Seguidores

jueves, 23 de abril de 2009

Verdecillo (Serinus serinus)

Su propio nombre nos indica que es un ave de pequeño tamaño, escasamente mide unos 11 centímetros y unos 23 de envergadura. El verdecillo es de comportamiento incansable, saltarín y nos da una sensación de nervioso, revoloteando de cortos desplazamientos. También se puede observar cantando con su trino penetrante desde lo alto de un árbol, principalmente confieras. Su trino es tono ascendente, terminando en gorgoteos rápidos y tintineantes. Su tamaño, vistoso plumaje, canto y su capacidad para soportar la presencia humana le ha supuesto ser acosado por los aficionados al jauleo, además de ser ave que soporta relativamente bien la vida en cautividad y suele cantar todo el año. Los machos son de color más vivos, con la parte superior de la cabeza y espalda de color verde amarillo con listas más oscuras. La frente, colorote u obispillo y pecho de un amarillo más vivo. La tripa blanquecina con pequeñas listas oscuras. Las alas son oscuras diferenciándosele dos finas listas de color amarillas. Cola profundamente ahorquillada. Ojos muy negros que le resaltan de manera especial de su rostro amarillento. Las hembras son de un color mucho más apagado. Su pico corto y grueso le proporciona una herramienta útil para retirar las cáscaras de las semillas o trocear las tiernas. En pareja o formando grupos pequeños. Cría en arboledas, en un diminuto nido de hierba forrada de pelo. 4 huevos en dos o tres nidadas entre mayo y julio. Frecuenta parques, jardines, tierras de cultivo, límites de bosques, etc. Se puede considerar abundante en toda España. De estatus residente.

No hay comentarios: