitudes próximas a los 3.000 metros de altitud. De todos modos le gustan especialmente los terrenos variados, por lo que intenta ausentarse de los uniformes salvo pura necesidad. También es un asiduo visitante de las poblaciones, siendo los basureros uno de sus puntos principales de alimentación.
Es muy oportunista y astuto, lo que le hace alimentarse de todo lo que pilla y de todo aquel que le resulta más fácil obtenerlo en un momento dado, conejos, gallinas, frutos, invertebrados y por supuesto carroña. Es nuestro carroñero de cuatro patas por excelencia.
De comportamiento nocturno y crepuscular, aunque con tendencias diurnas en algunas zonas donde el hombre no molesta, sobre todo en la época invernal. Se le dice que es muy listo, con alto poder intelectual, posee unos sentidos muy desarrollados, especialmente el oído y el olfato. Hace unas fechas estuve agazapado entre unas peñas y una buchera (mata de Boj) con la esperanza que un Cernícalo vulgar se parara en el aíre lo suficientemente cerca como para poderlo fotografiar, la rapaz en cuestión no se dejó fotografiar pero la experiencia de ver a un zorro acercarse por mi espalda sin el menor temor y dirigiéndose al único paso que había, y taponaba yo, me dejó sin saber que hacer, así que inmóvil lo vi acercar hasta que a escasos dos metros de mí saltó como gato asustado y se fue por donde había venido tan rápido que no puede ni tan siquiera despedirme. Hay veces que no sabes el motivo por el que los animales pierden ese instinto o esos sentidos tan agudizados que poseen, pero lo cierto es que suele pasar cuando no detectan el más mínimo peligro.
Las densidades del zorro es algo difícil de estimar aunque según estudios pudiera constatar unas poblaciones entre 0.5 y 15 individuos por kilómetro cuadrado, siempre dependiendo de las poblaciones humanas, si es terrenos de cultivo o esteparios. En Aragón estos valores pudieran estimarse en aproximadamente un ejemplar por kilómetro cuadrado en territorios estepários y de 2,5 individuos de media en los territorios de regadío.
Sí por un lado la utilización de los basureros es su principal sostén de vida, por otra la acción del hombre directa (caza, venenos…) o indirecta (atropellos) son unas de las causas principales de su disminución poblacional. Es muy asiduo a enfermedades víricas que en según que poblaciones los han diezmado considerablemente. Especialmente reseñable la enfermedad del virus del moquillo con mortandad muy elevada. Otros procesos infecciosos que pueden afectar al zorro son la enfermedad de Aujeszky, causada por un herpesvirus, afectando al sistema nervioso central y al tacto respiratorio y la parvovirosis, atacando a las vellosidades intestinales, ocasionando serios desórdenes en el aparato digestivo, es reconocida como una gastroenteritis hemorrágica.
Siendo la parasitosis más elevada la Sarna, pudiendo incluso a reducir en un 50% la población durante los años que dura el brote. También es propenso a padecer el neomatodo del corazón, pudiendo padecer un proceso agudo y mortal las poblaciones jóvenes.
Mis conocimientos veterinarios no pasan de saber de sus brotes de Sarna y del herpesvirus, así como oír la enfermedad del moquillo o sus problemas estomacales, por lo que me he asesorado de la página de Christian Gortázar para que fueran los datos correctos.

No hay comentarios: