Seguidores

martes, 28 de abril de 2009

Algunas curiosidades muy curiosas:

- El vuelo mas largo que ha hecho una gallina es de 13 segundos
- El cuervo puede vivir hasta 80 años
- El primer año de un perro equivale a 21 años humanos, cada año canino posterior es de 4 años humanos
- La orina del gato brilla bajo la luz negra o ultravioleta.
- Los ojos de los animales nocturnos pueden ver bien de noche debido a un compuesto blanco en la retina llamado guanina, sustancia que proporciona una superficie reflectora que hace que la luz rebote hacia enfrente, dándole a los ojos del animal una segunda oportunidad de absorber la luz de las imágenes. Esta luz reflejada hace que los ojos del animal parezcan brillar en la oscuridad.
- Las únicas aves que pueden ver el color azul son las nocturnas, especialmente los búhos.
- La mayoría de los mamíferos ven los colores solamente en tonos de gris. Los primates como changos, gorilas, etc. pueden percibir el espectro completo del color. También algunos peces y aves
- El ojo del avestruz es más grande que su cerebro.
- Los delfines duermen con un ojo abierto
- Los patos tienen seis párpados, tres en cada ojo
- El burro es capaz de verse las cuatro patas al mismo tiempo, es debido a la posición de sus ojos.
- Un colibrí pesa alrededor de 9 gramos
- Todas las termitas del mundo juntas pesan 10 veces mas que todos los humanos juntos
- Los romanos fueron los primeros que colocaron herraduras a los caballos, y fue a raíz de pavimentar las calles y vías.
- El corazón del erizo late un promedio de 300 veces por minuto.
- Dicen que los tiburones encuentran a los peces con los que se alimenta escuchando los latidos de sus corazones.
- Los camellos tienen tres párpados para protegerse de las tormentas de arena
- Las víboras no parpadean
- Una de los mayores peligro anuales de las aves es la de golpearse contra los ventanales, estimándose unas 1000 muertes.
- El elefante es el único mamífero que no puede saltar
- El pingüino es capaz de nadar pero no de volar, siendo la única ave con estas características.
- Debido a su larga lengua, la jirafa es el único animal que puede lamerse sus oídos.
- Aunque parece algo extraño, se ha demostrado que los murciélagos siempre dan vuelta a la izquierda cuando salen de una cueva
- Las ardillas pierden más de la mitad de las semillas que esconden, al no acordarse del lugar exacto de su escondite pero proporcionando con este descuido el nacimiento de miles de árboles.
- Al igual que las personas, los gatos y perros también son zurdos o diestros.
- Las ratas pueden vivir más tiempo sin agua, que los camellos
- El sueño de los elefantes no pasan de las 3 horas diarias. En el otro extremo de tamaño y sueño, las hormigas no duermen y el koala duerme 22 horas diarias
- Sólo pican los mosquitos hembra, y son para alimentar a sus huevos
- Los perros te lamen la cara porque instintivamente están buscando por restos de comida
- Los gatos hacen más de 100 sonidos diferentes, mientras que los perros pueden hacer alrededor de 10
- Los delfines viven de 3 a 4 años. Las arañas de 4 a 7 años
- Todos los mamíferos que comen carne tienen al menos cuatro dedos en cada pie
- El zorro usa su aceite especial corporal para defenderse de enemigos que son más grandes, rápidos y fuertes que él. El aceite quema temporalmente los ojos, nariz y boca del atacante, causando ceguera y vómitos temporales. Este fluido se acumula en las glándulas odoríficas del zorrillo.
- El zorrillo se alimenta de abejas, sin importarle sus aguijones
- La sangre de los mamíferos es roja, la sangre de los insectos es amarilla y la sangre de las langostas es azul
- La piel del tigre es rallada, no solo su pelambre, mientras que la del oso polar es negra debajo de su pelaje blanco.
- Los gallos cantan en las mañanas para marcar su territorio. El hecho de realizarlo en las primeras horas es porque a esas horas las aves están más activas.Un gato tiene en la cola 20 huesos aproximadamente

lunes, 27 de abril de 2009

Una pincelada de color

Recuerdo un pequeño cuento que leí hace un tiempo que trataba sobre un árbol, un carpintero y un granjero. Un día el grajero quiso arreglar su estropeado establo y pidió ayuda a un carpintero. El primer día que trabajaban juntos la cosa no funcionó bien y los problemas se iban añadiendo uno sobre otro, cuando no era su sierra la que se estropeaba, era algún material que le faltaba. Así trascurrió la jornada entre tristezas, mal genio y lleno de sinsabores. Al terminar la jornada el granjero le propuso llevarlo a su casa, a lo que aceptó proponiéndole, el triste carpintero, compartir la cena con su familia. Al llegar al portal de su casa el carpintero se acercó a un gran árbol que tenía en el jardín, lo tocó y posteriormente entraron en la casa. Sólo traspasar la puerta el granjero quedó asombrado de la transformación de su nuevo amigo, viendo en su cara una gran sonrisa que hizo alegrar a sus hijos y su esposa. Así trascurrió la velada entre risas y juegos. Al tiempo de la despedida, el grajero, no pudo resistirse a preguntar por esa trasformación después de tocar el árbol del jardín. Le dijo que cada día al llegar a casa cuelga todos sus problemas en ese árbol, porque sus problemas no tienen por qué sufrirlos su familia, y a la mañana siguiente de vuelta al trabajo se acerca al árbol y los vuelve a coger. Lo más curioso del caso es que todos los días a ir a recogerlos siempre hay muchos menos de los que ha dejado la noche anterior, por lo que quizás las personas nos preocupamos demasiado por cosas insignificantes.

Milpiés o Gusano alambre (Ommatoiulus rutilans): será por patas…

A pesar de todo lo que pueda parecer este pequeño e inofensivo “bichejo” no es un gusano, sino un artrópodo y más detalladamente un miriápodo ya que posee el cuerpo en forma cilíndrica, alargada y claramente dividida en segmentos. Su forma y color le han hecho acreedor al nombre de gusano de alambre. Se diferencia claramente de un gusano al poseer un cuerpo rígido y protegido por una dura capa de quitina y sales minerales. El término miriápodo significa “muchos pies”, por lo que también son denominados milpiés (o ciempiés como sus primos hermanos). Suelen estar divididos de unos 25 a 100 segmentos, presentando dos pares de patas por cada uno de ellos (a excepción de los primeros tres segmentos que tienen un par cada uno). Pequeña cabeza de color principalmente oscura.
Los milpiés no son tan activos como los ciempiés. De desplazamiento lento, con movimiento elegante y sin ser serpenteantes como los ciempiés. Los ciempiés suelen tener cerca de175 pares de patas y los milpiés alrededor de 375 pares. Cuando son acosados se enroscan en espiral segregando una sustancia tóxica.
Fácil de observar en lugares húmedos, rocas, entre la hojarasca, madera…

domingo, 26 de abril de 2009

El Gorrión común (Passer domesticus): No es tan feo...

Si hoy por hoy se preguntara a cualquier persona, de cualquier nivel, qué especies de pájaros conoce, sin duda alguna el gorrión sería el número uno, tanto a nivel de afecto como a nivel crítico. Afecto por la proximidad al ser humano, no en vano es sin duda la especie que más se ha adaptado a vivir en contacto con el hombre, reduciendo su hábitat a poblaciones, ciudades, poblados y cercanías de los mismos, incluyendo su ascensión a cotas altas en busca de las estaciones de esquí, que también ha colonizado. Tal acercamiento, unido a la gran cantidad poblacional, supone al gorrión ser perseguido por el gran consumo de grano y cereales, considerándolos incluso una especie de plaga en determinadas explotaciones, también es causante de la obstrucción de canaleras de tejados. Pero lo que no hay duda es que todo el mundo lo conoce. Esta ave tan prudente es muy abundante en toda Europa, Asía y en todos los lugares donde ha sido introducida, como América del Norte.
Hay una macabra adivinanza sobre el gorrión, la cual pregunta ¿sabes cuál es el pájaro más feo, que peor canta, peor vuela y que encima no sabe andar?, en cuanto a lo de “feo” la apreciación general es algo diferente al resto de aves, ya que no posee un gran colorido y en general es de colores apagados, pero no se puede consideran en absoluto un ave fea. La hembra y el joven son de colores parecidos, pardos claro por encima, y de color beige pálido por debajo. El macho es de color más contrastado, teniendo las partes superiores de la cabeza de color gris, las mejillas blancas y la garganta negra. En vuelo posee una mancha escapular (hombros) rojiza y franja alar blanca, en ocasiones poseen una especie de mutación o alteración de los genes apareciéndoseles plumas blancas (una o varias) en las rectrices (cola) o primarias del ala, pero son casos excepcionales. Su “canto” no puede ser comparado con el de un ruiseñor pero posee unas voces muy variadas (muy comunes), pero carece de un canto definido. Su “vuelo”, al igual que su canto, es sin nada reseñable, siendo muy directo y de escaso planeo. Cuando está en el suelo, su desplazamiento es a saltos, por eso es el dicho que no sabe “andar”.
Se alimenta de todo lo que pilla, siendo claramente omnívoro: vegetales, semillas, hojas, flores, brotes, incluso deshechos.
Anida en agujeros y grietas de edificios, tanto exteriores como interiores, en ocasiones utiliza los nidos viejos de golondrinas y aviones comunes, nidales artificiales, agujero de árboles y roqueros. Tampoco es extraño que anide en sobre la rama de un árbol, pero no es lo más común de esta especie. Los nidos son esféricos de aspecto desordenado, de ramas secas, paja, papeles, hilos, trapos… tienen una entrada lateral. El interior está cubierto de gran cantidad plumas. Nidada compuesta de 4 a 6 huevos de colores variables, grisáceo, parduzcos o verdosos, con manchas grises y pardas. Es una especie que aborrece la nidada cuando se le toca el nido (abandonan a sus crías o huevos).

jueves, 23 de abril de 2009

El impacto de una mirada

Si fuera una rapaz tendría una mirada como la de esta preciosa Harris en busca de otro prometedor fin de semana. Cuando se habla de “rapaz” se hace referencia igualmente a “aves predadoras” y son aquel grupo de aves que atacan a sus presas y las llevan agarradas con sus garras para comérselas posteriormente. Lógicamente todas estas especies poseen unas poderosas patas, así como un poderoso pico, ganchudo y afilado, utilizado para rasgar la carne. El pico está insertado en una pronunciada cera carnosa, donde se abren las narinas (fosas nasales), que normalmente son muy visibles.
La foto se realizó en una exhibición de aves de cetrería en el Mercado Medieval de las tres culturas de Zaragoza 2008. Me impactó su mirada, en busca de la carne que la cetrera le ofrecía desde la otra esquina de la plaza y sin importarle lo más mínimo la presencia de centenares de curiosos. Hoy hago yo lo mismo, miro hacía un punto determinado, Embún, sin importarme tanto lo que hay entre medio. A diferencia del pobre Peuco/Harris yo volaré libre.

Verdecillo (Serinus serinus)

Su propio nombre nos indica que es un ave de pequeño tamaño, escasamente mide unos 11 centímetros y unos 23 de envergadura. El verdecillo es de comportamiento incansable, saltarín y nos da una sensación de nervioso, revoloteando de cortos desplazamientos. También se puede observar cantando con su trino penetrante desde lo alto de un árbol, principalmente confieras. Su trino es tono ascendente, terminando en gorgoteos rápidos y tintineantes. Su tamaño, vistoso plumaje, canto y su capacidad para soportar la presencia humana le ha supuesto ser acosado por los aficionados al jauleo, además de ser ave que soporta relativamente bien la vida en cautividad y suele cantar todo el año. Los machos son de color más vivos, con la parte superior de la cabeza y espalda de color verde amarillo con listas más oscuras. La frente, colorote u obispillo y pecho de un amarillo más vivo. La tripa blanquecina con pequeñas listas oscuras. Las alas son oscuras diferenciándosele dos finas listas de color amarillas. Cola profundamente ahorquillada. Ojos muy negros que le resaltan de manera especial de su rostro amarillento. Las hembras son de un color mucho más apagado. Su pico corto y grueso le proporciona una herramienta útil para retirar las cáscaras de las semillas o trocear las tiernas. En pareja o formando grupos pequeños. Cría en arboledas, en un diminuto nido de hierba forrada de pelo. 4 huevos en dos o tres nidadas entre mayo y julio. Frecuenta parques, jardines, tierras de cultivo, límites de bosques, etc. Se puede considerar abundante en toda España. De estatus residente.

martes, 21 de abril de 2009

Quebrantahuesos en vuelo "El gran velero"



No te llegas a enamorar de una especie hasta que te saluda e intercambias unas miradas mutuas de afecto. Mi cariño a esta especie surgió el día que estando descansando sobre lo alto de unas peñas me sobresalto el “silbido” de aire cortado de unas grandes alas a escasos metros de donde me encontraba. Volver la mirada al punto de procedencia y ver sus largas alas negras punteadas de blanco, por el raquis color hueso, me paralizó, pero ver ladear su cabeza y quedarnos mirando a los ojos mientras duro su pasada me encogió de tal manera que me dejó inmóvil, recuerdo que le dije “tanto gusto”. He de reconocer que nunca he visto otro quebrantahuesos tan cerca como aquel, ni ha habido otro que me haya transmitido semejante impacto.
Hoy he pensado hablar un poco de su vuelo y silueta, sin entrar a reseñar las diferentes fases de muda. Aunque tengo intención de archivar en este blog alguna reseña del cambio de plumaje y de las diferencias más notables con las que el plumaje de un quebrantahuesos va pasando desde que nace hasta que alcanza el de adulto (entre los 5 a 7 años).
La silueta en vuelo de los adultos varía un poco de los jóvenes, como reseñaré en posteriores entradas. En los Adultos la silueta es inconfundible a cualquier otra especie, en la distancia puede asemejarse a la de los cuervos (aunque el tamaño lo delata), al Milano (por sus alas hacía atrás, cuando realiza un vuelo veloz) o según la mayoría de autores a un gran Halcón (¿?), otra especie comparable es la del Alimoche, aunque tampoco hay confusión probable. Lo que si es verdad que, al ver aves en vuelo todas te hacen dudar, pero al ver un Quebrantahuesos toda duda desaparece. Se puede ver que su cabeza no es de un tamaño considerable, siendo más bien puntiaguda, destaca sus anchas alas terminadas en punta y su ancha y larga cola en forma de cuña. Su color es otro factor claramente diferenciador, siendo sus alas y cola de un negro pizarroso y un contrastado pecho color pálido, anaranjado, manchado de un rojo más o menos intenso (según ejemplares).
Su planeo es totalmente plano, sólo variando de su perfil los largos dedos de las plumas primarias y su cola que le sirve de timón.
A pesar de ser el planeador por excelencia de nuestros cielos aragoneses es capaz de realizar unos bruscos aleteos para impactar con fuerza sobre el aire e imprimir a su vuelo velocidad. En estas ocasiones es observable el impacto de ambas alas por debajo por la parte inferior del cuerpo, que te hace imaginar la fortaleza del aleteo. De igual forma, la colocación de sus alas hacia detrás, en forma de cometa o de arco, le hace aumentar la velocidad de forma asombrosa. Se ha estimado que puede volar hasta los 130 km/h. Quizás lo que más llama la atención de esta especie en vuelo es que a pesar de su gran envergadura (de 2,70 a 2,90m) nunca da una sensación de ave pesada (pesa unos 7kg), todo lo contrario da esa sensación de ligereza de gran velero.
La precisión de su vuelo le otorga una facilidad de maniobras impensables para su envergadura, sus acrobacias en época de celo o los tirabuzones en los rompederos le hace ser envidiada y admirada.
Para terminar copio del libro de Jean-Francois Terrase “El Quebrantahuesos” unos apuntes interesantes: “Con un amplio movimiento. El ave baja sus alas por debajo del cuerpo, y las puntas de las alas casi se tocan. Esta maniobra tiene como objeto perder o conservar la altura de vuelo, puesto que el quebrantahuesos, con su peso ligero y su gran superficie de sustentación, tiene tendencia a ascender” “en vuelo de remonte lleva las alas planas, la cola extendida parece menos larga y los círculos son lentos y amplios”

domingo, 19 de abril de 2009

Abubilla comiendo

En una entrada más antigua ya hice una pequeña presentación de esta preciosa ave, pero este fin de semana he podido fotografiarla en pleno proceso de alimentación y creo que merece la pena realizar otro breve inciso. Su color canela es inconfundible, así como su llamativa creta que sólo extiende cuando está irritada, está inquieta, en periodo de celo (cortejo) o justo en el momento de posarse. El largo, fino y ligeramente curvado pico le sirve para hurgar y rebuscar gusanos y otros invertebrados en el suelo (en ocasiones llegan a comer lagartijas). La foto corresponde al momento que ha extraído un gusano del suelo con la punta del pico y lo catapulta hacía arriba para tragárselo con una habilidad asombrosa. Su vuelo está caracterizado por unas alas redondeadas de un contrastado color blanco y negro.

jueves, 16 de abril de 2009

Huevos de Quebrantahuesos

Texto correguido: Tanto hablar de huevos de quebrantahuesos durante estos primeros meses del año que hay que comentar aunque sea de forma muy breve algo de ellos. Mí interés es meramente informativo sin entrar a valorar otros intereses supuestamente conservacionistas de la especie.
Después de un periodo intenso de celo de la Unidad reproductora realiza su desada puesta (dos huevos como máximo) en un nido de ramas secas y muy mullido de lana. En el momento de la Puesta la hembra realizará la cubeta o cuenco con ayuda de sus patas para luego depositar en el fondo el huevo. Estos son de color blancuzco, manchados de pardo y púrpura, siendo en ocasiones de color rojizo, ocráceo uniforme o manchados de pardo rojizos o violáceos. El segundo huevo suele ser de un color mucho más claro. El tamaño aproximado del huevo es de 85,6 X 66,1mm. Su peso rondará entre los 230 a 250gr. Según Jean-Francois Terrassa en el transcurso de la incubación y entrar en contacto con el óxido de hierro del plumaje, el huevo se colorea poco a poco y se vuelve de un marrón rojizo, más o menos oscuro y liso.
No dispongo de datos, ni tengo constancia de esto, pero si esto es cierto (que no lo dudo) los huevos de las Unidades Reproductoras de fuera de los Pirineos tendrían que ser a la fuerza más claros, ya que a simple vista es apreciable más claridad del pecho de los adultos en las de las Sierras Exteriores de Huesca (Sierra de Guara) con las de los Pirineos, acostumbradas a frotarse con las rocas pirenaicas impregnadas de oxido de hierro.
La incubación suele durar unos 55 días y es llevada a cabo por ambos adultos, teniendo en cuenta que la diferencia de la puesta del segundo huevo está entre los 3 y 6 días conforme el primero.
La mejor conservación es el normal transcurrir del proceso natural reproductivo, interfiriendo lo menos posible en las zonas de cría durante los meses críticos.

miércoles, 15 de abril de 2009

Limpieza de una pluma

Quién no se ha tropezado en el campo, en el parque o simplemente caminando con una pluma en el suelo, y en la mayoría de los casos ésta está sucia, despeinada, estropeada o ya muy vieja. Algo así me pasó a mí con esta pluma de Ratonero. Si ya por sí era bastante vieja y estaba sucia, el viaje en la mochila hizo el resto. Como puede verse en el resultado final la pluma queda lo suficientemente aceptable para guardarla y disfrutar de ella. El método que utilizo es bastante sencillo y como tal lo explico.
El primer paso es algo tan fácil como llenar una botella simplemente de agua (sin jabón, ni diluyentes ni nada por el estilo).
Segundo paso es introducir la pluma dentro de la botella, sujetándola por el mango e intentando que las barbas no se estropeen mucho con el cuello de la botella.
Una vez dentro realizaremos un movimiento de vaivén para que las barbas se separen y se vuelvan laceas y suaves, así conseguiremos que el agua penetre en todos los rincones.
Una vez bien remojada y “abanicada” procederemos a sacarla del interior de la botella y realizamos un pequeño escurrido del agua con los dedos recorriendo los dedos a lo largo del raquis, en la dirección del mango a la punta. Una vez hecho el “repeinado” se deja a secar a temperatura ambiente o al sol.
Finalmente y después de estar totalmente seca veremos que el color se ha vuelto natural y es muy fácil peinarla con la yema de los dedos a su forma original.

La Lombriz de Tierra (Lumbricus terrestris)

Aunque parece que este pequeño animal va asociado simplemente a la alimentación de diferentes especies como aves o peces, la realidad es que es un ser muy importante para todo nuestro entorno. Entre estos beneficios tenemos la oxigenación del suelo, así como la eliminación de la materia orgánica en descomposición, de la cual se alimenta.
La lombriz vive en el subsuelo, siendo un animal muy extendido y suelen localizarse en grandes grupos. No posee ojos pero tiene unos diminutos órganos sensibles a la luz, unido a otros receptores sensibles a los agentes químicos, el tacto y las vibraciones. Hay algunos estudios que pueden llegar a estimar que también puede tener un sentido del gusto pero no puede determinarse con seguridad, lo que da esta duda es la que es capaz de seleccionar y elegir las hojas para su alimentación. De igual forma, aprovecha las sustancias orgánicas que están entremezcladas con la tierra y que va tragando conforme cava sus túneles. Las materias que una lombriz no digiere las expulsa por el ano, formando unos montículos de barro. Posee una piel muy delgada y altamente permeable, empleada para captar el oxigeno para su respiración (que realiza a través de su fina piel). Tiene peligro de deshidratación por lo que su vida la desarrolla en el subsuelo, saliendo a la superficie sólo cuando las condiciones de humedad lo permite o en las horas nocturnas. Son hermafroditas y son capaces de producir huevos y esperma cada individuo. De todas formas, necesita la unión con otro individuo para intercambiar el esperma de uno al otro. Volviendo a su importancia cabe destacar la que es una buena alternativa para eliminar desechos que se vuelven contaminantes, tales como basura de las poblaciones o la de los estiércoles de los diferentes animales de granja. La lombricultura podría resultar un negocio productivo para mejorar las condiciones de los terrenos agrícolas. Utilizado como alimento en las explotaciones de aves y peces. Puede utilizarse como ingrediente principal de fabricación de harinas con alto contenido proteínico.

martes, 14 de abril de 2009

Colirrojo tizón (Phoenicurus ochruros)

Colirrojo tizón (Phoenicurus ochruros) En el pueblo también llamado carbonera o carbonero, es de suponer que su color cenizoso-carbón.
Como se puede ver en las fotos con un claro biformismo sexual, siendo la hembra de un color uniforme marron-grisáceo y el macho de un negro muy intenso a excepción de una pequeña franja blanquecina en las alas y su blanca frente. Ambos sexos con una cola rojiza-teja muy característica y del cual deben su nombre (las plumas centrales-rectrices- más amarronadas). Su tamaño es pequeño, no llegando a los 15cm. Comportamiento muy nervioso, con vuelos cortos. Aunque normalmente está muy erguido en su posadero, sobre una piedra o rama, no es extraño verlo en el suelo. Mueve la cola de manera insistente y sus aleteos son muy cortos. Da la sensación de timidez. Su nido está construido de hierbas, en acantilados, oquedades de las rocas, incluso de edificios. Su nidada se compone de un máximo de 6 huevos. Su alimentación es variada y a la alimentación que se le podría designar por la forma de su largo y afilado pico (gusanos o insectos) también se compone de pequeñas bayas y semillas. Está presente en toda la península pero más abundante por la mitad norte. En Aragón se puede decir que es un ave muy común.

lunes, 13 de abril de 2009

Las torretas de Justo

Siempre me ha llamado la atención estas construcciones en el paraje denominado La Cuentra en las afueras de mi pueblo, Embún (Valle de Hecho/Huesca). Desde siempre rodeadas de relaciones místicas y llenas de leyendas relacionadas con brujas. Tanto en un sentido como en otro, aunque lo que siempre ha permanecido ha sido como símbolo para ahuyentar a las brujas (en otro extremo oí de pequeño contar que era un lugar donde se reunían…). Fuera lo que fuera siempre ha sido curioso para visitar y del que todo el mundo pregunta después de verlo por primera vez.
Lo más curioso del tema es que no tiene nada que ver con algo místico, sino como un símbolo de amor a la Naturaleza y especialmente al mundo de las aves. Justo me contó que en ese campo, donde se asientan las tres torretas separadas una de otra, es un puro “pedregal” y que para sacar sus cosechas adelante hay que ir quitando piedras de manera continúa. Estas piedras las fueron amontonando en lugares fuera de la siembra. Con posterioridad, en las horas de pastoreo, se le ocurrió de chaval empezar ha realizar esas torretas para aprovecharlas de alguna manera. Viendo que en ellas se posaban las aves, decidió hacerlas tan altas como son en la actualidad. Es admirable escucharlo diciendo como iba perfeccionándolas conforme veía el comportamiento de las aves. Lo más curioso son unas pequeñas ventanas de las que dispone, y según me contó, son para que las aves pequeñas puedan resguardarse en ellas cuando son perseguidas por alguna rapaz.
Sean para lo que sean y el motivo por el que Justo las construyó la obra tiene bastante aceptación entre las aves, no siendo extraño viéndolas posando en lo alto como si de una atalaya se tratase: Collalbas, Roqueros rojos, Bisbitas, Tarabillas, Alcaudones, Cernícalos, etc… hasta en alguna ocasión se ha podido ver algún Buitre, Gavilán o Águila Calzada.

domingo, 12 de abril de 2009

El vuelo del Alimoche (Neophron percnopterus)

Después del regreso de tierras africanas y de la primera toma de contacto con nuestra tierra, los alimoches comienzan su ciclo reproductor, en algunos lugares ya han realizado la puesta, pero por aquí todavía andan con sus espectaculares vuelos de celo, así como en el acondicionamiento de su posterior lugar de cría. La primera sensación al contemplar el vuelo de un alimoche es la de estar viendo una cigüeña, pero con unos comportamientos tan diferente a ésta que desde el primer momento la confusión es imposible. Como se puede ver en las fotos, la coloración es típicamente blanca y negra. Los juveniles e inmaduros son de coloración oscura, que con el transcurso de las diferentes mudas irán adquiriendo la coloración de adulta (sobre los 5 años). Posee una cola en forma de cuña, siendo su anchura inferior a la del ala. Las alas son largas y bicolores, siendo la parte anterior de un color blanco y la parte posterior y extremos del ala (dedos) de un negro intenso. Posee una cabeza amarillenta de un tamaño pequeña y estrecha, con un largo pico bastante fino. Su figura frontal es de alas muy planas y estiradas, aunque en sus vuelos en picado, acrobacias y aceleración, las arquea hacia atrás.
Su vuelo normal se caracteriza por aleteos suaves y profundos, aprovechando las corrientes térmicas. El pecho es blanquecino, como la cola y parte anterior de las alas, pero puede variar su coloración a más amarillento o incluso pardo-gris.

En la parte superior está menos contrastado el blanco y negro, extendiéndose el herrumbroso color blanquecino a la parte posterior del ala, cuando por su parte inferior es totalmente negra, posee manchas de color ocre o marrón-claro en la parte inferior de los hombros.

martes, 7 de abril de 2009

Aves del asfalto

Dicen que para pescar lógicamente hay que ir al río… lo mismo pasa para poder observar a los animales en estado natural, difícil lo tiene uno si se queda en casa. Es complicado poder disponer del tiempo necesario para satisfacer esta necesidad de campo y en ocasiones tienes que “conformarte” con un paseo por los parques rodeados de asfalto o pasear por las orillas del río. Estos paseos de “ciudad” o centro urbano nunca están exentos de monotonía, ya que siempre hay sorpresas que te hacen regresar a casa con una pequeña satisfacción. Cada vez hay más cantidad de aves que se acercan a los centros urbanos para cobijarse, comer o realizar sus ciclos reproductores. Los gorriones y las palomas ya no están solos y cada vez más especies migratorias, invernantes o estivales hacen acto de presencia. Las cigüeñas renuevan año tras año sus nidos sobre los campanarios o sobre cualquier poste del tendido eléctrico, especies como las tórtolas, estorninos o las cotorras argentinas han hecho verdaderas colonias medio-invasoras. Entre las rapaces, el Cernícalo vulgar y el primilla son los que aprovechan las oquedades de los edificios para realizar sus puestas. Las estivales golondrinas, aviones o vencejos revolotean aprovechando los días al máximo para poder terminar a tiempo su ciclo reproductor antes de emprender el viaje de regreso. En los parques y jardines es fácil encontrar zorzales, urracas y otros córvidos, entre los pinzones, jilgueros, carboneros, herrerillos, verdecillos y demás pajarillos. Me resultó chocante encontrarme con varias parejas de Martines pescadores en el Ebro, cuando es complicado verlos en los ríos de montaña. Al igual que el Martín, las Oropéndolas, Pitos o Picapinos ya no son raros de ver sobre los chopos de las riberas. Ánades, Fochas, Cercetas, Garzas, Garcillas, Cormoranes, Andarrios y demás anátidas deleitan a todos viandantes que se acercan al río. La proporción anual de aves en estos centros urbanos varían bastantes de unos a otros pero podría decirse que según su estatus podrían clasificarse según esta clasificación:
- Sedentarias 27%
- Estivales 18%
- Invernantes 24%
- Migratorias 27%
- Accidentales 4%

Lógicamente esto no es comparable con una excursión en plena naturaleza pero siempre hay formas de evadirte de la rutina y renovar tu “instinto animal”.

lunes, 6 de abril de 2009

Un "patoso" hablando de patas

La evolución de cada especie de aves le ha proporcionado unas patas acordes a su actividad, a su comportamiento y a su técnica de caza o alimentación. Todas ellas se caracterizan por ser poco más que huesos cubiertos de piel con unos pocos tendones, quedando la mayoría de los músculos ocultos en la parte alta de la pata. Las patas suelen ser escamosas, algunas cubiertas de plumas como protección a las aves de presa, en otras como aislante térmico y en otras como las rapaces nocturnas para minimizar todo lo posible el ruido cuando las extiende para cazar. Ya he comentado que cada ave se ha desarrollado según sus necesidades, así por ejemplo:
- La pata del Buitre común diferente de la del Águila real por la ausencia de plumas en su parte inferior, así como por sus garras más cortas y menos agudas. La morfología de sus patas no tienen la capacidad de retener o apresar por lo que sus dedos son finos y rectos, con unas uñas poco desarrolladas.
- El Águila pescadora necesita unas uñas largas y muy curvadas para poder pescar, con el dedo exterior opuesto para agarrar a sus presas viscosas y resbaladizas.
- El Gavilán, al igual que el resto de falconiformes, posee un tarso y dedos largos, con uñas afiladas y curvadas para cazar pájaros.
- El Águila harpía, para su alimentación de pequeños mamíferos ha necesitado unos tarsos y dedos cortos y muy robustos con uñas curvadas.
- El Zarapito trinador posee patas largas con un dedo posterior a menudo ausente o reducido, útil para vadear el agua y poder caminar sobre tierra firme.
- Los paseriformes tienen un tendón a lo largo de la parte posterior de la pata que hace que los dedos se cierren automáticamente sobre la rama donde se posan con el mínimo esfuerzo.
- La Garza real y similares, poseen patas de tarsos muy largos y dedos y uñas diseñados para caminar.
- Los córvidos también poseen unos dedos andadores.
- Las acuáticas poseen las patas palmeadas, muy útiles para la natación.
- El Pájaro carpintero tiene dos dedos que apuntan hacia atrás, lo que le facilita su agarre al tronco de los árboles.
- Otro caso curioso es el de los vencejos donde los 4 dedos apuntan hacía delante para facilitar igualmente su agarre a los roqueros rugosos, o edificios.
- En los búhos y algunas aves de presa diurnas, a pesar de tener los dedos dispuestos tres adelante y uno atrás, el dedo 4 se puede dirigir hacia atrás a voluntad, con el objeto de asir sus presas de manera más eficiente.
- Etc…

domingo, 5 de abril de 2009

Siempre hay que mirar donde se pisa

Hace unos días me encontré con esta diminuta culebrilla, una cría de culebra lisa europea (Coronella austriaca). Inmóvil al pasar a su lado (casi la piso...), pero al pararme para observarla y darse cuenta de mi cercana presencia sus movimientos de huída fueron muy rápidos y sin una dirección establecida, con decir que tuve que apartar la mochilla para que no se me metiera dentro…. Con un claro síntoma de lo asustada que estaba. Su diminuto tamaño no pasaba de los 20cm, aunque es una especie que suele medir sobre 50 o 60cm de longitud total. De cabeza pequeña con un destacado morro. Quizás lo más llamativo de su cabeza es su franja negra lateral que le va desde sus fosas nasales, pasando por el ojo, comisuras labiales y terminando en el cuello. No existen diferencias entre ambos sexos, siendo la hembra de un tamaño superior. Suelen vivir unos 10 años. Culebra típica de la mitad norte de la Península Ibérica. Es totalmente inofensiva, siendo su mordidura como un pellizco). Es ovovivípara, por lo que se desarrollan los huevos dentro del útero y pare la cría. La hembra expulsa a las crías envueltas en una membrana transparente, enrolladas elípticamente, la cual rompen con el hocico al poco tiempo de nacer. Miden de un tamaño cercano a la fotografiada, entre 15 a 20cm y de un peso de 1.4 a 2.5gr. de color gris oscuro con un diseño negro en la espalda. Después de la primera muda adquieren el color de los adultos. En el primer año de vida pueden alcanzar ya una medida por encima de los 30cm. Persiguen a sus presas de forma insistente hasta alcanzarlas, enroscándose alrededor de ellas, hasta que consiguen su muerte por asfixia, momento en el que empiezan a engullirlas comenzando siempre por la cabeza. Alimentación a base de lagartijas, crías de aves, invertebrados, incluso pequeños mamíferos. De comportamiento diurno. Hiberna de octubre a marzo, aunque siempre dependiendo de las condiciones climatológicas.

jueves, 2 de abril de 2009

Otra adivinanza... ¿foto o cuadro? ¿hongo o seta?

Lo mío no es el mundo de los hongos y las setas, así que la foto fue más por la composición de imágenes y colorido que por fotografiar una variedad de hongos. Observando algunas guías y fotos me he decidido a nombrarla como “Stereum insignitum” pero con todas las dudas que un inexperto puede llegar a tener.
Una vez que la vida de un árbol comienza a morir una serie de organismos y microorganismos acaban beneficiándose de sus últimas reservas. Los árboles viejos, madera muerta o tocones son indispensables para que se desarrollen determinados hongos, entre los que destacan los saprófitos. La vida de estos hongos termina cuando acaba por consumirse toda sustancia maderera. El Stereum insignitum es uno de estos hongos que viven y se desarrollan en la madera. Forman una verdadera flota de “boinas” de alas anchas y bastante ondulados, que en muchos casos cubren casi todo el tocón. No poseen pie y en los que lo forman son diminutos. Carne dura y sin ningún valor culinario. La tropa fotografiada estaba en un tocón de roble, aunque también pueden formarse en hayas muertas. Fotos tomadas en marzo 2009 en Embún (Valle de Hecho/Huesca).