Seguidores

domingo, 17 de mayo de 2009

Ánades: Memorias de un pato

Qué difícil es explicar lo que cada uno siente cuando está en el contacto con la naturaleza. Quizás este cúmulo de sensaciones va determinado de acuerdo a la edad de cada persona. El transcurso de los años también me ha supuesto a mí un cambio importante. Los primeros años son sin duda de aprendizaje y con ella vas descubriendo un mundo lleno de colores y matices que te hace llenar la cabeza de millones de datos pasados a través de la retina. No era extraño regresar a casa con más dudas que las que deseabas, como tampoco era extraño regresar con esa sensación de desanimo por no ver lo que fuiste a buscar. El tiempo te hace pasar de la recopilación de datos a una acumulación de sensaciones, como llenarte del olor de la naturaleza, o de la sensación de libertad o de preocupaciones por una mala nidada. Lo cierto es que ya no regresas con esa sensación de desanimo, porque siempre hay algún momento inolvidable que alegra el día y de la que no dudas de anotar en alguna libreta para recordarla años después.
La foto de estos ánades la realicé en la orilla del Ebro, en uno de esos preciosos tramos que han sido arregladas para la celebración de la Expo. El transito de la gente no les supuso mucho estorbo a estos patos, todo lo contrario, cada vez hay más animales que se acostumbran a convivir con el ser humano. Al lado de esta pareja había una docena de patitos pequeñitos que hacían la delicia de los más pequeños, así como la sonrisa de los mayores. Te das cuenta lo que la naturaleza te ofrece y como cada uno la siente, seguro que el niño sólo veía un pequeño juguete en forma de patito, de precisos colores. Aquel hombre entrado en años que con su raída bolsa del mecadona les llevaba pan, seguro que "sentía" más que "veía" y en su corazón sólo esperaba que esos trocitos de pan les proporcionaran comida suficiente para sacar sus polluelos adelante.
Siempre cuento esa pequeña anécdota del pintor Fuello que decía que "no es importante saber llegar a los sitios, sino que lo importante es disfrutar de cada pequeña maravilla que te vas encontrando en el camino"

No hay comentarios: