Seguidores

martes, 31 de marzo de 2009

La sabiduría de Salomón, Rey de Israel

La Inachis Io es una preciosa mariposa muy común en todo Aragón, estando presente en casi toda Europa. Sus hábitats son muy variados por lo que es fácil de observarla en cualquier ecosistema, desde las cercanías de los ríos hasta las altas cumbres. Su peculiar colorido la hace inconfundible, destacando los bordes de sus alas delanteras donde se pueden distinguir unas grandes manchas en forma de ojos, formado por anillos azules, amarillos, rojos y negros que resultan muy destacados sobre el fondo oscuro del resto de sus alas. Desde crío me han comentado que la presencia de esos grandes ojos dibujados es en plan de defensa ante los depredadores, al “engañar” a éstos dando el aspecto de un gran bicho y camuflando lo debilucho de sus cuerpos. Ambos sexos de estas mariposas son idénticos, destacando únicamente por el tamaño de sus alas (son mayores las de las hembras). La oruga es de color negro salpicado de puntos blancos y con unos pinchos muy ramificados. Se alimentan de ortigas principalmente.
Hoy la leyenda que acompaña a esta preciosa mariposa es obsequio de mi hermano Carlos y la cual dice: Corría el s. X a.c. cuando viajó a Jerusalén una reina de Saba atraída por la fama de la sabiduría de Salomón. Esta reina invitó a Salomón a sus aposentos y le mostró diversas flores y le pidió que identificara cuál de ellas era la verdadera, por supuesto, sin poder ayudarse ni del tacto ni del olfato. El rey recapacitó un instante y como de pasada, comentó que hacía mucho calor en la estancia. La reina preocupada porque su invitado se encontrase cómodo, mandó abrir las ventanas. Apenas habían hecho los sirvientes lo ordenado, penetró en la habitación una preciosa mariposa que revoloteó unos instantes por las flores y fue a posarse sobre una de ellas. En ese mismo momento dijo el Rey Sabio: "Ésta es la flor verdadera". La reina aplaudió la perspicacia del Rey de Israel.

No hay comentarios: