Seguidores

martes, 26 de mayo de 2009

150 veces que se ha detenido el tiempo

Hoy voy a hablar de mí, así que los que esperaban leer alguna cosa del medio natural ya pueden esperar a la próxima entrada..........Esta es la entrada 150 de este modesto Blog…. normalmente cuando mucho se “habla” mucha “paja” se dice, así que espero que al menos un 10% sea considerado por lo menos curioso. Para conmemorar este día he querido reponer las tres fotos de las diferentes portadas que han precedido a la estrenada hoy.
Las tres han tenido un significado especial y que dicen mucho de lo que he sentido, siento y espero sentir del medio natural.
Con la primera foto del otoño en la Selva de Oza quise plasmar las pinceladas de color que la naturaleza nos ofrece, y a las que no hace falta añadir nada para enamorar. Esta primera foto fue unida al titulo genérico del blog “cuando el tiempo se detiene” y aunque en sí es una frase hecha, a la que se le puede unir varios significados, pretendí que al menos un ratito al día “el tiempo se detuviera” para pesar en otras cosas que en la rutina diaria, y que mejor para evadirse que adentrarse en este mundo maravilloso, incluso místico que por algo lo hace tan mágico o “magico”.
La portada del Quebrantahuesos fue unido a un sentimiento de vacío por la falta de una persona querida. Te das cuenta que la naturaleza hace en ocasiones a algunos hombres “sabios” y “respetuosos” y no hay mejor forma de recordarlos que intentando reflejarte en esos valores, aunque nunca les llegues a la suela de los zapatos, pero te sirven para saber respetar el medio natural por donde te mueves, que en sí es la forma más adecuada de conservarción. Dudo que cualquier amante de las aves y de la naturaleza que compartiera algún momento con Ernesto no tenga este sentimiento.
Quizás la del esquiruelo o ardilla sea la más graciosa del blog y con ella se pretendió que todos tengamos ese punto de “curiosidad” por aprender, de disfrutar y de divertirnos de las pequeñas alegrías de cada día.
Hoy se estrena la de la abubilla, pero el motivo ya será cuestión de otra celebración. Agradecer muy mucho a los seguidores de la avifauna de Embún que tanto me han apoyado desde el principio y agradecer de manera especial a mi más fiel seguidor, Toñín, que a pesar de no parar de hacer maratones, diez miles, polladas, san silvestres y demás locuras, aún le queda tiempo para frenar un rato y ver el blog diariamente. Al mismo nivel agradecer a Luis, Carmen, Rocío y Jero, así como a la familia y demás amigos por tanto apoyo para que continúe, aunque sea de forma interrumpida. Sería difícil nombrar a todas las personas que me han dicho que lo han visto, como me resulta difícil saber porque lo han visto una segunda vez.

2 comentarios:

Toñin dijo...

Pos tu sabras la razón, igual es porque nos gusta...Gracias y a seguir

jarnaco dijo...

como se nota que eres un buen amigo...muchas gracias amigo