Seguidores

martes, 21 de julio de 2009

Aunque lo parezca, Amenábar no estuvo en Vadiello


video

La Sierra de Guara es tan especial como puede comprobarse en el vídeo, aunque en sí es sólo una pequeña muestra de la gran riqueza natural existente. Los impresionantes roqueros hacen las delicias de los expertos escaladores. Este mundo de rocas es igualmente apreciado por nuestros grandes alados, especialmente del Buitre leonado donde convive de manera ejemplar con algunas parejas de quebrantahuesos, Águilas reales y alimoches como rapaces más características de la zona.
La colonia buitrera es especialmente numerosa, aunque en los últimos tiempos se intuye una pequeña disminución poblacional, especialmente de comunidad más joven.
La zona del vídeo corresponde a la zona alta de Vadiello, puede verse con bastante claridad: la sierra de Ligüerri de 1.149m, el pico Borón de 1.327m e incluido el pico más alto de toda la sierra, el Tozal de Guara con sus 2.077m. Justo enfrente los conocidos Los Pepes, uno de los lugares donde estuve ese día, aunque también me aventuré por cotas más altas en busca de los solitarios quebrantahuesos. El video fue gravado en mi regreso, más o menos a mitad del descenso que me tenía que llevar “catapabajo” al aparcamiento de Vadiello, al nivel del precioso río Guatizalema.
Territorio especialmente duro por las condiciones del suelo, muy árido, con muchas piedras sueltas que hacen terminar con los pies algo cansado de tanto baile. Las sendas y pistas están bastante bien conservadas lo que facilita mucho la andada, aunque para los “cabras” como un servidor esto nos sirve de poco. A cotas más altas resulta especialmente dura esta época, al disponer de pocas sombras que suavicen las temperaturas. Todo esto queda completamente olvidado cuando expandes la vista a los cuatro lados y en todos ellos encuentras tanta maravilla.
Las especiales condiciones geográficas de la zona hace que tenga un microclima particular. Las elevaciones del terreno, con cotas de considerable altitud, unido a los valles de los ríos, provocan que las masas de aire frío desciendan hacia el sur, por lo que es más difícil encontrar grandes bancos de niebla por la zona, cuando en el Somontano y hoya de Huesca es pan de cada día en determinadas épocas del año. Las nevadas suelen ser frecuentes, así como la publiosidad, pudiendo estimarse medias entre los 700 y 900 mm.

No hay comentarios: