Seguidores

lunes, 9 de marzo de 2009

El Raboso ( Zorro:Vulpes vulpes )

El Zorro (Vulpes vulpes) es fácil de identificar. Tiene el hocico estrecho, las orejas son grandes y la cola larga y peluda (como se puede ver en la foto, la terminación de la misma es generalmente blanca). El color del pelo es bastante variable, pero suelen ser pardos brillantes (hay individuos casi negros y otros en cambio son muy claros). La tripa es blancuzca. El raboso suele ser muy receptivo a problemas de piel y de su pelaje, siendo la sarna su peor trauma, afectando a su cola principalmente, aunque también es fácil observar grandes rosetones con falta de pelaje en cualquier parte de su cuerpo. Vive en todo tipo de paisajes y no es extraño verlo en las cercanías de los poblados. Tampoco extraña verlo a altas altitudes pudiendo llegar hasta los 2000 metros (siempre que haya arbolado o arbustos). En esas latitudes las marmotas, y especialmente sus crías, le proporcionan un importante sustento alimenticio. El zorro es de hábitos nocturnos, aunque no es extraño verlo a pleno día. Marcan sus territorios con orina y excrementos (de olor persistente, aunque pasa inapreciable para el hombre, sino ha sido depositado recientemente). Normalmente se observan de forma individual y es debido a que suele buscar su alimento de forma solitaria. Se alimenta de todo tipo de animales, algunos vegetales y carroña. Es asiduo visitante de los basureros, siendo los roedores su dieta más importante.
Según los filósofos Clásicos “La zorra es un animal astuto y artero en extremo. Cuando tiene hambre y no tiene que comer, hace un hueco en el suelo, donde haya pajas, y se tumba allí, contiene la respiración simulando estar muerta. Cuando las aves de rapiña acuden para devorarla, es ella quién apresa y come”. Es asidua visitante de granjas y gallineros, por lo que su fama de "astuta" está bien asignada.

No hay comentarios: