Seguidores

martes, 13 de enero de 2009

Visita al Hotel Buitre Palace en el Mas de Buñol en diciembre 2008

Es muy gratificante poder disfrutar, desde el recién estrenado observatorio, la increíble experiencia que nos dan José Ramón Moragrega y su mujer Loly en su “Hotel Buitre Palace” en el Mas de Buñol / Valderrobles-Beceite (TE). La visión completa de la zona garantiza un descanso a la vista y donde el espectáculo de su aporte diario de comida a los hambrientos Buitres leonados (Gyps fulvus) es primoroso. Dos carretilladas de conejos (recogidos de las bajas sufridas en las granjas de la región) sirven, según nos cuentan, para dar una ración de más o menos dos kilos de comida por ejemplar.
Es difícil elegir unas fotos que puedan definir lo que uno siente, y yo puedo asegurar que no hay imagen posible que pueda plasmarlo, por lo que la mejor recomendación que puedo hacer es la de acercarse a verlo en persona. Un poco más abajo en la sección “enlaces” hay dos de ellos direccionados a sendas páginas web del Mas de Buñol. La visita a la zona del Matarraña no resultará para nada desaprovechada ya que hay mil encantos donde acercarse a ver y de los que en posteriores días iré introduciendo algún apunte.
Volviendo al aporte que pude observar en compañía de mis amigos Carmen, Rocío, Antonio y Luis destacar la presencia de dos gatos que sin miedo a los Buitres se entremezclaban con ellos y a la llegada de otros dos zorros (Vulpes vulpes) que amenizaron todavía más la mañana. El reposo de los buitres al sol nos garantizó una visión más cercana de los mismos y donde pudimos ver sus maravillosos portes hasta que la llegada de un tercer y enfermo Zorro, todo pelado que asustó a toda la tropa haciendolos huir hacia las rocas y árboles cercanos mientras el pobrecillo zorrillo se alimentaba de los restos que quedaban.
Agradecer muy mucho tanto a José Ramón como a Loly de la mañana y en la que tan desinteresadamente nos hicieron compartir todas sus experiencias, sinsabores y éxitos conseguidos. Es complicado hoy en día encontrar gente tan luchadora a los que les importa tanto la CONSERVACIÓN. Darles igualmente la enhorabuena por el increíble observatorio y darles todos los ánimos que dispongo para que sigan adelante con más fuerza si cabe.
Finalmente comentar que entre los 80 buitres que más o menos bajaron a comer (hay días que llegan a más de 200) se encontraba uno con una anilla de PVC marcada con un 3X2.

No hay comentarios: