Seguidores

jueves, 27 de noviembre de 2008

El Musgo: Cuando al suelo le apetece escalar


Plantas muy simples que no poseen ni vasos conductores, ni flores, ni frutos. Vive en lugares muy húmedos y es el primer organismo en crecer sobre roca, formando una capa de sustrato que permite el arraigamiento de otras especies.
Forma una tupida alfombra en el suelo pero es capaz de crecer igualmente en otras superficies como en árboles o rocas.
Almacenan bien la humedad, así como la sujeción del piso, siendo por lo tanto buen defensor de la erosión.
Tiene el mito de ser la alegoría de amor maternal porque agarra y protege al mismo tiempo a la roca.
Dice una leyenda que los bejeranos rinden culto al musgo por ser el arma principal para la reconquista de su ciudad que estaba en posesión árabe. Por lo visto, varios guerreros cristianos se disfrazaron con musgo y ramaje del monte cercano y con la táctica del camuflaje pudieron llegar hasta las puertas de la ciudad. Los centinelas al ser sorprendidos cuando abrieron las puertas huyeron al pensar en que eran seres sobrenaturales. Cuando se dieron cuenta de su error ya era demasiado tarde pudiendo los cristianos reconquistar la ciudad para Alfonso VIII de Castilla.
Alguna leyenda asocia al musgo como parte del Belén por ser considerada como hierba que deja pisarse por toda clase de pies, sin importar su clase o posición.

No hay comentarios: