Seguidores

lunes, 6 de abril de 2009

Un "patoso" hablando de patas

La evolución de cada especie de aves le ha proporcionado unas patas acordes a su actividad, a su comportamiento y a su técnica de caza o alimentación. Todas ellas se caracterizan por ser poco más que huesos cubiertos de piel con unos pocos tendones, quedando la mayoría de los músculos ocultos en la parte alta de la pata. Las patas suelen ser escamosas, algunas cubiertas de plumas como protección a las aves de presa, en otras como aislante térmico y en otras como las rapaces nocturnas para minimizar todo lo posible el ruido cuando las extiende para cazar. Ya he comentado que cada ave se ha desarrollado según sus necesidades, así por ejemplo:
- La pata del Buitre común diferente de la del Águila real por la ausencia de plumas en su parte inferior, así como por sus garras más cortas y menos agudas. La morfología de sus patas no tienen la capacidad de retener o apresar por lo que sus dedos son finos y rectos, con unas uñas poco desarrolladas.
- El Águila pescadora necesita unas uñas largas y muy curvadas para poder pescar, con el dedo exterior opuesto para agarrar a sus presas viscosas y resbaladizas.
- El Gavilán, al igual que el resto de falconiformes, posee un tarso y dedos largos, con uñas afiladas y curvadas para cazar pájaros.
- El Águila harpía, para su alimentación de pequeños mamíferos ha necesitado unos tarsos y dedos cortos y muy robustos con uñas curvadas.
- El Zarapito trinador posee patas largas con un dedo posterior a menudo ausente o reducido, útil para vadear el agua y poder caminar sobre tierra firme.
- Los paseriformes tienen un tendón a lo largo de la parte posterior de la pata que hace que los dedos se cierren automáticamente sobre la rama donde se posan con el mínimo esfuerzo.
- La Garza real y similares, poseen patas de tarsos muy largos y dedos y uñas diseñados para caminar.
- Los córvidos también poseen unos dedos andadores.
- Las acuáticas poseen las patas palmeadas, muy útiles para la natación.
- El Pájaro carpintero tiene dos dedos que apuntan hacia atrás, lo que le facilita su agarre al tronco de los árboles.
- Otro caso curioso es el de los vencejos donde los 4 dedos apuntan hacía delante para facilitar igualmente su agarre a los roqueros rugosos, o edificios.
- En los búhos y algunas aves de presa diurnas, a pesar de tener los dedos dispuestos tres adelante y uno atrás, el dedo 4 se puede dirigir hacia atrás a voluntad, con el objeto de asir sus presas de manera más eficiente.
- Etc…

No hay comentarios: