Seguidores

lunes, 6 de julio de 2009

El Cuervo Común ¡Toma Moreno....!

El Cuervo común (corvus corax) es el fringílido de mayor tamaño y lógicamente también lo es de su familia de los córvidos a la que pertenece. Los ejemplares de mayor tamaño pueden llegar incluso a superar los 60 cm de longitud y los 150cm de envergadura. (Parecido al tamaño de un ratonero o busardo). Su abanico de altitud es grande pudiendo verse en lugares cercanos a la costa y en cotas cercanas a los 3.000 metros conforme el nivel del mar. Aunque su territorio es amplio, busca preferentemente ambientes abiertos donde pueda disponer de barrancos o acantilados. De carácter solitario en época de cría, suele formar pareja de por vida. En invierno pueden reunirse en grupo en los dormitorios. Posee un vuelo directo y potente, llegando a confundirse con una rapaz en la distancia. Alas largas y con una cola en forma de cuña (más bien larga). Es un ave buena planeadora. Durante la época de cría realizan vuelos acrobáticos, planeando a gran altura. Posee un reclamo potente, croante y profundo que lo hace inconfundible. Su tamaño, su plumaje totalmente negro y su robusto y largo pico lo ha hecho merecedor de multitud de leyendas malvadas y de otras benignas pero en un número mucho menor. El nido está compuesto de multitud de ramitas cubiertas de pelo, lana y hierba. La hembra pone una nidada de 4 a 7 huevos entre abril y mayo, que incuba ella sola unas tres semanas. Los jóvenes están listos para volar a las cinco o seis semanas. Se puede decir que es un animal omnívoro ya que come casi de todo: invertebrados, carroña, reptiles, anfibios, peces, roedores, cereales, bellotas, frutos, brotes…. Dicen que tiene un buen poder de aprendizaje, unido a una vista envidiable.
No sabría decir si su reclamo es más sonoro en la época de celo que a la que en estos momentos “padecemos”, cuando los jóvenes empiezan a abandonar los nidos adiestrados por los padres a base de “voz en grito” y con la replica de los pequeñajos.
¿Quién no ha oído lo de “cría cuervos y se te comerán los ojos?, parece ser que este dicho ha llegado hasta nosotros desde la época de los romanos, debido a su costumbre de crucificar a los criminales. Estas personas le supusieron a los cuervos un importante sustento alimenticio en esa época y más teniendo en cuenta su predilección por la carroña. Los cuervos no poseen un pico modelado para rasgar la carne por lo que siempre empezaban a comer por estos delicados órganos. El impacto que causó a los habitantes que vieron esa acción hizo volar rápidamente la leyenda y atribuyéndole lógicamente males macabros.
Dice una creencia aragonesa que Dios creo al cuervo con plumas blancas, pero que al negarse regresar al arca de Noe lo castigó y lo cubrió de un negro intenso.
Otra leyenda aragonesa dice que no pueden beber agua en el mes de agosto, castigo que le propinó Dios al negarse a subirle una rama de olivo a la Virgen al cielo.
Para terminar tres frases hechas readicionadas con él “Cuando el cuervo se baña, el agua está cerca” “Cuando el cuervo canta, si no han dado las doce poco le falta” “Cuando el cuervo canta, si no se ha puesto el sol poco le falta”.
De todos modos, en muchas culturas y en determinadas épocas ha sido venerado igualmente como un Dios o un símbolo espiritual.
A pesar de un impecable traje de frac negro se han podido ver ejemplares blancos debido a curiosas mutaciones genéticas. En estos casos han sido perseguidos por malos augurios. Recuerdo un determinado ejemplar hace unos años, en zonas turolenses, que apareció muerto al poco de darse a conocer la noticia de su observación y en plena época de sequía. Uniendo ambas noticias su fin estaba escrito. He dado un corto repaso por Internet en busca de la noticia y me he llevado la sorpresa de que aún siendo casos aislados la presencia de estas mutaciones en los cuervos se han dado en muchas zonas del hemisferios norte. En Teruel/Castellón lo único reseñable es la siguiente noticia “Todo aquel que tenga la suerte de entrar en el Ayuntamiento podrá ver un cuervo blanco disecado. Este cuervo se dejaba ver entorno a las cercanías de la ermita de San Bernabé a principios de la década de los 80´. Durante tres años consecutivos se dejó ver, llegando a crear cierta polémica entre las localidades de Puertomingalvo y Mosqueruela por ver de quién era propiedad. Un día apareció muerto. La versión oficial es que se electrocuto con los cables de la luz. Lo destacable es que no se trata de un hecho único, pues a mediados de la década de 1970 apareció otro cuervo blanco. Por lo visto es algo genético, saliendo uno cada cierto tiempo”

2 comentarios:

Toñin dijo...

Hoy sale en Terra un video de un cuervo albino...
http://www.terra.tv/templates/channelContents.aspx?channel=2205&contentid=68406

jarnaco dijo...

siempre dando el "toque de calidad"...genial!
¡gracias amigo!