Seguidores

martes, 11 de noviembre de 2008

Rarezas: Culebra de Esculapio (Elaphe longissima)



Me ha llamado mucho la atención que repasando las citas más antiguas contrastadas aparece una en Embún Valle de Echo reseñada por un Guarda Forestal en 1990. Este mismo forestal citó otra presencia en la Sierra de Guara en la zona de San Cosme en 1992. Algunas otras citas dadas como certeras que poseo son: 1974 primera cita en Nocito. En 1978 fue observada por la zona del pantano de Vadiello. En 1982 en el basurero de Fago. En 1986 en la zona del Rodellar, las dos nombradas observaciones en 1990 y en 1992 por el Guarda Forestal. En octubre de 1997 hay una nueva cita en uno de los barrancos del Rodellar en la Sierra de Guara. Hace pocos años se hizo algunos minuciosos censos por Guara y creo recordar que sólo pudieron localizar a dos ejemplares. Hay otras citas como "posibles" como la de los leñadores de la Selva de Oza que cuentan de observaciones de grandes culebras verdes y muy fuertes.
El ejemplar de la foto la fotografié en la zona de Vadiello (Sierra de Guara-HU) en abril de este año 2008. Dicen que son agresivas cuando se les provoca, aunque su mordico es sin mucha presión y totalmente inofensivo para el hombre. Es mala nadadora pero trepa con facilidad. Preferentemente en hábitat pedregosos con abundate vegetación.
A continuación copio el motivo por lo que a esta culebra lleva este nombre y porque está dentro del simbolo de la medicina: "La culebra, la Elaphe longissima, cuya cabeza mira hacia la izquierda y está enroscada en una vara fina; una rama de laurel y otra de roble. Estos son los elementos del símbolo de la medicina, también denominado bastón de Esculapio que apareció en el siglo IX a.C. Cuenta la leyenda que el médico griego Esculapio estaba en casa de Glauco, quien se hallaba al borde de la muerte. En ese momento, apareció una serpiente y Esculapio la mató con su bastón. De repente, otra culebra entró en el dormitorio llevando en su boca unas hierbas con las que revivió al reptil que estaba muerto ofreciéndoselas en la boca. El médico administró entonces esas mismas hierbas al enfermo, que sanó. Esculapio fue un personaje real, un médico importante y respetado que vivió en Tesalia. Después de su muerte fue inmortalizado, se inició la leyenda y fue venerado. Se le representa como un hombre de edad, barbudo y con una larga cabellera recogida con una diadema"

No hay comentarios: