Seguidores

jueves, 12 de marzo de 2009

El Serbal de Cazadores (Sorbus aucuparia)

Los serbales son árboles de cierto interés forestal, por tener una fuerte raíz y facilitar la sujeción de laderas inestables. Su madera blanca es muy dura y resistente por lo que se aprecia en ebanistería y escultura. Ha sido utilizada para la fabricación de herramientas agrícolas, rodillos y ejes de carros. Es un árbol apreciado en jardinería. Suele llega a medir unos 10 metros, e incluso hay ejemplares de porte superior (rara vez sobrepasa los 15 metros). Sus hojas son caducas, desnudándose todas sus ramas. Los frutos son de color rojizo que maduran en septiembre u octubre (la foto fue tomada en septiembre en el valle de Escuaín – PN Ordesa y Monte Perdido). Los frutos por si solos no son comestibles, pero si se hierve se puede elaborar ricas y sabrosas confituras, mermeladas, compotas, vinos o licores aromáticos. Es muy apreciada la jalea de serbal al ser muy agradable al paladar, contiene grandes dosis de vitamina C. Apreciado también en la farmacia de “botica” al extraerse un edulcorante muy útil para los diabéticos (el SORBITOL), De las bayas y corteza se utilizan en numerosas recetas y remedios curativos. Las flores se pueden utilizar para fabricar una bebida calmante (se toma como una especie de té). En el lado opuesto también podemos fabricar unos buenos vodkas con el aguardiente de las bayas del serbal. Este árbol es también conocido como la “Dama de las Montañas”, al estar asociado con la protección frente a los hechizos y la mala suerte. Conocido igualmente como “Árbol de los susurros”, porque cobija secretos que revela a aquel que se acerque a su esencia y abra su mente para recibir enseñanzas. Para los Celtas también representa la esencia de la vida, ya que está entre la materia y el espíritu, entre la divinidad y la humanidad. En Galicia se utilizan sus ramas para la fafricación de varitas mágicas al considerarlo un árbol sagrado. Y lógicamente recibe el nombre de “serbal de cazadores” por un motivo y es porque sus frutos son muy apreciados por las aves y por lo tanto han sido utilizados como cebo para cazarlos. Árbol típicamente de la parte norte española, siendo muy vigorosos y resistente a las heladas. El nombre de “aucuparia” procede del latín y deriva de la expresión “avis capere” que significa “coger aves”.

No hay comentarios: