Seguidores

sábado, 13 de diciembre de 2008

Buitre leonado (Gyps fulvus) ¿Macho o Hembra?

El disformismo sexual en los Buitres leonados (Gyps fulvus) es tan pequeña que resulta casi imposible la diferenciación en el campo. Si le añadimos esta dificultad en ejemplares inmaduros o pollos la apreciación resulta casi imposible. En aves adultas se puede tomar como referencia esta serie de puntos que pudieran dar una ligera posibilidad de acierto, aunque a mi modo de ver toda anotación debería ser tomada como supuesta:
- Según “The Raptors of Europe and The Middle East A Handbllk of Frield Indentification” los sexos son muy similares en plumaje, siendo las diferencias de tamaño muy ligeras. Parece indicar que el tamaño corporal es mayor en los machos, aunque como se ve en el siguiente punto parezca demostrado que las hembras posean un tamaño alar superior.
- Hay que ser muy prudentes en cuanto a la longitud alar en los buitres por el tremendo desgaste que sufren algunos ejemplares que pudieran dar lugar al indeseable error. A pesar de este inconveniente en aves adultas el tamaño de las alas en las hembras es algo mayor dentro de estos parámetros diferenciadores tan pequeños. Según datos de Javier Blasco los Machos con ala menor de 720 y en las hembras de 755 mm; según la publicación de Gianni Ravazzi en "el gran libro de las rapaces diurnas" los machos tienen entre 685 a 750 mm y las hembras de 696 a 775 mm.
- En los machos en vuelo la pluma alula pasa casi inapreciable dando la sensación de ser más redondeadas, en las hembras se puede llegar a apreciar en bastantes ejemplares las 8 primarias/remeras de manera perfecta, aunque como siempre nos tomaremos todas las prudencias posibles.
- Da la impresión que en los machos la cabeza es más grande a consecuencia de tener la configuración craneal más redondeada, dando en las hembras un aspecto angulada o alargada.
- Tenemos bastantes poblaciones de buitres con problemas de hambre por la falta de alimento recomendablemente saludable lo que aumenta mucho la dificultad de diferenciación al acortar estas minúsculas diferencias sexuales.
- Aunque en ejemplares en mano la medida del ala pueda resultar un procedimiento acertado parece claro que sin un análisis analítico es difícil establecer con seguridad una distinción segura.

No hay comentarios: