Seguidores

domingo, 15 de marzo de 2009

29 aniversario de la muerte de Félix Rodriguez de la Fuente

El sábado se cumplieron 29 años de la muerte de Félix Rodriguez de la Fuente. De las numerosas reseñas recibidas sobre su recuerdo y de todo su legado me he permitido recordarlo en este blog a través de la carta remitida por el Dr. Fidel José Fernández y Fernández-Arroyo.

Aniversario de la muerte del Dr. Rodríguez de la Fuente, promotor del Refugio de Montejo.
El sábado 14 de marzo, se cumplieron 29 años de la muerte del Dr. Félix Rodríguez de la Fuente.
Durante ocho años, entre 1972 y 1980, traté bastante con Félix. Me sorprendía su facilidad para “leer” en el monte (es decir, interpretar los rastros y señales de los animales salvajes), en los páramos del Refugio de Montejo y su entorno; que fue propuesto por él, en las hoces segovianas del Riaza, donde hemos censado una de las colonias de buitres más grandes de Europa, y sin duda la mejor estudiada.
Como no pocos han escrito, si Félix aún viviera, quizás a él le respetasen más; quizás no se habrían atrevido a plantear proyectos de uso público tan agresivos como algunos de los relacionados con el parque “natural” (que paradójicamente tenía la conservación de esos parajes como su finalidad prioritaria, tal como recordaron los informes jurídicos del Defensor del Pueblo –al que no hicieron caso, y ni siquiera contestaron-, y ahora del Procurador del Común); quizás tampoco estuvieran algunos ignorando –o despreciando, o combatiendo- un trabajo inmenso y noble al que deberían estar agradecidos.
Félix murió el día de su cumpleaños, con tres personas más, en el blanco lugar que había considerado “tan hermoso para morir”. Murió cuando estábamos inmersos en uno de los conflictos más largos y crueles que ha sufrido la historia del Refugio de Rapaces. Él era casi la única persona influyente que entonces nos apoyaba, y su pérdida hizo aún más difícil la conservación de esos parajes que él amaba tanto. Si finalmente se logró, contra todo pronóstico, fue gracias al inmenso esfuerzo (sacrificado, permanente y anónimo) de muchísima gente. Casi treinta años después, muchas de esas personas continúan dedicando a esas tierras, a cambio de nada material, gran parte de sus vidas. Y mientras Dios lo permita, procuraremos seguir defendiéndolas.
Félix era magistral dando conferencias; no he conocido a nadie capaz de mantener a todo el mundo pendiente de sus palabras, durante horas, como él lo hacía. Pero sobre todo, en el campo Félix se entusiasmaba como un niño, con una ilusión contagiosa que resultaba inaudita en un adulto; y tengo bastantes motivos para creer que era auténtica.
Aún estamos a tiempo de evitar que muchas de aquellas tierras pierdan su esencia, su singularidad, su espíritu indómito y salvaje, en nombre de la burocracia y de la “conservación”. Quizás algún día saquemos del olvido, tal como proponen Javier Ortega y Elías Gomis y otros, bastantes datos y anécdotas todavía inéditos sobre Félix, relacionados con el Refugio castellano donde él encontró “un pedazo de felicidad”; y sobre otras personas que también se enamoraron de estos parajes, y de su historia increíble y bella.
Dr. Fidel José Fernández y Fernández-Arroyo
Presidente del Fondo para el Refugio de las Hoces del Riaza


Cuando se cumplieron los 25 años de su muerte el Heraldo de Aragón publicó un artículo en el suplemento Planeta 21 (ahora Frontera Azul) en el que hacía una referencia a su repercusión en Aragón. De todas ellas destaco su influencia en la campaña SOS Añisclo


SOS por AÑISCLO
En 1974, en plena campaña “SOS por Añisclo”, Aragüés recabó la ayuda de Rodríguez de la Fuente. En aquella época, la empresa HidroNitro proyectaba hacer una presa en el río Bellós para generar electricidad. Los amantes del Pirineo iniciaron una intensa campaña en defensa del valle de Añisclo. Entre los promotores de la misma estaban Saínz de Varanda, Peña Guara y HERALDO DE ARAGÓN. El primero se puso en contacto con Aragüés para que se sumara a la campaña y éste escribió a Rodríguez de la Fuente demandándole su colaboración. Aragüés guarda como oro en paño la carta de Félix en la que le brinda su apoyo y el de ADENA y le propone hacer “una gran rueda de prensa en Zaragoza” y le asegura su presencia. Y añade: “…nos encargaremos de organizar un auténtico escándalo nacional si no se aceptan vuestras proposiciones proteccionistas”. La rueda de prensa no se llegó a convocar porque, ante la presión de la campaña, el proyecto de inundar Añisclo fue retirado. En 1982, la empresa volvió a presentar el proyecto, pero la respuesta social fue contundente y el proyecto de nuevo retirado. A raíz de estas campañas, el Parque Nacional de Ordesa se ampliaría al valle de Añisclo.

No hay comentarios: