Seguidores

jueves, 26 de febrero de 2009

La Zoolatría: el Buitre, un animal venerado en Egipto

Los egipcios practicaban la zoolatría, es decir, el culto a los animales, en los que creían observar la reencarnación de algunos de sus dioses. Los animales fueron parte integrante de la vida terrenal y espiritual de los egipcios, y acompañaron su existencia en el más allá. De toda la Zoolatría egipcia destaco la figura del Buitre, ya que a nuestros días ha llegado de una forma casi anónima y en muchos casos sus adoraciones de esa época nos han llegado totalmente desapercibidas. El Buitre era el principal emblema de varias diosas, cómo Nejber, a quién acompañaba con sus alas desplegadas guardián y protector del Alto Egipto, a pesar de no ser adorado en templos específicos, permaneció como símbolo de la realeza y de una de las partes integrantes de Egipto. Más o menos continúa con esas mismas características: “símbolo de grandeza” “parte integrante” de nuestra fauna aragonesa y “totalmente desapercibida” para muchas ayudas. Nombro otros animales a los que su culto fue principalmente venerado:
Asno: Uno de los animales más importantes, ya que sus lomos transportaba la mayoría de sus productos.
Avestruz: Se asocia con la diosa de la frescura y la purificación.
Carnero: Su actividad sexual los convirtieron rápidamente en una representación de la fecundidad y la fertilidad.
Cerda: Identificada con la maternidad múltiple.
Chacal: Anubis, el encargado de guiar a las almas de los muertos al otro mundo.
Cocodrilo: Simbolizaban las fuerzas del mal, aunque también se le atribuía el equilibrio y las fuerzas del caos. Aunque en algunas zonas se consideraba un honor morir en sus fauces.
Escarabajo: Representaba la imagen del Sol que amanece, en el sentido de las fuerzas que renacen.
Halcón: Es el mayor representante de la unión entre las fuerzas celestes y terrenales.
Hipopótamo: Se consideraba una animal de mal agüero.
Ibis: Era una de las aves sagradas.
León: Representaba la fortaleza y el poderío.
Mono: La especie más venerada era el babuino, a quién se le consideraba adorador del Sol.
Peces: Su adoración era ambigua, por un lado, los creían relacionados con las fuerzas del mal y del caos y por otro lado se los veneraba.
Rana: Se le relaciona con el devenir de la vida.
Serpiente: Se le veneraba como representante de las fuerzas de la tierra, pero a su vezle mostraban temor.
Toro: Emblema de fuerza y del vigor sexual.
Vaca: Era considerada como un animal benefactor, ligada además a la maternidad.
Gatos: eran un tema a parte ya que eran considerados los animales más apreciados de todo el reino. Los gatos eran los representantes naturales de eliminar a las ratas que asediaban las siembras. Tales servicios les otorgaba su veneración, incluso considerándolos sagrados. Los gatos estaban completamente involucrados en la vida cotidiana, de hecho, cuando en una familia moría un gato, los miembros de aquella familia guardaban luto y hasta se rasuraban las cejas como señal. Las leyes egipcias eran sumamente estrictas, a los que por supuesto, estaban completamente prohibido causarles daño alguno. Todo gato hallado fuera de las fronteras del reino era repatriado de inmediato. Cuenta la leyenda que esta veneración era conocida por sus adversarios, así, el rey persa Cambises II tomó La ciudad de Pelusa gracias a que escudó a su ejército con una cantidad de gatos, hecho que provocó la rendición de las fuerzas egipcias.
Datos entresacados del libro de Gabriel Glasman “Fabulosas criaturas de la mitología clásica”

miércoles, 25 de febrero de 2009

dos plantas de montaña

La corona de rey (Saxifraga longisima) es una planta majestuosa, forma una roseta de hasta 30 cm de diámetro, con hojas carnosas en forma de espátula, rodeadas en sus bordes de puntos blancos procedentes del carbonato cálcico que ella misma expulsa. Es perenne y puede llegar hasta los 2.400 metros de altitud. Nace sobre rocas calcáreas. Sólo florece una vez en la vida, en su último julio. Se le llama también “hierbas de las mujeres” por su utilización en ginecología. Es una hierba abortiva muy utilizada antiguamente por los pastores de la alta montaña para solucionar partos con dificultades. Se puede utilizar para parar las hemorragias de las heridas. Se puede utilizar en infusiones por tener propiedades diuréticas, pero por líneas generales hay que tener especial cuidado de su utilización ya que potencialmente es bastante peligrosa, pudiendo llegar a la muerte en ingestiones abusivas.
Cardo azul (Eryngium bourgatii) Los artos también reciben el nombre de "Panicales" y se podrían definir como la inflorescencia compuesta formada por un racimo cuyos ejes laterales se ramifican de nuevo en forma de racimo. Todo esta definición viene para comprender la siguiente leyenda aragonesa referente a que la comadreja (Mustela nivalis) utiliza estos artos para curarse las picaduras de las culebras y es por eso que en estas regiones pirenaicas se las conoce como "ratas paniquesas" o simplemente como "paniquesas". La belleza del Eryngium bourgatti es sin duda su intenso y peculiar color azul que llega a tomar toda la planta.

lunes, 23 de febrero de 2009

Ojitos de sueño.....como los mios


Las lagrimas de Pirene

Una leyenda griega cuenta que Hércules se enamoró de Pirene, una de las hijas de Atlas. Pero esta la rechazó, ocasionado la furia de Hércules que partió con su hacha España y África e inundó con el mar mediterráneo Atlántida, lugar donde vivía con su padre. Ella consiguió huir y se refugió entre España y Francia. Hércules la buscó durante años por todos lados hasta que ella sintió su presencia cerca lo que le provocó un temor atroz. Para no ser encontrada prendió una gran hoguera con todos los árboles de la zona y al llorar, de sus sus lagrimas, se fueron formando los ibones. Cuando Hércules encontró a Pirene ésta estaba muerta y sonriente por haberle burlado. Éste, lleno de tristeza, la enterró con todas las rocas a su alcance, formándose así una gran cordillera a la que llamó Pirineos en memoria de su amada.
La creencia de que seres mágicos habitan en las aguas de los ibones es general para todos los lagos de montaña que hay a lo largo de los Pirineos aragoneses. Por eso es muy extraño ver tirar alguna piedra a los habitantes de esas zonas. Quizás sea por miedo a que alguna de las fantásticas criaturas despierte de su interior. Dice el libro “lugares mágicos del Pirineo aragonés” de Juan Carlos Muñoz, Juan Gabasa y Segio S. Lanaspa, que los ibones son lugares mágicos desde el Neolítico. Resulta curioso cómo los ibones de zonas calizas, de colores verdes y azulados (magnesio), son mayoritariamente refugio de princesas, y los graníticos, mucho más oscuros, morada de seres maléficos. La foto es del Ibón de Acherito en la Selva de Oza (Pirineos occidentales).

domingo, 22 de febrero de 2009

El lorito de nuestros bosques aragoneses

El Piquituerto (Loxia curvirostra) es una de esas aves de montaña que con más certeza podemos decir que es típicamente invernal, no sólo por su presencia sino porque es en esta época (primeros meses del año) donde realiza su puesta. Hay editores que nombran que pueden realizar puesta en cualquier mes del año al no ser el alimento un escollo, ya que los piñones los pueden encontrar durante casi todo el año. Los pollos nacen a las dos semanas de la puesta (de 3 a 4 huevos verdosos puestos por la hembra y es la que se encarga de su incubación) . Habíta referentemente en bosques de coníferas del cual extrae su alimento, especialmente de pinares o píceas. Es una de las pocas especies que menos variación alimenticia realiza, Basándose principalmente de piñones. No obstante, como la mayoría de las aves, son los insectos el alimento utilizado para alimentar a sus crías durante los primeros días de vida. A principios de la primavera se reúne en bandadas para luego desplazarse en busca del alimento, por lo que puede considerarse un ave errante o nómada o migratoria parcial. El Piquituerto es un gran flingílido, con porte robusto. Destacando su gran cabeza y sobre todo su mandíbulas cruzadas en el extremo. La forma del pico le sirven para llegar hasta las semillas de las piñas. Mientras comen suelen desplazarse a lo largo de una rama e incluso se ponen boca abajo para alcanzar las piñas, dando la sensación de estar observando un lorito. Los pollos nacen con las mandíbulas rectas pero a las pocas semanas se curvan y sus puntas se doblan y curvan. Claro biformismo sexual, siendo el macho de plumaje predominantemente rojizo y la hembra verdosa amarillenta. Parece ser que al nacer sus pollos en plena crueldad inviernal tienen la facultad de invernar temporalmente mientras se quedan solos en el nido, bajando el ritmo cardiaco para conservar sus calorías corporales. Una vez que entra uno de sus padres en el nido, y con su propio calor, hacen reanimar a los adormilados polluelos. Sus nidos son grandes de palos forrados de hierba.

jueves, 19 de febrero de 2009

Hoy sólo me asomo…

Hoy sólo tengo tiempo para introducir estas pocas avenoticias del día (lado derecho), destacando la del nacimiento del séptimo pollo de Quebrantahuesos en cautividad, el huevo procedía de un nido intervenido por "inviabilidad" de la Sierra de Guara , esperemos corra mejor suerte que los dos del año pasado: uno se murió al poco de nacer por una enfermedad y Ventura al poco tiempo de su liberación en Ordesa por un traumatismo craneoencefálico. Quizás, digo Quizás y sólo Quizás algo falló y por algún motivo alguna medida se escapó en el proceso o prueba. Dicen que de los errores se aprende, así que buena y sana vida al pollo. Aunque esté en contra de toda intervención en el proceso natural a lo largo de todo el proceso reproductivo, me parece que ya que por "sus motivos" han expropiado ese/esos huevos, hay que dar al Gobierno de Aragón/FCQ y a toda persona involucrada un margen de confianza ya que en el fondo, muy en el fondo, es la única manera de garantizar un futuro éxito en nidadas realmente necesitadas (enfermedad o pérdida de algún miembro de la Unidad Reproductora).

miércoles, 18 de febrero de 2009

Tu mirada es el espejo del alma

Sin duda los ojos del Quebrantahuesos (Gypaetus barbatus) denotan preocupación, irá y mucho nerviosismo ante las continuas adversidades que tiene pasar cada día. Sus preciosos ojos claros rodeados del color del fuego no en todas las edades son así. Después de unos primeros meses con la vista apagada se le empieza a amarillear el iris, y normalmente al año y medio el color pasa de un marrón oscuro a amarillo y la esclerótica de un rojo sucio a un rojo vivo, con una pupila negra. Con posterioridad y con el tiempo, el iris se vuelve de un amarillo claro. Según la tabla editada por Angelika Adam y Alejandro Llopis Dell en el libro “El Quebrantahuesos (Gypaetus barbatus) características de la edad y proceso de muda” a los 12 meses el iris empieza a amarillear, siendo a partir del mes 17 cuando se empieza a considerar que poseen un color amarillento claro. Estos datos concuerdan con los apuntes de David Gómez que decía que los ejemplares de primer año poseían el iris marrón y los de segundo año de color amarillo. En los pollos el color es casi negro. Según parece el color rojo de la esclerótica crece y se hace de un color más intenso contra más irritado o nervioso está el ave. Dicen que los ojos son el espejo del alma, pero en realidad son las historias que ha sufrido esta especie la que la ha hecho sentirse vulnerable y debilitada. A modo de ejemplo voy a copiar otro de mis artículos archivados de David Gómez, publicado en la revista Quercus en marzo de 1998 y trata sobre la muerte de “Marboré” la gran dama de los Quebrantahuesos:

“Conocí a mi amiga Marboré durante el frío invierno de 1984. Por aquellas fechas compartía su vida con dos machos de la Sierra de Guara. Copulaba con ambos y los tres construyeron el nido y sacaron adelante su cría. Por aquel entonces comportamiento (llamado trío poliándrico) era desconocido. En 1985 participé con el cámara Richar Kemp en filmar película sobre la especie, y Marboré se convirtió en protagonista principal. Su nido y rompederos fueron escenario reales de las sorprendentes imágenes que luego fueron seguidas por todo el mundo por los documentales de la productora Survival. Nos mostró como guardaba pellejo y huesos dentro de cuevas, las cuales les servían de despensas, costumbre desconocida hasta entonces, o bien la de parasitar a los Buitres leonados, obligándoles a regurgitar la comida para luego alimentarse ella. En junio de 1987 Marboré nos sirvió para colocarle unas bandas alares a un pollo suyo que se convirtió así en el primer Quebrantahuesos marcado en estado silvestre. Dos años después, marcamos de nuevo pero esta vez con radioemisores, a otra de sus crias. Ese mismo año fui nombrado Agente Forestal del Cañón Fluvial de Balced, así que podía vigilarla y protegerla. Con la ayuda de mi amigo Pascual Garrido comenzamos a ponerle comida en los alrededores de sus nidos para que sacara a sus crías adelante. Lugares que con el tiempo se han convertido en áreas de alimentación suplementaria que el Fondo Amigos del Buitre y el Gobierno aragonés gestionan conjuntamente en la Sierra de Guara. Fueron muchos los fotógrafos que consiguieron retratarla en estos lugares y publicar los magníficos trabajos resultantes en numerosas revistas y publicaciones. Recuerdo como al alemán Eric Blumauer, que lloró sobre mi hombro cuando, a sus 78 años, consiguió retratar a Marboré. Hace un año, Marboré bajo como de costumbre a uno de esos comederos del Fondo Amigos del Buitre, en esa ocasión fue capturada y se le colocó un radioemisor, convirtiéndose así en el primer Quebrantahuesos adulto marcado de esa manera. A finales del pasado otoño, dejamos de localizar la señal de Marboré y cuando el pasado 21 de enero localicé, con dos miembros del la Fundación para la Conservación del Quebrantahuesos, su cadáver a escasos metros de su nido que utilizó en 1996, nadie puede imaginar lo que sentí al verla abatida por la escopeta de un desaprensivo. En los últimos años son ya cuatro los Quebrantahuesos muertos por cazadores y Marboré ha sido uno de ellos, a pesar de que habitaba en un Parque Natural, catalogado además como Zona de Reserva de Caza que prohibía toda práctica cinegética dentro de sus límites. Marboré era querida por los pastores, por los ganaderos y por los niños el Somontano que presumía de tener un Quebrantahuesos en su Sierra.”

martes, 17 de febrero de 2009

¿Por qué vuela bajo la Perdiz?

La perdiz roja (Alectoris rufa) es la reina de la caza menor y su captura es muy codiciada. Miden unos 38cm de longitud y unos 50cm de envergadura, su cola no suele llegar a los 12cm. Vive en bandadas de 12 a 14 ejemplares permaneciendo juntos. Por su carácter sedentario, la perdiz tiene una zona reducida por donde se mueve. Emite un llamativo canto principalmente por la mañana, alrededor de la puesta de sol, cuando la bandada se ha dispersado y al llamar al macho. Cuando sale espantada puede llegar hasta los 100 km/h en vuelo, Su alimentación es omníbora y muy variada (semillas, materia vegetal, insectos…). En estos meses de enero y febrero los lazos de unión se deshacen dentro de la bandada atraída por la conquista del macho. En este periodo se producen encarnizadas peleas entre los machos por la conquista de la hembra y según el proverbio cinegético “Por Antón cada perdiz con su perdigón” Sin embargo no va referido de manera cinegética, sino que viene determinado por la evolución de la primavera y el cultivo de siembra de cereales, circunstancias que van a determinar su hábitat y la alimentación de los tiernos y frágiles perdigones. Las hembras fecundadas buscan un refugio donde lo llenan de 12 a 18 huevos incubándolos excluidamente ellas. Los polluelos o perdigones abandonan el nido desde el primer momento, bajo la protección de su madre.
La palabra perdiz viene del latín “perdix”. Según cuenta la mitología griega Perdix era la hermana de Dédalo y madre de Talo. El Dédalo este era un afamado arquitecto pero receloso de su sobrino Talo. Al temer que fuera a quitarle los favores del rey llevó a un acantilado a su sobrino y lo empujó. En el descenso los Dioses se apiadaron de él y lo convirtieron en pájaro. Ésta ave se le llamó Perdix en honor a su madre y es por eso que la perdiz vuela bajo por el temor a las alturas. En la mitología medieval, la perdiz es situada como un ser deleznable ya que se le achacaba de robo y rapiña para su propio beneficio, sin considerar el daño que produce a los demás. En el libro sobre las joyas de la mitología describen algunos sentimientos de la época: “Clamó la perdiz, recogiendo los que no había engendrado. La perdiz incuba huevos ajenos, afanándose y nutriéndose de los polluelos” sin embargo, el fruto del robo no puede ser bueno, y el pecado se le vuelve rápidamente en contra: “Cuando las crías crecen y comienzan a volar, cada cual, según su género, se escapa y vuela hacia sus padres y dejan sola a la perdiz”

Aunque ya estoy bien todavía ando un poco "emborrascao"


lunes, 16 de febrero de 2009

El Cernícalo vulgar (Falco tinnunculus)

Entre las pequeñas y medianas rapaces diurnas destaca este Cernícalo vulgar (Falco tinnunculus) por varias razones: por un lado al ser una de las más abundantes rapaces de nuestra fauna y seguramente por su peculiar cualidad de la que lleva su nombre y por lo que es fácilmente reconocible en la observación en la naturaleza. Se trata de un movimiento de alas que le permite pararse “cernirse” en pleno vuelo, para atisbar y capturar su alimentación, compuesta de grandes insectos, lagartijas, roedores e incluso pájaros. Además de esta gran habilidad posee un maestro vuelo capaz de sortear los obstáculos con total comodidad, así como poder volar en vuelo raso por encima de los sembrados. Gracias a su anatomía y sus características morfológicas es posible desarrollar estas facultades, tiene las alas amplias y punteaguadas (para imprimir rapidez de vuelo) y una cola larga (que le hacen de timón a la hora de las rápidas maniobras). Muy común en lugares poblados, incluido grandes pueblos o ciudades. El Cernícalo es más normal que se reproduzca en el campo, aunque se observe en las poblaciones y normalmente aprovechando un viejo nido de córvido o en algún hueco. Suele tener una gran prole de 4 a 6 polluelos. La incubación es llevada por ambos adultos y aunque parezca extraño en ocasiones con una mayor participación del macho. Habita en casi todos los ecosistemas, desde zonas montañosas a llanuras.

jueves, 12 de febrero de 2009

Si yo tuviera "pluma"

El cuidado de las plumas es primordial para todas las especies de aves, gastando en esta función mucho de su tiempo diario. Las aves necesitan tener su plumaje en perfecto estado. Ya que le proporciona un eficaz protector térmico, igualmente le garantiza un perfecto funcionamiento de vuelo, una necesaria impermeabilidad, así como el poder disponer de un plumaje vistoso para realizar sus cortejos de apareamiento. Es razonable pensar que el baño con agua sea el más común, de todos modos las aves suelen utilizar otros métodos de aseo un poco menos conocidos. Los baños con el agua suelen ser por "chapoteo", para que así le pueda llegar el agua a todo el cuerpo, suele ser por un batir suave de alas. Una vez remojado vuela hasta un lugar seguro donde se acicala. Más o menos sería como "peinarse", con ello garantiza un alisado de las plumas, así como facilitar el desprendimiento de suciedad o la eliminación de parásitos. Este “peinado” también le sirve para extender una sustancia aceitosa que todas las aves producen y que le sirven de conservación y especialmente para la impermeabilidad al agua.
Esta sustancia la segrega por una glándula que poseen en la base de la cola, llamada uropigial, y que van extendiéndola con ayuda del pico o la cabeza. La falta de agua es cubierta en ocasiones por el polvo, que les facilita principalmente la eliminación de parásitos (perdiz, codorniz…). Hay especies que prefieren echarse en los días de lluvia sobre el suelo con las alas extendidas. la falta de lluvia la cubren con echarse en las primeras horas del día para así impregnarse de la humedad del rocío (paloma o tórtola). Dicen que algunos páridos humedecen sus plumas con zumos de frutos agrios para eliminar los parásitos y estimular la segregación de aceite. Algunas especies les facilitan la eliminación de parásitos el “baño de hormigas” consistente en echarse cerca de un hormiguero para que éstas se suban a su cuerpo. Otra variedad de este curioso baño consiste en aplastar un cierto número de hormigas y extendérselas con el pico, según parece el ácido de defensa de las hormigas es eficaz como repelente. Aunque menos extraños que los nombrados baños de hormigas, son las especies que utilizan el barro como desparasitador, caso de los verderones o de grandes alados como el Quebrantahuesos, que además de suponerle un metodo de aseo, le supone su coloración característica, para los mismos menesteres, también suele refrotarse sobre las rocas.

martes, 10 de febrero de 2009

¿Tienen los Quebrantahuesos (Gypaetus barbatus) apego a su territorio de cría?

El día 13 de enero de este 2009 aparecía una noticia en la página Web de la FCQ con el título “El Quebrantahuesos de Cazorla vuelve al Parque en tres días desde los Pirineos” explicando más adelante que a los ejemplares soltados en el Plan de Recuperación de la especie se les instalaron unos GPS para su seguimiento. Este sistema les proporcionó saber que los tres ejemplares emigraron del lugar de la suelta, de ellas, una se quedó en los montes de Toledo, otra subió hasta la Rioja y la más osada fue capaz de llegar hasta los Pirineos y de sobrevolar incluso terreno francés. Pero lo más sorprendente no es lo lejos que pueden llegar, sino el apego que tienen a su lugar de origen, ya que todas regresaron al Parque Natural de Cazorla donde habían sido soltadas.
Al hilo de esta noticia me ha parecido curioso rebuscar un poco en algunos archivos, y no relativamente nuevos, para cerciorarme de lo lejos que estas aves pueden viajar en busca de pareja, comida, o simplemente de dispersión o “turismo”. Me ha resultado chocante que siendo un ave muy territorial haya sido vista en muchos puntos de España, a pesar de centrar sus lugares de cría exclusivamente en territorio pirenaico. La observación de ejemplares adultos en los primeros meses del año es extrañadamente reseñable al ser periodo de cría, por lo que lógicamente tienen que ser ejemplares sin pareja o adultos errantes. Parece un poco más lógico la presencia de jóvenes en los meses de agosto, septiembre o fechas posteriores al estar en plena época de dispersión. Quizás tenga razón el artículo de la FCQ y sea una especie que tenga mucho apego a sus territorios de cría, ya que según los datos facilitados más adelante ninguno se quedó a formar pareja o territorio fuera de la zona pirenaica. Ahora que se tiene tanto interés por la re-introducción de la especie en Picos de Europa parece algo contradictorio que ejemplares que han pasado por esa zona y nacidos en condiciones naturales no hayan decidido quedarse. Habrá que verlo con el tiempo, pero todo indica a una “prueba” algo peligrosa., ya que sea por lo que sea la especie ha considerado los Pirineos el último lugar apropiado para sus ciclos reproductores y eso a pesar que igual climatológicamente hablando sean más propicios otros emplazamientos.
Dejo reseñada alguna pequeña cita a modo de ejemplo:
Aragón (fuera de sus lugares habituales):
- Almudevar: dos adultos uno el 20/05/03 y otro el 09/06/03
- Fallanás: un adulto el 30/01/01 y otro adulto el 11/04/99
- Fonz: 2 adultos y un inmaduro el 11/04/99
-Montoro de Mequinenza: 1 subadulto el 21/04/99 y un subadulto el 07/05/99
- Los Fayos: 1 joven el 13-02-99
- Uncastillo: 2 adultos el 01/08/02
Fuera de Aragón:
- Burgos: un inmaduro el 26/01/05
- Navarra: 1 adulto en la primavera de 1990,adulto otro en el verano de 1991 y otro adulto el 05/08/93
- Cádiz: un adulto el 10/01/93, joven el 04/09/98, otro joven el 14/09/99, juvenil el 16/05/96 y otro joven el 21/09/98
- León: un ejemplar el 20/02/00
- Álava: un inmaduro el 17/03/00, un ave de segundo año el 06/05/92, otro joven el 10/04/095, adulto el 29-02-96, otro ejemplar el 01/03/97, un inmaduro el 14/11/00.
- Picos de Europa: un posible adulto el 17/04/95, un ejemplar del año o inmaduro el 22/08/96
- Tarragona: un ejemplar el 07/01/95, un joven el 27/03/97
- Murcia: adulto el 25/08/97
- Málaga: un joven el 24/09/00

El hecho de mirar archivos más viejos es para ver datos en años donde menos Unidades Reproductoras había localizadas y por lo tanto menos territorios ocupados o mejor dicho más disponibles. Con el tiempo se ha visto que la especie ha decidido buscar territorios relativamente cercanos a otras parejas y dentro de la zona pirenaica en lugar de “probar” fuera de ella.

lunes, 9 de febrero de 2009

Siguiendo el curso del río Matarraña / Beceite (Teruel)

video

Quizás nunca la palabra "Natural" ha estado tan bien definida como el lugar donde nace el Matarraña, un río de increible agua limpia y pura. El Parrizal es ante todo un lugar mágico, donde se entrelazan claramente las diferentes culturas que han ido existiendo desde los primeros pobladores. A lo largo del curso del río es fácil de observar restos de pinturas rupestres o cuevas que han permanecido hasta nuestros días. El desarrollo industrial también ha dejado unas pequeñas muestras, como los restos de antiguas minas de carbón o el apeadero del “pla de la mina” lugar hasta donde se puede llegar en coche. Desde este lugar hasta el nacimiento del río hay que realizarlo a pie, siendo un camino sin escasa dificultad, al estar bien señalizado y bastante cuidado todo el trayecto. El Parrizal, o Parrisal, tendría que ser un lugar obligado para visitar para todo aquel que se considere amante de la Naturaleza, personalmente fue una verdadera y muy grata sorpresa y donde poco tiene que envidiar a mi querido Pirineo. Posee grandes rocas que cobijan a grandes alados como Buitres Leonados, Águilas y Falconiformes, unido a una copiosa masa forestal que sirven de refugio a un nutrido número de mamíferos entre los que destacaríamos a la Cabra montesa.
Se nota la conciencia del agua de los habitantes de esa zona, y a pesar de brotar agua de cualquier rincón toda ella está limpia, y sin resto alguno de contaminación. A su paso por Beceite se vuelve más caudaloso, pero sin dejar para nada su pureza. Los dos pequeños vídeos, aunque realizados con el móvil, no dejan indiferente a nadie….al menos a los que tenemos medio corazoncito con el medio natural. Tuvo la suerte este retorcido servidor , más parecido a uno de esos olivos que hay en esa zona, poder compartir esta grata experiencia con la inmejorable compañía de buenos amigos: Gracias Carmen, Rocío, Antonio y Luis (sin vosotros todo habría sido superficial)

video

domingo, 8 de febrero de 2009

La mirada de la Urraca (Pica pica)

La Urraca (Pica pica) o picaraza como normalmente se le llama es muy común y residente. Principalmente en zonas bajas, con vegetación dispersa, Es muy común en zonas habitadas.
Es un ave inconfundible por su larga cola escalonada. Los machos son de un tamaño un poco mayor que las hembras y poseen la cola también más larga. Vigila atentamente a sus enemigos a los que les realiza fuertes graznidos de alarma. Son, al igual que las otras especies de córvidos, muy agresivos con los intrusos cuando se acercan por sus lugares de cría, aunque sean enemigos más fuertes. Permanece con su pareja durante toda su vida. Forma un nido techado redondo u ovalado de palos y con una gran entrada lateral. Cada año ocupa el mismo emplazamiento por lo que en el cúmulo de los años su tamaño va ganando en grosor (en la base principalmente). Suele dormir en grandes colonias, especialmente la época otoñal e invernal. Aunque su alimentación es muy variada, basada en pequeños vertebrados, invertebrados y planta, en ocasiones se alimenta de huevos de otras aves. Aves consideradas como ladronas y con mala fama, tanto en el sentido mítico, como en la depredaciones agrícolas. Su costumbre de apropiarse de objetos brillantes o de colores vivos todavía ha hecho que su mala fama aumente. Hasta hace unos años no era extraño encontrarse cerca de algún sembrado o granja colgado algún ejemplar en plan de alarma o “espantapájaros” a otras aves. La puesta suele ser de 6 huevos.
Hacía bastante tiempo que iba detrás de una foto parecida ya que me resultaba complicado plasmar con algo de calidad su mirada. Teniendo unos ojos tan oscuros, en una cara tan negra, es increíblemente complicado dicha empresa, por lo que me puedo dar por satisfecho, aunque es de suponer que se mejore con el tiempo.

sábado, 7 de febrero de 2009

La Caza en Barraca o liga o visco

Parece ser que los tordos (Zorzal charlo, común, alirrojo..) van asociados últimamente a nuestra salud. Si hace unos años con la catástrofe producida en chernobyl se prohibió su caza, marcaje científico y cualquier contacto físico con ellos para evitar posibles radiaciones, hace un par de años se recomendó igualmente un cuidado especial por ser posible portador de la fiebre aviar, no directamente por el ave, sino por que pudieran estar en contacto con aves infectadas. He de recordar que la gran mayoría de estas aves llegan a nuestra tierra de los países del Este en sus ciclos migratorios.
Ave considerada de caza, y su regulación viene determinada por la ley de caza. En la Mesa de las Cortes, en sesión celebrada el día 17 de diciembre de 1999, se admitió a trámite la Proposición no de Ley núm. 88/99-V, presentada por el G.P. Popular, sobre la caza de zorzales en barraca, de la que no sé a ciencia cierta si terminó por aprobarse debido a las continuas protestas de todo el colectivo conservacionista. Hay que destacar que la captura con liga está explícitamente prohibida por la normativa comunitaria y es ilegal en todos los países de la Unión Europea salvo en Francia.
Las barracas son unos recintos preparados entre varias carrascas situados en los puntos más elevados de los cerros por donde tienen la costumbre de pasar los zorzales. Su funcionamiento consiste en colocar unas pequeñas ramas untadas de liga o visco y atraer a los tordos hacia esos lugares. Una vez que se posa el zorzal y se les "pega" las alas cae al interior donde es atrapado.
Lógicamente estoy en contra de esta práctica.

viernes, 6 de febrero de 2009

Halcón peregrino (Falco peregrinus)

El Halcón peregrino (Falco peregrinus) habita en zonas abiertas, acantilados, en inviernos llega cercano a la costa marina, en alta montaña puede llegar hasta los 2.800m de altitud.
Anida en acantilados, y especialmente en nidos abandonados, según parece sus grandes dotes cazadoras le ha restado habilidad para la construcción e incluso podría decirse que no sabe realizarlos, aunque seguramente su genética le ha hecho aprovechar siempre nidos viejos y utilizar el tiempo en otras funciones de sus ciclos vitales.
Vuelo veloz, con unos característicos aleteos poco profundos pero potentes y muy rápidos. Alas puntiagudas y bastante anchas para su tamaño. Es impresionante verlo en picados vertiginosos sobre sus presas desde gran altura con las alas plegadas. Los picados son en un ángulo superior a 45º, llegando incluso a la vertical. Dicen que es la especie más veloz del planeta pudiendo llegar hasta los 320 km/h cuando se lanza sobre su presa. Mata a las presas agarrándolas fuertemente con las garras para inmovilizarlas y usando hábilmente el pico. Tienen la particularidad de comer piedras pequeñas, que le sirven tanto para la nutrición como para la digestión muscular.
Cuenta una leyenda que Gengis Kan salió un día de caza con parte de su séquito, todos con arco y flechas menos él con su Halcón favorito que era capaz de cazar y ser más certero que cualquier afilada flecha. El día transcurrió sin toparse con ninguna presa, así que ante su desesperación regresaron al campamento. Horas después decidió regresar a cazar sólo, pero el tiempo transcurría con el mismo resultado y con un tremendo cansancio acumulado por su largo día y por el calor sofocante del verano. Llego a un pequeño riachuelo del que escasamente salía un hilillo de agua. Sacó una copa que siempre llevaba consigo, la lleno hasta la mitad y al ir a beber el Halcón se abalanzó sobre la copa y la derramó. Aturdido y desconcertado por la acción de su Halcón decidió volverla a llenar y al ir a beber el ave le volvió a tirar la copa al suelo. Gengis enfurecido y sediento amenazó mentalmente al ave con matarlo si volvía a repetir su acción, aunque fuera su preferido. Por tercera vez sucedió lo mismo, pero en esta ocasión al derramar la copa el filo de una espada le atravesó el pecho. En ese momento el hilillo de agua dejó de fluir, pero al ser tan grande el deseo de beber Gengis decidió subir por su curso hasta encontrar algún brote de agua. Al poco de subir descubrió una pequeña poza y en su interior una serpiente venenosa muerta que le hubiera causado la muerte de haber bebido esa agua y se dio cuenta que el Halcón le salvó la vida. Al regresar al campamento hizo construir una replica del Halcón en plata y en cada ala gravó “Incluso cuando un amigo hace algo que no te gusta, continúa siendo tu amigo" y en la otra: "Cualquier acción movida por la furia es una acción condenada al fracaso".

miércoles, 4 de febrero de 2009

El legado de David Gómez

Nunca nos daremos cuenta de todo lo que nos dejó David Gómez. Son de esas personas que marcan un antes y un después y se demuestra con cada artículo o cada estudio que realizaba. Releyendo este pequeño tesoro que poseo de uno de sus escritos te das cuenta de lo avanzado de sus investigaciones, siendo además supercontrastadas al realizarse con miles de horas de campo. Un gran amor a esta querida especie, el pájaro de barro como le denominaba y sobretodo un gran respeto a ella de la cual siempre prevalecía su conservación y por la que tanto luchó. Siempre he recogido información escrita de los Quebrantahuesos, además de artículos destacados de algunas otras especies. De entre todas destacaría este pequeño artículo publicado en una publicación de Heraldo de Aragón hace más de 20 años y en la que a pesar de su manoseo y de ser releído mil veces siempre parece que es la primera vez que pasa por mis manos. Hoy en día tendría guardado hasta las comas, cosa que en el momento de archivarla, hace tanto tiempo, sólo me interesaron algunos fragmentos, la juventud tiene esas cosas. He dejado la resolución de las fotos un pelín más altas de lo normal por si alguien quiere conservarlas. Decir que cómo se puede ver el artículo está firmado por David Gómez y por Lourdes Mairal

lunes, 2 de febrero de 2009

Otra preciosidad en grave peligro: El Águila perdicera (Hieraaetus fasciatus)

Después del Quebrantahuesos (Gypaetus barbatus) se pudiera considerar al Águila Perdicera (Hieraaetus fasciatus) la segunda rapaz aragonesa en mayor peligro de extinción, y por lo tanto su control, seguimiento y conservación está siendo igualmente muy minuciosa por parte del Gobierno de Aragón. Según los datos anuales de parejas/exito reproductor en nuestra comunidad no habría dudas en considerarla incluso por encima. En el ámbito Nacional su mayor población se situaría entre Cataluña (unas 66 parejas), Castilla la Mancha (rondado las 80 parejas), Extremadura (sobre las 95 parejas), la Comunidad Valenciana (cercanas a las 110 parejas) y sobre todo en el territorio Andaluz (con números cercanos a las 350 Unidades Reproductoras). El resto del Territorio español con unidades reproductoras dispersas: 1 Unidad Reproductora en el País Vasco, 3 en la Comunidad Madrileña, 3 en Navarra, 5 en la Rioja, 17 en Castilla León, 20 en Murcia y nuestras 30 parejas Aragonesas. Todos los datos anteriores son del 2003, y en ese año no estuvieron presentes si en Asturias, Cantabria y ni en Galicia.
Ha sido un ave igualmente perseguida, y a la que tanto el tendido eléctrico, como el uso indiscriminado de venenos le ha afectado en demasía. El ejemplar de la foto, por ejemplo, está siendo cuidado en el albergue de Aves del Ecomuseo de Aínsa después de recibir un disparo en uno de sus ojos (por sensibilidad sólo fui capaz de fotografiarle por su perfil bueno).
Esta precisa ave se alimenta de animales de tamaño medio, como perdiz o conejos. La disminución de estás presas ha supuesto un cambio repentino de la dieta diaria y ya no es extraño verla alimentarse de roedores, ardillas, palomas, córvidos e incluso lagartos. Las hembras alcanzan la madurez sexual entre los 2 y los 4 años y los machos pueden incluso llegar a los 5 años. Realizan la puesta entre enero y mitad de marzo y lo habitual es que sean dos huevos por puesta. Incubación realizada principalmente por la hembra (cercanos a los 40 días); el pollo permanece en el nido un poco menos de 70 días.

domingo, 1 de febrero de 2009

El presumido Petirrojo (Erhitacus rubecula)

El Petirrojo (Erhitacus rubecula) es una de esas especies que mejor se han adaptado a la civilización y es quizás el ave insectívora más común en cualquier zona verde de las grandes ciudades. Este acercamiento a la humanidad les ha otorgado un gran cobijo y alimentación en los días de frío invierno. A pesar de este acercamiento también es muy común en cualquier ecosistema, no resultando extraña la observación en cotas alta de montaña.
Tamaño parecido a un Gorrión (Passer domesticus) de unos 14 cm pero de forma más frágil y con el pico más largo y fino. Se alimenta principalemente de insectos, orugas, lombrices… en invierno también de bayas y semillas.
En muchas civilizaciones el Petirrojo ha sido considerado un ave sagrada y de ella han nacido numerosas historias. En la cristiandad es venerada por quitarle una espina al Cristo crucificado. Cuenta esta curiosa leyenda que Dios quiso crear un ave con un gran colorido para que no fuera comparado con ninguna otra. El carácter del ave cambió y su coquetería y presunción le ocasionó la furia de Dios al que llamó Petirrojo y lo cubrió todo su plumaje de un apagado color gris. Todo ruego y perdón que el Petirrojo suplicó no surcó efecto y Dios cumplió su palabra y consumó el castigo. Muchos años pasaron para la especie conllevando el castigo impuesto. Un día uno de los pollos le preguntó a uno de sus padres el motivo de por qué se llamaban Petirrojos y sin embargo sus plumajes eran completamente grises, cuando escuchó la historia de que Dios les castigó por ser tan presumidos, él se dijo que si llegara a hablar con el Señor igual algún día les perdonaría. Los días pasaron para este pollito y en uno de sus revoloteos observó un hombre crucificado en una cruz con una dolorosa corona de espinas en la cabeza, se acercó y le quitó una de ellas salpicándole una gota de sangre en el pecho y la cara que se volvieron de un color rojo intenso que ya no se le fue. Sus posteriores crías nacieron igual y así son como las vemos hoy en día.