Seguidores

martes, 24 de marzo de 2009

Nostalgia…

Las increíbles campañas que pude compartir en compañía de mi hermano Ángel en el anillamiento científico de aves en el TM de Embún (Valle de Hecho/Huesca) me supusieron un gran conocimiento de las diferentes aves de montaña, así como una gran satisfacción emocional. Como en cualquier etapa de la vida de cada persona ésta está llena de curiosidades y anécdotas fascinantes. Para cualquier anillador el conocer los desplazamientos de sus aves anilladas es recibido con gran ilusión, así como analizar el desplazamiento de las aves dentro de su Termino Municipal. Personalmente guardo en la mejor repisa de la estantería de mí memoria al Pinzón vulgar (Fringilla coelebs) nº “2” 147534 anillado el día 17 de enero de 1987 a las 14,05h de sexo macho y de una edad adulta. Desgraciadamente este maravilloso pinzón fue encontrado muerto en una localidad de LITUANIA (por entonces de la URSS) en las coordenadas: 55º 30´N y 25º 37´E. En los 105 días desde el anillamiento en Embún, a su encuentro en Lituania, recorrió una distancia aproximada de 2.371km. Hay otras curiosidades menos llamativas pero no menos curiosas como la de un Martín pescador que fue capturado por tres ocasiones, y en el mismo sitio, en un periodo de 6 meses, o como aquel lugano que cayó 10 minutos después de su suelta o…. Otro caso curioso fue la recaptura de un Ruiseñor común 5 años después de su primera captura y en el mismo lugar, lo que certifica que la especie regresa a los mismos lugares de cría año tras año, a pesar de los miles de km realizados en sus ciclos migratorios. Quizás el momento de más angustia fue cuando cayó en la red japonesa un Cernícalo vulgar al cual no sabía cómo soltarlo al no tener los medios materiales útiles para su manejo, tengo que dar las gracias a su poderío y fuerza de las garras, ya que después del forcejeo con ese impedimento de su libertad ocasionó la rotura de la red y su asustadiza fuga, nunca un agujero y deterioro de la red me supuso tanta alegría y tranquilidad. Ya hace 10 años sin estar entre redes o aves en mano aunque nunca lo he olvidado. La ficha de recaptura describe y justifica el anillamiento científico “el objetivo del anillamiento es conocer la migración y otros detalles de la bilogía de nuestras aves silvestres” “gracias a la información facilitada por el anillamiento científico de las aves se han podido obtener datos muy valiosos respecto a sus movimiento a los largo del año, zonas de invernada, tasas de crecimiento y mortandad, rutas migratorias, etc.”

No hay comentarios: