Seguidores

lunes, 10 de noviembre de 2008

Lución (Anguis fragilis)



Aunque todo hace indicar que se trata de una culebra no es más que un lagarto sin patas de cuerpo cilíndrico. Puede llegar hasta los 50 cm, aunque yo no he podido ver ninguno por encima de 30 cm. Cuerpo cubierto de pequeñas escamas. A diferencia de las serpientes tiene párpados móviles, permitiéndole cerrar los ojos. Posee a cada lado de la cabeza dos pequeños conductos auditivos. Se dice que puede llegar a vivir por encima de los 50 años en cautividad y por encima de los 40 en libertad. Le gustan los terrenos húmedos y de vegetación herbácea y va variando de zona para mantener una temperatura corporal adecuada (entre 15º y los 25º). Hiberna en los meses de más frío. El Lución al igual que las lagartijas tiene la fisonomía de poder desprenderse de su cola, es una defensa ante cualquier ataque de depredadores. Una vez desprendida sigue en movimiento durante un instante. El apéndice desprendido le vuelve a crecer relativamente rápido pero nunca llega a su tamaño original.
Muy interesante todo lo dicho pero este lución en particular debía de tener mucho frío porque estaba al sol y en terreno arenoso…

No hay comentarios: