Seguidores

jueves, 7 de mayo de 2009

Un zángano hablando de la abeja (Apis mellifera)

Las abejas se las conocen por recolectar néctar y polen, pero en ocasiones también resinas y agua. La resina de los árboles y arbustos les sirven para tapar y bloquear agujeros de su colmena (una especie de argamasa) y para reducir el tamaño de su entrada. El agua la utilizan como sistema refrigerador de la colmena, así como para diluir la miel. El sistema de refrigeración de la colmena es bastante curioso ya que distribuyen el agua por la superficie de las paredes de cera de las células, o bien manipulan el agua con sus lenguas para activar la evaporación y ayudan al enfriamiento formando con el batimiento de sus alas una corriente de aire.
Cada colonia de abejas contiene tres estatus sociales: La reina (hembra fértil), las Obreras (no fértiles) encargadas de limpiar las celdas, eliminar deshechos, alimentar a las larvas, construcción, recoger y distribuir el néctar traído por las que llegan del exterior y convertirla en miel, vigilar la colmena. El tercer estatus está compuesto por los zánganos que son los machos fértiles. Más o menos hay una reina por cada 60.000 obreras. El nido de la colonia se compone de una serie de paneles verticales de cera, en el hueco de un árbol, grieta o similares. La reina está capacitada para la puesta, pone dos tipos de huevos fértiles, que podrán dar lugar reinas o obreras y otras no fecundados que darán lugar a los zánganos. Los huevos son depositados en las celdillas de la colmena, una por huevo, la de los zánganos es de un tamaño mayor. Las celdas son en forma hexagonales, pero su fabricación no es debido a un proyecto de ingeniería, sino que en un principio todas las celdas son redondeadas pero debido a la presión de las fuerzas de las celdas contiguas las hace adquirir esta colosal obra arquitectónica.
Las abejas que se separan de un enjambre, se llevan cada una un suministro de miel en sus estómagos, que tan pronto como el enjambre ha elegido un nuevo lugar, se convierte rápidamente en cera para comenzar a construir su nuevo panal.
Uno de los mayores logros obtenidos en el Siglo XX ha sido el descubrimiento por los científicos de la habilidad de las abejas para comunicarse los lugares de recolección. Por lo visto, a su vuelta de una obrera con éxito realiza una danza especial, en la que figura la dirección a seguir para obtener el alimento, en relación de la dirección del sol con la entrada de la colmena y la distancia que se separa de ella. También estás investigaciones apuntan que las abejas de la colmena que vuelan cercanas a estas obreras bailarinas reciben la información en forma de aroma de las flores del trayecto.
Me he permitido entresacar todas estas curiosidades del libro “el mundo de los animales – animales del aire” de la edición Nauta. De los datos y curiosidades revisados no he podido aclarar otras dudas tan curiosas como la del motivo por el que las abejas en pleno deshielo se paran en la nieve y empiezan a excavar en ella. Puede ser una obtención de esa necesaria agua para la colmena, o para asearse o será una peligrosa confusión con la forma aceldezada de la nieve…. Es curioso que estas abejas esquiadoras nunca están en grupos, ni tan siquiera en pareja, pero en las cercanías de las colmenas se pueden observar bastantes individuos esparcidos por el suelo excavando con sus extremidades. Es doblemente curioso cuando las abejas son muy sensibles a su temperatura corporal, siendo por lo tanto muy peligroso de padecer hipotermia.
Hace miles de años que la humanidad se ha beneficiado de la miel de las abejas y no sólo por su gran valor alimenticio, sino con fines curativo: utilizado para tratar irritaciones de la piel, infecciones, heridas profundas, llagas, dolores estomacales, problemas respiratorios, tos, anemia…
En el antiguo Egipto se decía que "El Dios Ra lloró y sus lágrimas cayeron en la tierra y se volvieron abejas. Las abejas comenzaron a construir y fueron activas con todas las flores del reino vegetal. De esta manera llegó a existir la cera, así la miel fue creada de las lágrimas del Dios Ra".

No hay comentarios: