Seguidores

domingo, 26 de abril de 2009

El Gorrión común (Passer domesticus): No es tan feo...

Si hoy por hoy se preguntara a cualquier persona, de cualquier nivel, qué especies de pájaros conoce, sin duda alguna el gorrión sería el número uno, tanto a nivel de afecto como a nivel crítico. Afecto por la proximidad al ser humano, no en vano es sin duda la especie que más se ha adaptado a vivir en contacto con el hombre, reduciendo su hábitat a poblaciones, ciudades, poblados y cercanías de los mismos, incluyendo su ascensión a cotas altas en busca de las estaciones de esquí, que también ha colonizado. Tal acercamiento, unido a la gran cantidad poblacional, supone al gorrión ser perseguido por el gran consumo de grano y cereales, considerándolos incluso una especie de plaga en determinadas explotaciones, también es causante de la obstrucción de canaleras de tejados. Pero lo que no hay duda es que todo el mundo lo conoce. Esta ave tan prudente es muy abundante en toda Europa, Asía y en todos los lugares donde ha sido introducida, como América del Norte.
Hay una macabra adivinanza sobre el gorrión, la cual pregunta ¿sabes cuál es el pájaro más feo, que peor canta, peor vuela y que encima no sabe andar?, en cuanto a lo de “feo” la apreciación general es algo diferente al resto de aves, ya que no posee un gran colorido y en general es de colores apagados, pero no se puede consideran en absoluto un ave fea. La hembra y el joven son de colores parecidos, pardos claro por encima, y de color beige pálido por debajo. El macho es de color más contrastado, teniendo las partes superiores de la cabeza de color gris, las mejillas blancas y la garganta negra. En vuelo posee una mancha escapular (hombros) rojiza y franja alar blanca, en ocasiones poseen una especie de mutación o alteración de los genes apareciéndoseles plumas blancas (una o varias) en las rectrices (cola) o primarias del ala, pero son casos excepcionales. Su “canto” no puede ser comparado con el de un ruiseñor pero posee unas voces muy variadas (muy comunes), pero carece de un canto definido. Su “vuelo”, al igual que su canto, es sin nada reseñable, siendo muy directo y de escaso planeo. Cuando está en el suelo, su desplazamiento es a saltos, por eso es el dicho que no sabe “andar”.
Se alimenta de todo lo que pilla, siendo claramente omnívoro: vegetales, semillas, hojas, flores, brotes, incluso deshechos.
Anida en agujeros y grietas de edificios, tanto exteriores como interiores, en ocasiones utiliza los nidos viejos de golondrinas y aviones comunes, nidales artificiales, agujero de árboles y roqueros. Tampoco es extraño que anide en sobre la rama de un árbol, pero no es lo más común de esta especie. Los nidos son esféricos de aspecto desordenado, de ramas secas, paja, papeles, hilos, trapos… tienen una entrada lateral. El interior está cubierto de gran cantidad plumas. Nidada compuesta de 4 a 6 huevos de colores variables, grisáceo, parduzcos o verdosos, con manchas grises y pardas. Es una especie que aborrece la nidada cuando se le toca el nido (abandonan a sus crías o huevos).

2 comentarios:

Toñin dijo...

Voy a colaborar con el blogger si me lo permite, muestra de donde anidan los "gurriones", se dice que tienen predilección por la letra A
http://typenesting.tumblr.com/

jarnaco dijo...

Gracias toñin, es un buen ejemplo de lo bien que se ha adapatado esta especie a las grandes ciudades...y a las grandes letras