Seguidores

jueves, 13 de noviembre de 2008

Chotacabras gris (Caprimulgus europaeus)

Esta tranquila ave está rodeada de numerosas fábulas y leyendas que nada tienen que ver con su comportamiento. Ave migratoria que regresa a nuestras tierras en los meses de abril/mayo y permanece con nosotros hasta finales del verano. Se alimenta de insectos que captura al vuelo gracias a su gran capacidad bucal (abertura de pico), para facilitar estas capturas posee unos pelos en formas de cerdas en las comisuras muy flexibles en dirección al interior de la boca y duras en la dirección contraría, garantizando un seguro de caza. En una clase de naturales en mi época de estudiante nos trajo el profesor un ejemplar que había encontrado muerto en la carretera. Me pareció además de un ave increíble algo frágil con un plumaje suave y pomposo dando al ejemplar una forma más gruesa de lo que en realidad era. Verle el pico y su interior es espeluznante y no es de extrañar cualquier macabra leyenda. El nombre de chotacabras le viene de que se decía que éste ave chupaba las ubres de las cabras para alimentarse de su leche, seguramente debido a su costumbre de alimentarse de la gran cantidad de insectos que normalmente hay cerca del ganado. También está asociado a leyendas negras acompañados de otras rapaces nocturnas. La leyenda más sinistra que he oído/leído ha sido que en el lugar donde se reúnen los chotacabras pronto habrá una muerte.En la Biblia hay alguna pequeña referencia a esta ave como una especie de vampiro mítico, aunque según historiadores está relacionado con la primera mujer de Adán Lilith. Hasta en una carta del año 1854 del jefe indio Seattle a Franklin Pierce (presidente de los EEUU) hace una pequeña reseña al Chotacabras, copio uno de los párrafos “Pero quizás también esto debe ser porque soy un salvaje que no comprende nada. El ruido parece insultar nuestros oídos. Y, después de todo ¿para qué sirve la vida si el hombre no puede escuchar el grito solitario del chotacabras ni las discusiones nocturnas de las ranas al borde de un estanque? Soy un piel roja y nada entiendo. Nosotros preferimos el suave susurro del viento sobre la superficie de un estanque, así como el olor de ese mismo viento purificado por la lluvia del mediodía o perfumado con aromas de pinos. El aire tiene un valor inestimable para el piel roja ya que todos los seres comparten un mismo aliento - la bestia, el árbol, el hombre, todos respiramos el mismo aire”.

No hay comentarios: