Seguidores

domingo, 19 de abril de 2009

Abubilla comiendo

En una entrada más antigua ya hice una pequeña presentación de esta preciosa ave, pero este fin de semana he podido fotografiarla en pleno proceso de alimentación y creo que merece la pena realizar otro breve inciso. Su color canela es inconfundible, así como su llamativa creta que sólo extiende cuando está irritada, está inquieta, en periodo de celo (cortejo) o justo en el momento de posarse. El largo, fino y ligeramente curvado pico le sirve para hurgar y rebuscar gusanos y otros invertebrados en el suelo (en ocasiones llegan a comer lagartijas). La foto corresponde al momento que ha extraído un gusano del suelo con la punta del pico y lo catapulta hacía arriba para tragárselo con una habilidad asombrosa. Su vuelo está caracterizado por unas alas redondeadas de un contrastado color blanco y negro.

2 comentarios:

Toñin dijo...

Genial la foto...

jarnaco dijo...

Gracias amigo, y lo más raro que es con esa cámara que es "menos ágil"