Seguidores

lunes, 13 de abril de 2009

Las torretas de Justo

Siempre me ha llamado la atención estas construcciones en el paraje denominado La Cuentra en las afueras de mi pueblo, Embún (Valle de Hecho/Huesca). Desde siempre rodeadas de relaciones místicas y llenas de leyendas relacionadas con brujas. Tanto en un sentido como en otro, aunque lo que siempre ha permanecido ha sido como símbolo para ahuyentar a las brujas (en otro extremo oí de pequeño contar que era un lugar donde se reunían…). Fuera lo que fuera siempre ha sido curioso para visitar y del que todo el mundo pregunta después de verlo por primera vez.
Lo más curioso del tema es que no tiene nada que ver con algo místico, sino como un símbolo de amor a la Naturaleza y especialmente al mundo de las aves. Justo me contó que en ese campo, donde se asientan las tres torretas separadas una de otra, es un puro “pedregal” y que para sacar sus cosechas adelante hay que ir quitando piedras de manera continúa. Estas piedras las fueron amontonando en lugares fuera de la siembra. Con posterioridad, en las horas de pastoreo, se le ocurrió de chaval empezar ha realizar esas torretas para aprovecharlas de alguna manera. Viendo que en ellas se posaban las aves, decidió hacerlas tan altas como son en la actualidad. Es admirable escucharlo diciendo como iba perfeccionándolas conforme veía el comportamiento de las aves. Lo más curioso son unas pequeñas ventanas de las que dispone, y según me contó, son para que las aves pequeñas puedan resguardarse en ellas cuando son perseguidas por alguna rapaz.
Sean para lo que sean y el motivo por el que Justo las construyó la obra tiene bastante aceptación entre las aves, no siendo extraño viéndolas posando en lo alto como si de una atalaya se tratase: Collalbas, Roqueros rojos, Bisbitas, Tarabillas, Alcaudones, Cernícalos, etc… hasta en alguna ocasión se ha podido ver algún Buitre, Gavilán o Águila Calzada.

No hay comentarios: