Seguidores

domingo, 7 de junio de 2009

La Boca del Infierno (Valle de Oza)

video

La Boca del Infierno es una parada obligada para todos los amantes de la naturaleza. Si espectacular es su profunda garganta, no lo es menos el valor de su flora y su calidad animal. Siendo el paso de los grandes robles y pinos silvestres a los hayedos, abedules y abetales. Destaca igualmente sus grandes Olmos y Tilos. Destaco entre las muchas especies animales nidificantes de esta zona al treparriscos, tanto por su valor faunístico como por su belleza. Entre las rapaces quizás sea el Buitre leonado el rey de la zona por su importante colonia nidificante, pero el Quebrantahuesos es sin duda el más importante ciudadano. En zonas altas de este valle también podemos encontrar ejemplares de Urogallo, otra especie en grave peligro de extinción.
Por este impresionante desfiladero discurre el Aragón Subordán en un torbellino de turbulentas aguas. Este paso hace la delicia de los amantes al barranquismo, aunque en determinadas épocas es peligroso.
video

La paz que se respira aguas arriba cuando ves el nacimiento del río en la cara norte de la Sierra Bernera y su lento transcurrir por "Aguas Tuertas", en un sinfín de vueltas y revueltas, queda olvidado cuando comienza su decidido descenso que le hará, después de unos 50km, desembocar en el Río Aragón. Su capacidad va aumentada en ese descenso al unírsele multitud de pequeños afluentes a base de barrancos y del río Osia que es uno de sus afluentes principales.
Aragón, como tal, nació en este pequeño valle, siendo en sus inicios un Condado, después Reino y pasando después a Corona, dando el nombre del río Aragón Subordán al de su Reino. Conservando en la actualidad el nombre de Aragón a esta Comunidad.
Cuenta la leyenda que en la importante iglesia románica de San Pedro de Sirena (el monasterio más antiguo del viejo Reino de Aragón) fue bautizado y recibió su primera educación el rey Alfonso I el Batallador por los 100 monjes que en esa época estaban en dicho monasterio. Alfonso I en esta época juvenil se decidió a realizar una incursión de caza en el valle de Oza siendo atacado por un Oso en la Boca del Infierno, pero unos pastores de la zona le salvaron del ataque. En agradecimiento a su valía, a los chesos, se les concedieron diferentes favores. Cuentan que los monteros reales siempre eras reclutados de los habitantes de este valle.

La calidad de estos videos no dan opción a la duda y lógicamente están realizados con el móvil, pero espero que al menos se pueda uno dar una pequeña idea de lo espectacular del lugar.

2 comentarios:

Toñin dijo...

Y bonita carrera de montaña que se hace ahí,,,http://asamun.blogspot.com/

Por si algún loco/a se anima

jarnaco dijo...

ya te veo un año participando en ella, tanto por lo que estas cosas te motivan, como por lo "loco" que estás. Mil gracias por aportar cosas nuevas al blog