Seguidores

domingo, 5 de julio de 2009

Los animales todavía pueden elegir el clima que desean

Aquí tenemos a este precioso Petirrojo “Erithacus rubecula” el cual puede decirse que ha podido elegir el lugar de cría y el emplazamiento que más le conviene para vivir. Al igual que los animales el hombre desde la antigüedad ha buscado siempre aquellos lugares donde la climatología era la más propicia a su confort y también a sus necesidades. Hoy en día se puede considerar que se ha perdido la libertad de poder elegir los lugares propicios para su salud y la climatología y por lo tanto se puede considerar “meteorología impuesta” al entorno donde desarrollamos nuestra actividad diaria. Se ha llegado a demostrar que las condiciones atmosféricas afectan directamente sobre la salud de determinadas personas y por lo tanto tenemos que convivir lo mejor que podemos con estas incomodidades.
Estas vacaciones he podido repasar algunos datos meteorológico de hace más de 20 años para poderlos contrastarlos con los actuales y así poder saber en que medida pudiera considerarse que hemos sufrido un cambio brusco en cuanto a las condiciones meteorológicas. Me llamó la atención que en un informe del Instituto Nacional de Meteorología de 1986 ya se hacía referencia a la variación del clima, el cambio climático y el calentamiento global, del cual entresaco estos pequeños apuntes: “La pregunta acerca de si cambia o no el clima siempre despierta gran interés y, por lo general, la mayoría de las opiniones apuntas afirmativamente. Y en especial, cuando el tiempo atmosférico ofrece una marcada tendencia de un cierto signo, por ejemplo, en los largos periodos de sequía, el tema alcanza su máxima actualidad. Puede verse que en esos momentos sólo eran considerados temas secundarios y pudiendo ser considerados como anécdota o simples ciclos históricos puntuales”. Hoy en día ya se ha por confirmado este cambio climático, con el consabido calentamiento global.
También he podido repasar algunos datos de hace 25 años (año 1984) en los que en general la climatología fue seca en la vertiente Mediterránea, normal en la Cantábrica y húmedo o muy húmedo en la Atlántica. Islas Baleares y en Canarias fue seco. Temperaturas normales en el Cantábrico y Galicia, así como en la Cuenca del Ebro y algunas zonas de la Mancha. El resto de España fue fresco. La temperatura máxima la registró Sevilla y Córdova con 36ºC. Las mínimas con 0º fue para Soria y destacando los -3º en el observatorio de Nevacerrada. Nevó en cotas altas en los primeros días de mes. A modo de ejemplo en el aeródromo de Huesca se tomaron las siguientes mediciones: 31´6º de máxima; 10´6º de mínima; 9 días con precipitaciones con 10 litros/m2. Como curiosidad se hace referencia a las tres especies que marcan un poco la tendencia climatológica anual (El almendro, el cuco y la golondrina, aunque la mariposa de la col tiene igualmente su importancia): En 1984 Almendro floreció entre el 1 de enero y el 15 de abril, según regiones. Se retrasó, en general, una quincena. Las heladas y nevadas del mes de febrero dañaron la flor en la meseta sur y zonas de Granada y Alicante. La Golondrina llegó entre el 15 de febrero y 1 de mayo. Algo retrasado por Andalucía y Extremadura a causa de los persistentes temporales de lluvia del otoño. Puntual por el Ebro y ambas mesetas y el Cuco se oyó cantar por primera vez entre el 15 de marzo y 1 de mayo. También se demoró unos 15 días, especialmente por las zonas montañosas del interior, debido a los chubascos de primavera y al frío ambiente, que atrasaron la nidificación de aves.
Todos hemos sufrido las temperaturas altas de finales de este junio y del principio de julio, siendo muy por encima de la máxima registrada de 31,6º hace 25 años. Éste año no podemos quejarnos de lluvias y nieve, siendo la última nevada bien adentrada la primavera, pero sin llegar a la nevada de Navacerrada de primeros de junio de 1984. En la siguiente tabla se recogen los datos meteorológicos de 2007 de mi mini-estación meteorológica de Embún (aún tengo sin archivar los del año pasado y en la actualidad se están memorizando los correspondientes a este 2009). Puede verse que hay pequeñas diferencias con las de esos años. Debido a una pequeña investigación (otra de mis locuras...) sobre la influencia de la temperatura en la elección de los nidos de algunas especies, los valores de la tabla no quedan reflejadas las máximas en las horas de mayor solación, pero podemos hacernos una idea aproximada.
Para finalizar hay que recordar la entrada sobre el “calendario pastoril” que se incluyó a principio de año y repasándolo por encima, de momento, no se ha desviado en demasía. Lo malo es que si continúa por el buen camino, este mes de julio puede llover más que en junio pero las temperaturas serán superiores, pasando en los meses posteriores a un periodo con escasas lluvias, incluso de sequero hasta final de año. Es de suponer que son “cosas de viejos” y no hay que hacer mucho caso……aunque hay otro dicho que dice “más vale el diablo por viejo que por sabio…”
Para ver la tabla con más nitidez pinchar encima de ella para ampliarla.

No hay comentarios: