Seguidores

miércoles, 18 de marzo de 2009

El tímido Agateador común

Rescato del baúl de los recuerdos esta imagen de un Agateador común (Certhia brachydactyla), y aunque hace ya algunos años de su captura, anillamiento científico y suelta, todavía recuerdo su pasmada tranquilidad. He de reconocer que recuerdo con mucha nostalgia esas increíbles campañas que llevamos con Ángel en el marcaje de aves en Embún. Es bastante complicada la distinción de las diferentes clases de agateadores existentes y en la mayoría de los casos los ornitólogos no se terminan de poner de acuerdo de cuantas variedades existen realmente. Todos son de un tamaño pequeño (12cm), de color grisáceo y con un buen colorido de camuflaje es el espacio natural donde habita. Muchos piensan que el trepador americano, y puede que el agateador norteño del sur y centro de Europa, son simplemente subespecies del agateador euroasiatico común. En cualquier caso, las tres especies o subespecies son bastante difíciles de distinguir. El hecho que no solapen en demasía sus territorios hace un poco más fácil la distinción. El sonido emitido por el Común es de fuerte reclamo, con una llamada clara y canto menos marcado y fluido por lo que es un método más fiable que el de la distribución geográfica. En todo caso todos trepan en espiral cabeza arriba y buscan entre la corteza de los troncos de los árboles su alimento, su curvado pico le favorece para extraerlo. Ave tímida por naturaleza y bastante inquieta. Su alimento consta de todo tipo de insectos, arañas, larvas (con sus respectivos huevos) y en ocasiones semillas y nueces. Anida en grietas, en un nido formado por hierba y plumas, pone de 5 a 6 huevos entre abril y junio (una nidada anual).

2 comentarios:

Toñin dijo...

Pues hay por ahí una especie que es unica y quería felicitarle porque hoy es su santo, a este "pájaro" se le distingue facilmente, el reclamo para que acuda a la llamada es "Josele"...Felicidades y gracias por seguir con el blog

jarnaco dijo...

Gracias amigo, eso de especie "única" tiene su paradoja, ya sabes lo que me dijo txomín..... de un pajarraco y un jarne no puede salir otra cosa que un "jarnaco", aunque responda al grito profundo de la flor de sauco de Joseleeeee. Gracias por seguir mirando mis locuras